dissabte, de març 09, 2013

La Mirada de Roman Vishniac

Roman Vishniac retratado por Philippe Halsman, Nueva York, 1967

La Mirada de Roman Vishniac (19 de agosto de 1897 en Pavlovsk - 22 de enero de 1990 en Nueva York) es la mirada de su propia vida. La vida de un judío de origen ruso que documentó las condiciones de vida de los suyos, primero en el este de Europa, después bajo la Alemania Nazi y finalmente en la diáspora que siguió a la segunda Guerra Mundial durante la posguerra en U.S.A, lugar donde sería reportero y retratista.

1933, Mara, hija de Vishniac, delante de un cartel electoral de Hindenburg y Hitler, "El mariscal y la lucha corporal con nosotros por la paz y la igualdad de derechos", Wilmersdorf, Berlin


1935, Muchacho entre la leña en el sótano de su vivienda, Krochmalna Street, Varsovia

1935, Niñas

"These are the faces of children I embraced and kissed and loved. I cannot imagine that they are dead, that none would survive... A million and a half children among the six million... But this I knew... I wanted to save their faces, not their ashes."

Testament to a Lost People

1935, tropas Nazis marchando cerca del Arsenal, en frente de la Catedral de Berlín.

1935-36, Calle de Berlín con la esvástica al fondo

1935-38, Hombre comprando arenques, envueltos en papel de periódico, para una comida de Shabat

1935-38, Chaim Simcha Mechlowitz, agricultor y curtidor, Vysni Apsa

1935-38, escolares, Mukacevo

1935-38, abuelo y nieta, Varsovia

1935-38, chicos y libros

"The Jews of the shtetls that Tolstoy remembered were saints... the people I photographed were saints. So now, in 1983, I tell the world: When you learn about Goethe, don't forget to study the Holocaust, too"

Testament to a Lost People


1935-38, Niña regresando de la tienda con una olla de sopa y una botella de leche

1935-38, Un anciano de la aldea, Vysni Apsa

1937-38, Padre llevando a su hijo al primer día de cheder (escuela primaria judía), Mukacevo

1938, vendedores callejeros, Varsovia

El trabajo fotográfico de Roman Vishniac es la memoria de un mundo que fue fulminado de forma tan catastrófica como vil y cruel.

1937, Entrada al Gueto, Cracovia

1941, Marc Chagall

1947, Esperando los paquetes en el AJDC, Campo de personas desplazadas de Schlachtensee, Zehlendorf, Berlin

1951, Albert Einstein

+ Información:

http://vishniac.icp.org/
http://www.icp.org/museum/exhibitions/roman-vishniac-rediscovered
http://www.nytimes.com / A Closer Reading of Roman Vishniac
http://en.wikipedia.org/wiki/Roman_Vishniac

13 comentaris:

Xim ha dit...

Muy buenas imágenes, como de costumbre, mis favoritas en especial son dos: la de las dos niñas y la entrada al ghetto bajo la lluvia...

SaLu2

senses and nonsenses ha dit...

después de leer que quería conservar sus caras, no sus cenizas, aún es más brutal el impacto de estas fotografías. la entrada al Gueto es terrorífica.

Galderich ha dit...

Desconocía el fotógrafo. Muy buena entrada y excelentes fotografías de un mundo que sucumbió de la noche al día.

Ferran ha dit...

M'apassionen els retrats, Javier, podria estar-me hores mirant-ne. Són bocins de vida, gent que va néixer, va viure i va marxar, i pel camí va gaudir, va patir, va celebrar, plorar, desitjar i aconseguir... Un dia, nosaltres també serem un retrat i de nosaltres també algú dirà les mateixes coses.

Vida, la vida.

tecla ha dit...

Tierno, conmovedor y terrible a la vez, Javier.
Espeluznante. Me han entrado escalofríos.

David Hornero ha dit...

Belleza que mueve a la tristeza. Tremendas. Gracias por traernoslo. Un abrazo.

Enric H. March ha dit...

Per qüestions que ara no vénen al cas, em commouen les imatges dels shtetls de l'est d'Europa, un nón, com diu en Galderich, esborrat del mapa juntament amb els milions d'ànimes que els habitaven.

Vishniac va tenir la desgràcia de veure aquest món desaparèixer davant dels seus ulls i nosaltres tenim la sort de veure-ho a través del seu objectiu.

Gràcies per recuperar-lo. No té preu.

Uno ha dit...

Me impresionan los lugares que he conocido en Berlín y en Cracovia. Magnífico material.

Alfonso Fuentes ha dit...

Gracias Javier. Menos mal que tenemos el mundo virtual en esta temporada tremenda !!!

MM de planetamurciano ha dit...

Imaginar que de todos los que aparecen en las fotos, es posible que solo un 55 estuviera vivo despues de la segunda guerra mundial, pone los pelos como escarpias.
Nunca imaginé a Marc Chagall así...Es la primera vez que veo una foto suya y reconozco que lo primero que he pensao ha sido...¡¡Que dientes!!

Florestán ha dit...

Duras fotografías, de un pasado reciente que muchos olvidan.

Desde un viaje a Polonia, donde visité Cracovia y el campo de Auschwitz, al ver este tipo de fotografías, siento un tristeza inmensa. Esa visita me marcó para el resto de mi vida.
Saludos

Joaquinitopez ha dit...

Sobrecogedor, esa mirada sobre un mundo a punto de ser prácticamente exterminado como si lo estuviera preservando para que algo quedara de él.
Un abrazo

Xavier ha dit...

Es d’aquell tipus de mirades que un voldria poder tenir.