sábado, julio 02, 2022

Louis-Léopold Boilly (1761-1845) Crónicas Parisinas

 
Louis-Léopold Boilly, 
Autoportrait en Jean qui rit, entre 1808-1810. 
Colección particular
 
Oh ! errer dans Paris ! adorable et délicieuse existence ! Flâner est une science, c’est la gastronomie de l’œil. Se promener, c’est végéter ; flâner c’est vivre. […] Flâner, c’est jouir, c’est recueillir des traits d’esprit, c’est admirer de sublimes tableaux de malheur, d’amour, de joie, des portraits gracieux ou grotesques ; c’est plonger ses regards au fond de mille existences […]. 
 
Honoré de Balzac, Physiologie du mariage, 1829 
 
Louis-Léopold Boilly
Deux jeunes amies qui s’embrassent, c. 1789-1793. 
Londres, The Ramsbury Manor Foundation

Louis-Léopold Boilly 
Le Doux réveil, c. 1789-1793. 
Paris, Musée Cognacq-Jay

Louis-Léopold Boilly 
Autoportrait en sans-culotte, c. 1793
Colección Particular

Louis-Léopold Boilly  
L'Indiscret Libertin, entre 1795 y 1800, 
Paris, Musée Cognacq-Jay

Louis-Léopold Boilly 
La Marche incroyable, c. 1797
Colección Privada

Louis-Léopold Boilly
Réunion d'artistes dans l'atelier d'Isabey, c. 1798. 
Musée du Louvre

Louis-Léopold Boilly
Le descente d'escalier, c. 1800
Paris, Musée Cognacq-Jay
 
Artista virtuoso, prolífico e inclasificable, Louis-Léopold Boilly (1761-1845) es el brillante testigo de un panorama parisino cambiante. Con su obra se convierte en el retratista de los parisinos, el pintor de la vida urbana, el inventor del llamativo trampantojo y en el autor de mordaces caricaturas. Originario del norte de Francia, Boilly se dispuso a conquistar la capital a la edad de 24 años, en 1785, nunca volvería a abandonarla. Poco interesado en la gran historia de París, se sentirá fascinado por la modernidad de la ciudad, su efervescencia y sus espectáculos. Boilly, se convertirá en el cronista de la cotidianidad, trazando un retrato íntimo de toda una época. 
 
Louis-Léopold Boilly
Trompe l’oeil, c. 1800. 
Colección privada

Louis-Léopold Boilly
Le chat gourmand crevant la toile pour manger des harengs, c. 1800-1805
Paris, Collection Farida et Henri Seydoux 

Louis-Léopold Boilly
L'arrivée d'une diligence dans la cour des messageries, 1803. 
Musée du Louvre

Louis-Léopold Boilly
Vue intérieure du Panthéon avec figures, c. 1806-1819 o después de 1830. 
Paris, Musée Carnavalet

Louis-Léopold Boilly
Les Conscrits de 1807, c. 1808
Paris, Musée Carnavalet

Louis-Léopold Boilly  
Trompe-l’œil aux cartes et pièces de monnaie, c. 1808-1815
Lille, Palais des Beaux-Arts

Louis-Léopold Boilly
Le passage de la planche, c. 1810-1814
Musée du Louvre

Louis-Léopold Boilly
La Prison des Madelonnettes, c. 1815-1819. 
Paris, Musée Carnavalet
 
Escudriñará lugares y rostros. Destacando en el retrato de pequeño formato. Su gusto por la provocación le llevará a lanzar una mirada entre mordaz y divertida sobre sus conciudadanos que quedará plasmada en sus caricaturas. Así como su virtuosismo técnico, como si de un ilusionista se tratara, quedará demostrado en sus impagables Trompe-l'œil.
 
Louis-Léopold Boilly
Entrée du théâtre de l’Ambigu-Comique, à une représentation gratis, 1819. 
Paris, Musée du Louvre

Louis-Léopold Boilly
Distribution de vin et comestibles aux Champs-Elysées, à l'occasion de la fête du roi, 1822
Paris, Musée Carnavalet

Louis-Léopold Boilly
Les Grimaces, vers 1823

Louis-Léopold Boilly 
Après le souper, après 1830. 
Étienne Bréton, Saint-Honoré Art Consulting, Paris

Louis-Léopold Boilly
L'effet du mélodrame, c. 1830
Versailles, Musée Lambinet

Louis-Léopold Boilly
Une loge, un jour de spectacle gratuit, c. 1830
Versailles, Musée Lambinet

Louis-Léopold Boilly
Le Spectacle ambulant de Polichinelle, 1832
Wiltshire, The Ramsbury Manor Foundation 

Louis-Léopold Boilly
Scène du carnaval, 1832
Wiltshire, The Ramsbury Manor Foundation
 
 
+Información:
 

martes, junio 21, 2022

"El Cancionero de la Colombina de Sevilla"

 

Hoy gracias a la beca a investigadores y creadores culturales del BBVA podemos disfrutar de "El Cancionero de la Colombina de Sevilla", de la mano de Fahmi Alqhai y la formación sevillana Accademia del Piacere, el cual se ha conservado durante cinco siglos en la biblioteca del mismo nombre de su catedral sevillana. 
  
"[...]
Preservado gracias al celo bibliófilo del hijo de Cristóbal Colón, Hernando, que lo adquirió en 1534, fue manuscrito muy probablemente en la opulenta capilla del duque de Medina Sidonia, y es testimonio de la gran Sevilla de la era colombina, entonces capital comercial europea y a punto de convertirse en la puerta de América. El Cancionero Musical de la Colombina es una de las colecciones de polifonía más relevantes del siglo XV. Sus 95 piezas conforman el corpus polifónico más antiguo del repertorio español, siendo la mayoría obras profanas (salvo doce piezas religiosas, dos en francés, cuatro sin texto y una instrumental). El compositor predominante es Juan de Triana, aunque también contiene composiciones de otros autores de renombre como Johannes Cornago, Johannes de Urrede y Johannes Ockeghem. Los éxitos musicales del momento que debieron escuchar tanto los duques de Medina Sidonia como sus invitados están presentes en este cancionero.
[...]"
 
Fuente: Scherzo
 
+Información:
 

domingo, junio 12, 2022

Nicolás Muller: Viento del Norte

 
Nicolás Muller
País Vasco
 
El Título de esta entrada, "Nicolás Muller. Viento del Norte", es el mismo de la exposición que tuvo lugar en 2021 en el Museo de Bellas Artes de Oviedo, que sirvió de antesala a la inauguración en el Museo Barjola de Gijón de "Nicolás Muller. La mirada comprometida". Pero esto no significa que todas las fotografías aquí presentadas formasen parte de dicha exposición.
 
Nacido en Orosháza (Hungría) en 1913, Muller sufrió desde joven distintas agresiones xenófobas que lo obligaron a huir de su tierra natal a otros países: Austria, Italia, Francia, Portugal y Marruecos, hasta llegar a España.
 
Nicolás Muller se instala en España en 1947, y gracias a su amigo Fernando Vela, Muller descubrió Llanes para a continuación quedar fascinado con Asturias. La impresión que le causó la belleza de Asturias le llevó a, una vez jubilado, fijar aquí su residencia, muriendo en Llanes en el año 2000 .
 
Y es que Muller amaba, sin duda, Asturias. De hecho, llegó a afirmar que se sentía incapaz de plasmar su belleza. Esta circunstancia es el hilo conductor de esta exposición, titulada "Nicolás Muller. Viento Norte", y que, está conformada por las fotografías que realizó en el norte de España: Asturias, Galicia, Cantabria, País Vasco y Navarra.
 
Nicolás Muller
País Vasco
Pescadores, 1948

Nicolás Muller
País Vasco, 1966

Nicolás Muller
Navarra 

Nicolás Muller
Navarra
 
Nicolás Muller
Galicia
 
Nicolás Muller
Galicia 

Nicolás Muller
Ramón Menéndez Pidal, 1950
Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

Nicolás Muller
Pio Baroja, 1953

Nicolás Muller
Pio Baroja paseando por el Retiro, 1950
Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

Nicolás Muller
Gabriel Celaya, 1963
Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
 
Nicolás Muller
Concha Espina, 1950
Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

Nicolás Muller
Camilo José Cela, 1948
Museo Nacional, Centro de Arte Reina Sofía

Nicolás Muller
Cantabria

Nicolás Muller
Cantabria
Castro Urdiales, 1968

Nicolás Muller
Cantabria 

Nicolás Muller
Asturias

Nicolás Muller
Soledad. (Cudillero, Asturias) 1964
Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid

Nicolás Muller
Asturias
Mineros Pozo Figueredo años 60

Nicolás Muller
Fernando Vela
Museo del Pueblo de Asturias, Gijón

Nicolás Muller
Asturias
 
 Nicolás Muller
Asturias
 
 Nicolás Muller
Asturias 
 
Nicolás Muller
Asturias