divendres, de gener 08, 2010

El Trionf d'Eros


Els antics grecs no van ser res pudorosos en tots aquells temes que tractaven de l'amor i la luxúria, i ara una exposició a Atenes ens apropa a les pràctiques sexuals en l'antiguitat clàssica a través d'una col·lecció sense precedents d'obres d'art.

Eros (Ἔρως), Eros, el déu de l'amor va ser moltes coses: irresistible, bell, terrible, embogidor, despietat i agredolç. No hi havia cap tipus de gust, tendència o predilecció que fos suficientment extravagant com per no retre-li homenatge.


Nicholaos Stampolidis, director del Museu d'Art Ciclàdic, dóna algunes claus sobre l'exposició "Els grecs no eren res beats, la seva era una societat de gran tolerància i falta de culpa. Tenien el que jo anomeno l'equilibri".



Des de l'abraçada afectuosa fins al sexe en grup, l'amor va arribar en moltes formes. El Museu d'Art Ciclàdic d'Atenes exposa "Eros: De la Teogonia d'Hesíode a l'Antiguitat Tardana" (del 10 de desembre de 2009 al 5 d'abril de 2010) en el que sembla una invitació per a la dècada que comença. 280 peces de 50 museus de Grècia, Xipre, Itàlia i França, com el Louvre, ajuden a visualitzar i entendre un món de sexe, amor i luxúria entre els déus, els governants i els simples mortals del món antic, un mut que no sentia pudor ni temor de les seves passions.


Llums fàl·lics, cartes d'amor gravades en argila, i amulets de la sort que daten del S. VII aC fins al IV dC són només algunes de les coses que es podran veure en aquesta exposició. Una bona cura contra la beateria i el puritanisme imperant.

Tintinacle de bronze amb ales en forma d'un lleó amb campanes penjants (segle I dC)

L'exposició es divideix en nou seccions. Inspirades per les nou muses o deesses de la literatura i les arts, els amors i les noces de déus i herois, mortals, el naixement d'Eros, la seva educació per Afrodita, amors famosos, l'amor homoeròtic, la prostitució i els símbols eròtics .

18 comentaris:

Xavier ha dit...

ji,ji,ji, ja m'has passat per devant.

Bon cap de setmana

Justo ha dit...

Relaciono esta diversidad liberadora con la religión de aquella civilización, ese politeísmo tan humano y cercano.

El monoteísmo fue un tremendo paso atrás para la Humanidad, no me cabe duda, a muchísimos niveles, entre ellos el sexual.

¡Volvamos a Grecia! Estoy dispuesto hasta a tomar los votos de esa divina religión..

Carlos ha dit...

Ojalá algún día pueda hablarse de la Reconquista de Eros.

Muchas gracias, querido Pe-jota.

Ferran ha dit...

L'ocasió perfecta per tornar a Atenes! ;)

Bon cap de setmana.

Joaquinitopez ha dit...

Apasionante tema pero lamento discrepar en lo del puritanismo y mogigateria imperante en esta sociedad en la que todo se convierte en sexo: un coche, un calzoncillo, un racimo de uvas, todo es sexo. Las películas se hacen en relación a qué actores/actrices pueden atraer/calentar más a las quinceañeras y así sucesivamente. No, no hay puritanismo ni mogigatería lo que hay es una rentabilización del sexo, una doble moral que permite usarlo sólo para ganar pasta gansa incluso a niveles personales. Una sociedad en la que todo se sexualiza desacralizando (permiteme el término) lo que es el sexo, que lo convierte en una actividad despojada de lo que no sea mecánico, que se guía única y exclusivamente por los patrones sexuales de los medios no es mogigata ni puritana: está enferma de un modo terminal. Desde luego, nada de eso tiene que ver con Eros pero creo que esa revolución hay que hacerla de dentro del individuo hacia fuera, dejando al Eros personal brotar y cuestionar siempre el sexo-pseudo-erótico mediatizado y rentabilizado.
Ojalá viniera esa exposición a España.
Como siempre magnífico.
Un abrazo

Vulcano Lover ha dit...

Me traje de grecia este verano un magneto con una escena de esas para la nevera, para que no se me olviden estas cosas, jajaja

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

Fascinante Grecia pre-cristiana, la de siglos que nos ha costado recuperar ese equilibrio mínimamente, pero es imposible: ellos sí que eran civilizados.
Te voy comentando poco a poco, no te he abandonado, es que últimamente se me han juntado muchas cosas.
Petonets.

Joao Baptista ha dit...

AMOR I LOVE YOU

tecla ha dit...

Cómo me gustaría volver a los tiempos de la Gracia clásica, cuando nadie había ensuciado el sexo con pecados ni infiernos. Cuando el sexo era lo que realmente es: la causa de la Vida.
Limpio, hermoso, puro, fuente de felicidad y alegría.

Habría que coger a los culpables de semejante felonía y juzgarlos como merecen ser juzgados.
Como destructores de la belleza de la mejor obra de Dios.
Gracias P-Jota.

Desde hoy, te declaro Poeta del Conocimiento.

...Runagay ha dit...

Visto lo visto, quizás la exposición podría ser titulada mejor "El fracaso de Eros"...

Pilar ha dit...

Qué maravilla, y salir tan contenta de la exposición! Más eros y menos peros, pues sí, cambiaría el mundo bajo este y otros prismas tan optimizantes, que existen aunque no sean portadas en los periódicos. La educación podría cambiar muchísimo, y el mundo con ella, o al revés. ¡Por Eros siempre!

pon ha dit...

Joaquinitolopez lo ha explicado muy bien. Añadiría(no para enmendar la plana) que los símbolos fálicos en Grecia, Roma y muchas otras culturas tienen un significado de fertilidad, más que de goce sexual. Añadiría también que, pese a mi admiración y reverencia por la cultura clásica, personalmente no quisiera vivir en esa época. La vida cotidiana no tenía nada que ver con las decoraciones de las cráteras y las aventuras de los dioses.........y mucho menos siendo mujer. Idealizamos demasiado el mundo antiguo, tanto como demonizamos el mundo moderno. Nuestros queridos griegos no construyeron una sociedad perfecta de armonía y felicidad, ni el sexo era tan libre, ni se pasaban la vida inventando algoritmos y posturas sexuales. Eran simples seres humanos, que artísticamente llegaron a cotas altísimas, y que asentaron las bases de nuestra civilización, en matemáticas, ciencia, medicina...........con las aportaciones posteriores de todas las demás culturas que desarrollaron esas bases y las multiplicaron con sus propias aportaciones.
Eso sí, daría algo por conocer a Fidias.

Arguifonte ha dit...

Muy ilustrativo, sí señor!

ixilik ha dit...

Por que, preferiremos creer en dioses que nos producen temor, que en los qeu prometen placer?

Mery ha dit...

Es que esto del sentimiento de culpa y el recato mojigato nos vino con la cultura judeo-cristiana.
Se deberían volver los ojos a los clásicos en tantas cosas, que...

MMdeplanetamurciano ha dit...

La exposición es una de las mejores ke he visto en los madriles nunca, aunke se me hizo corta, y eso es una gran señal. Por cier; ke bien vivían los griegos sin cristanismo, oiga.

senses or nonsenses ha dit...

qué comentarios más interesantes!
no sé por qué, pero seguimos teniendo -por una cosa o por otra- el falo en la cabeza, desde los griegos. yo no puedo dejar de mirar el falo de bronce. yo quiero uno igual para mi cumpleaños...

un abrazo.

erva_cidreira ha dit...

senses or nonsenses:
¿Cuándo es tu cumpleaños?

Pues, hasta entonces puedes conformarte con algunas fotos más de la exposición aquí.

pe-jota:
Una vez mis agradecimientos.