dimarts, d’octubre 17, 2006

El Divino Leonardo

Autorretrato, 1515 -1516, Palacio Real de Turín

Enfrentarse a la figura de Leonardo Da Vinci, es tal vez encarar a uno de los mayores genios que ha producido el arte a lo largo de su historia, una personalidad poliédrica acompañada de unos extraordinarios conocimientos en todas las materias hacen de este hombre la figura emblemática del Renacimiento. Pintor, científico, inventor de diversas maquinarias y con una vida enmarcada en claroscuros. Hijo ilegitimo de un notario, Piero da Vinci y de una campesina, Leonardo nace el 15 de Abril de 1452, pronto será humillado por sus orígenes, denegándole el acceso a la universidad así como el acceso a una formación humanística, cosa que sin embargo no impedirá su desarrollo cultural debido a su afán por saber.
Rupturista y rebelde, preferirá la experimentación a terminar sus encargos, huirá de las formas clásicas de Quattrocento y buscará la realidad, sin obviar la fealdad, que podemos observar en muchos de sus dibujos, lo que llevará a considerarlo el primer caricaturista.
En su adolescencia entrará como alumno en el taller del escultor y pintor Andrea Verrochio, relacionado con la familia Medici, bajo cuya protección el joven Leonardo desarrollaría su talento. Su vida privada se desenvolverá en medio de una nebulosa, ya que a pesar de llevar un diario, este está escrito en clave, no obstante sabemos que carecía del más mínimo interés por las relaciones físicas procreativas y que se rodeó siempre de atractivos jóvenes, junto con su tendencia a reflejar la belleza masculina y el alto nivel de androginia que reflejan sus cuadros, tiende a asimilar los rasgos femeninos con los masculinos dando lugar a mujeres parecidas a hombres y hombres de rasgos femeninos, ha llevado a afirmar su tendencia homosexual.
Por otra parte en 1476 es acusado de forma anónima de sodomía con un joven de diecisiete años, aunque los cargos no fueron probados, aunque sí se tienen evidencias de sus relaciones primero con Giacomo de' Caprotti, apodado Salai y posteriormente con un joven noble Lombardo llamado Francesco Melzi.

Giacomo de' Caprotti, apodado Salai

Entre 1481 y 1499 desarrollará su obra en Milán bajo el patronazgo de Ludovico Sforza, a esta época pertenecen el "La adoración de los reyes magos ", obra inacabada, cosa que sería bastante abitual en él, por muchas medidas que se tomasen para evitarlo, y " La última cena " en el refectorio de Santa Maria delle Grazie, por desgracia el carácter experimental de Leonardo le llevó a ejecutar esta obra con materiales inapropiados, con lo cual al poco de terminarla empezó a degradarse, posteriormente los bombardeos de la segunda guerra mundial casi la destruyen, pero se salva milagrosamente, así que no me extraña la atención que ha despertado, sobre todo tras el éxito de Dan Brown y su "Código Da Vinci".

Adoración de los Reyes Magos, 1481 - 1482, Galería de los Uffizi, Florencia

La última cena, 1498, Convento de Santa Maria delle Grazie, Milán

De 1503 será tras su regreso a Florencia una de sus obras más emblemáticas y que más ríos de tinta ha echo correr " La Gioconda ", tal vez la sonrisa más enigmática de la historia de la pintura y en la que mejor se aprecia el efecto del sfumato, técnica mediante la cual se difuminan los contornos, generando una extraña sensación de espacio y profundidad. De esta misma época es otro cuadro inacabado "La Virgen con el niño y Santa Ana", motivo aceptar el cargo de ingeniero militar ofrecido por Cesar Borgia.

La Gioconda, 1502 - 1505, Museo del Louvre, París

Virgen con el niño, San Juan y Santa Ana, "Cartón de Burlington House", 1507 - 1508, The National Gallery, Londres

Pero el cuadro más raro será "Leda y el cisne" pintado tras "La Gioconda" será su único desnudo femenino.

Leda y el cisne, 1510 - 1515, Galería Borghese, Roma

En 1519 moriría en Francia, en el castillo de Ambois, no sin antes dejarnos su último cuadro "San Juan Bautista".

San Juan Bautista, 1513 -1516, Museo del Louvre, París

Curiosamente Salai, recibiría una importante herencia, la mitad de los viñedos del artista, mientras que Melzi será nombrado su principal heredero y albacea

El Hombre de Vitrubio, 1492, Galería de la Academia, Venecia

Pero de toda su obra la que más ha ejercido una fascinación especial sobre mi persona es un estudio anatómico " El hombre de Vitrubio " un simple estudio sobre las proporciones del cuerpo humano basado en las notas del arquitecto Vitrubio, refleja el nuebo canon de belleza y proporción en la que se busca la cuadratura del círculo, la forma perfecta de la evolución, ya que en este dibujo se representa no sólo un estudio del cuerpo si no su crecimiento, en nuestra infancia el centro esta en el ombligo, nexo de unión con nuestra madre que al crecer se trasladará a la zona genital.

La relación entre el lado del cuadrado y el radio del círculo es lo que se conoce como "La razón áurea" o de la divina proporción.



Todo conocimiento comienza por los sentimientos

8 comentaris:

Senses & Nonsenses ha dit...

interesantísimo post sobre leonardo, muy completo. un artista increíble, un sabio, del que aún sabemos muy poco.
un abrazo.

pon ha dit...

Más que escribía en clave, escribía al revés; o más bien al derecho porque era zurdo, así que escribiá de derecha a izquierda y con las letras igual, mirando a la izquierda. Por eso pensaban que eran claves, pero solo hay que ponerlo delante de un espejo.
Leonardo es uno de mis horizontes, inalcanzable por supuesto, pero qué cabeza, qué mano, qué inteligencia.
Estupendo post Pejota, como te lo curras hombre. Gracias.

JC ha dit...

Soy un patato en cultura, así que lo único que puedo decir del Leo es que cumplimos años el mismo día.

Besote, Pejota.

homo-sapiensis ha dit...

Tal vez sea ya un mito?..no lo se..pero, si que es un ideal para mi.. Pe-jota, como dice Pon... te lo curras mucho, es un placer leerte... eres toda una referencia. Un besote

Mar del Norte ha dit...

Gracias por la lección ...
1saludo

un-angel ha dit...

...muy completo y muy didactico, uno siempre a la caza del chulazo y en tu casa siempre salgo con algo interesante en la cabeza... bah, ya casi no echo de menos los machirulos, en serio, estoy reformado, he leido este post y no he echado de menos nada. Y cuando digo nada, quiero decir nada, jaja. Un abrazo.

nevermore! ha dit...

El hombre de Vitrubio me trae gratos recuerdos,

pe-jota ha dit...

Ante todo Leonardo es la máxima representación del renacimiento, es la figura que mejor refleja los valores de esta importantísima época de la humanidad y que tan vital será para nuestro desarrollo.