divendres, de febrer 28, 2014

"Las furias. De Tiziano a Rivera"



 1532, Michelangelo Buonarroti, El castigo de Ticio, Londres Royal Collection Trust

Si alguien tiene previsto acercarse por Madrid, el Museo del Prado presenta hasta el 4 de mayo de 2014 "Las furias. De Tiziano a Rivera", exposición que muestra el desarrollo del tema de las furias en el arte europeo entre los años 1550 y 1700.

1548-1549,Ticio, Tiziano,Vecellio di Gregorio. Madrid, Museo del Prado

1548-1549, Sísifo, Tiziano,Vecellio di Gregorio, Madrid, Museo Nacional del Prado

1565, Tántalo, Giulio Sanuto

 1566,Ticio, Cornelis Cort, Madrid, Biblioteca Nacional de España

Originariamente Las Furias, Erinias o Euménides, hermanas de las Moiras (el Destino), eran hijas de la sangre derramada por el miembro de Urano sobre Gea cuando su hijo Crono lo castró, siendo por tanto divinidades ctónicas (dioses o espíritus del inframundo). Eran la personificación femenina de la venganza y del castigo.

Sus nombres:

Alecto (Άληκτώ, ‘la implacable’), castiga los delitos morales.
Megera (Μεγαιρα, ‘la celosa’), castiga los delitos de infidelidad.
Tisífone (Τισιφονη, ‘la vengadora del asesinato’), castiga los delitos de sangre.

Pero la exposición del Prado no trata de esto, sino de cuatro personajes trágicos de la mitología clásica: En España se conocía como Las Furias a los cuatro condenados por revelarse contra los dioses, a saber: Ticio, Sísifo, Ixión y Tántalo, que fueron condenados a horribles suplicios en el reino de Hades. Sísifo, condenado a cargar toda la eternidad con una gran piedra, Tántalo, a quién los alimentos no le proporcionaban nutriente alguno, Ticio, cuyo hígado era progresivamente devorado por un buitre e Ixion, que recibió el escarmiento de dar vueltas continuamente a través de una rueda gigante.

1588, Tityus, Cornelis van Haarlem. Vienna, Graphische Sammlung Albertina

1590-1596, Ticio encadenado, Gregorio Martínez. Madrid, Museo Nacional del Prado

1600-49, The Torture of Prometheus, Gioacchino Assereto

1611, Prometeo encadenado, Peter Paul Rubens. Filadelfia, Philadelphia Museum of Art

1613, Ticio, Goltzius Haarlem.  Frans Hals Museum 

Pero cuáles fueron los delitos que les llevaron a semejante sufrimiento:

Ticio, el intento de violación, instigado por Hera, de Leto o, según otras versiones, de Artemisa.

Sísifo, antes de morir le hace prometer a su esposa que no realizaría el sacrificio habitual a los muertos y ésta así lo hizo, así que en el infierno se quejó de que su esposa no estaba cumpliendo con sus deberes, convenció a Hades para que le permitiese regresar al mundo superior y así castigarla. Pero cuando estuvo de nuevo en Corinto, rehusó volver de forma alguna al inframundo, viviendo varios años más en la tierra hasta que fue devuelto a la fuerza por Hermes.

s XVI, Ticio devorado por el buitre. Anónimo italiano (Nicolás Beatrizet). Madrid, Biblioteca Nacional de España

Ixión, intentó seducir a Hera.

Tántalo, un personaje más que curioso, pero cuya condena se debe, al igual que en el caso de Ixión, a un delito menor, el cual colmaría la paciencia de los dioses. Pandáreo robó el mastín de oro, que le había hecho Cronos a Rea para que cuidara del recién nacido Zeus, y se lo dio a Tántalo para que lo ocultara. Una vez pasada la alarma inicial sin que se supiera nada del perro, Pandáreo le pidió que se lo devolviera, pero Tántalo le juró por Zeus que nunca había oído hablar de él.

1630-1640, Tantalus., Gioacchino Assereto

1632, Ixión, José de Ribera. Museo del Prado

1632, Tizio, José de Ribera. Museo del Prado

1648 - 1650,The Punishment of Prometheus, Salvator Rosa. Galleria Nazionale d'Árte Antica di Palazzo Corsini

1650-76, Gianbattista Langetti, Supplizio di Tantalo

Las furias aparecieron como conjunto pictórico a mediados del siglo XVI, cuando María de Hungría, hermana de Carlos V y gobernadora de los Países Bajos, solicitó en 1548 a Tiziano cuatro lienzos con estos personajes para su palacio en Binche (Bruselas), con los cuatro personajes mitológicos quería representar a los príncipes alemanes que se habían rebelado contra su hermano el emperador Carlos V, y a quienes había vencido un año antes en la batalla de Mülhberg.

1660, Prometeo, Luca Giordano. Szépművészeti Múzeum

1660-65, Sísifo, Antonio Zanchi

Ixión, Giovanni Battista Langetti. Museo de Arte de Ponce Puerto Rico

Prometheus, Gioacchino Assereto, 17th century

Prometheus, Theodor Rombouts. Bruselas, Royal Museum of Fines Arts of Belgium

Con todo lo anterior llegamos a la conclusión de que cualquier lectura que hagamos de la exposición es, como mínimo, un tanto peculiar, aún más si nos damos cuenta que en esta lista se ha incluido, de forma harto chocante, la figura de Prometeo, castigado por robar el fuego y entregárselo a los hombres. Así que cada uno saque sus propias conclusiones sobre esta exposición, aunque en este caso ni la mitología ni el arte son culpables, sólo el uso que de ellos se hace. A mi desde el título hasta el final, como mínimo me ha causado bastante perplejidad.

+ Información:
https://www.museodelprado.es/
http://www.maicar.com/GML/Prometheus1.html
http://www.maicar.com/GML/Ixion.html
http://www.maicar.com/GML/Sisyphus.html
http://www.maicar.com/GML/Tantalus1.html
http://www.maicar.com/GML/ERINYES.html



6 comentaris:

Galderich ha dit...

Supongo que el título con los nombres de Tiziano y Ribera es más un tema de promoción con dos nombres llamativos que la misma temática por si sugerente como bien explicas por su utilización iconográfica.

Estas comparaciones iconográficas siempre son divertidas sobretodo para entender la concepción plàstica de cada uno de los artistas.

Joaquinitopez ha dit...

Ver las obras y conocer sus historias es como preguntar por quien doblan las campanas. Siempre doblan por uno y siempre el dolor es el de uno aunque no se llame Prometeo.
Un abrazo

Enric H. March ha dit...

Además de lo que nos explica Galderich, de este tipo de exposiciones resulta muy sugerente el espacio compartido, el de la exposición, por las obras y los artistas. Es decir, ayuda a entender la concepción plástica de cada artista y da, a la vez, el contexto en el que el motivo toma mayor fuerza.

Vulcano Lover ha dit...

y tú no te vas a acercar a verla???

Uno ha dit...

Por no saber del tema, no sabía ni de la existencia de la exposición. Iré a verla amparado por mi ignorancia e intentaré disfrutar de las obras. Será interesante ver los diferenctes enfoques.

Sébastien Paul Lucien ha dit...

Que buena investigacion ! Tantos hombres expuestos a las furias del odio o del deseo ( cual seria la mas violenta ?)