dimecres, de desembre 14, 2011

José (Pepito) de Zamora


José de Zamora (1889-1971). Bajo el diminutivo cariñoso, íntimo, un poco obsceno (por su continuo apelar a la juventud), y tan español sobre todo, de Pepito Zamora, se encuentra la efigie y la vivacidad de toda una época clausurada, y hoy, buscada de nuevo. Zamora era el representante nato de la frivolidad como estilo de vida, del liberalismo como ética y de la elegancia como tradición... Una cosmovisión donde la ironía es crítica y el desdén un asentimiento fingido. Ya que si José de Zamora es importante como dibujante y figurinista -creador de una escuela en la que se ha hecho lo mejor de ese arte en el siglo-, lo es más aún por su carácter de símbolo, de personaje-testigo de una época.
Luis Antonio de Villena

José de Zamora (Madrid, 1889 - Sitges, Barcelona, 1971) Pintor, dibujante y escritor. Alumno de Eduardo Chicharro, su obra se movió entre el modernismo y la vanguardia junto a su circulo intimo, formado por Álvaro Retana, Antonio de Hoyos y Vinent, Gloria Laguna condesa de Laguna, la bailarina Tórtola Valencia (aficionada a la magia y al ocultismo) y el marqués de Villalobar recorren las noches madrileñas viviendo libremente y exhibiendo su ambigüedad. Pepito Zamora, delgado, impoluto pasea con una cohorte de atildadísimos muchachitos, el escándalo de la gomina, del khol, los anillos raros. Sólo por esto ya nos dan una imagen muy diferente de la que tenemos de España, de ahí la importancia de recuperar a estos personajes que escribieron una historia muy diferente de la oficial.

José de Zamora o Pepito Zamora será una figura importante en sí mismo, recordado con afecto y emoción por el mismo Erté en sus memorias "Things I remember". Amigo de Mistinguett, Josephine Baker, Colette, Coco Chanel, Jean Cocteau..., a quienes conoció durante su estancia en París. Al estallar la Primera Guerra Mundial regresa a España donde se codeará con Cansinos-Assens, Valle-Inclán, Gómez de la Serna.


En 1910 comenzó a publicar su obra en publicaciones como "La Esfera"o "Nuevo Mundo", para pasar posteriormente a trabajar en el taller del padre de la Alta Costura, tal y como hoy la conocemos, Paul Poiret. Será en este taller donde conocerá y trabará amistad con Erté.

En 1918 hará figurines para las obras de Dhiaguilev y Ana Paulova, años de gloria y reconocimiento que se verán truncados con la Segunda Guerra Mundial y su regreso definitivo en 1941 a una España en gris, aún así le quedarán fuerzas para seguir trabajando desde su retiro en Sitges, y sobretodo mantendrá su sentido del humor.

"Creo firmemente que Pirri, El Cordobés, Manolo Escobar y Alfonso Paso son las personalidades que nos merecemos".

Es lo que escribe en 1970 en unos folios para el catálogo de la que iba a ser su última exposición.





Colaboración de Julianen (http://julianen.blogspot.com/), un relato breve pero cargado de la emotividad de quien vivió, de primera mano, los últimos momentos de Pepito Zamora y de su pareja.

Conocí a Pepito cuando ya muy mayor busco acogida en casa de un pariente lejano, compartí varios fines de semana con Pepe y su amado José, su pareja de mas de cuarenta años, un griego hermoso aun en su avanzada edad, esto pasaba en Canet de Mar (1970) luego lo volví a reencontrar en Sitges ahora solo con el griego José, su familiar se medio deshizo del compromiso. Vivía muy parcamente de los dibujitos que hacia a color y que vendía mal. Cuando Pepe murió (1971) su amado José no pudo soportarlo y se suicidó el mismo día, no se pudieron enterrar juntos por la jodida moral de la época, el ayuntamiento franquista le concedió prestado un nicho en el cementerio para Pepe y a José lo pusieron en la fosa común.





+Información:

Reencuentro con Pepito Zamora



14 comentaris:

Uno ha dit...

Admiro a las personas capaces de abstraerse y ser fieles a sus sueños.
Estupendo el material gráfico.

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

Son unas acuarelas con mucha personalidad, desdeluego. No he podido seguirte con energía como quisiera por unas molestias cervicales puntuales y una muela, pero ya van camino de arreglarse ambas cosas:-).
Petons!

Galderich ha dit...

Fantástico apunte de Pepito Zamora. Es curioso su regreso a esta España mediocre de los años 40 (la guerra mundial provoca decisiones raras) pero muy ilustrativa su concepción de las personalidades que nos merecemos...

senses and nonsenses ha dit...

me resistía a creerlo, pero va a ser verdad que tenemos lo que nos merecemos...

Ferran ha dit...

Una cosa és clara, pe-jota: necessito les teves classes, em falta aprendre moltes coses!

Merci pel post, un cop més.

MM de planetamurciano ha dit...

No lo conocía y me ha encantao ( como otros tantos descubrimientos), pero me da rabia pensar que alguien como Toulousse Latrec sea una gran figura en Francia y a este Pepito no lo conozca aquí ni el Tato. Y no será que no tiene mérito; es taaaan mariguay.

Pilar ha dit...

No concía, de esa se libró, a Belen Esteban, por eso no la incluyo como castigo que nos merecemos.

Está tu blog impecable, precioso, enhorabuena. Por supuesto que acudiré a leer esa entrevista.

Un besazo

Pilar ha dit...

No concía, de esa se libró, a Belen Esteban, por eso no la incluyo como castigo que nos merecemos.

Está tu blog impecable, precioso, enhorabuena. Por supuesto que acudiré a leer esa entrevista.

Un besazo

julianen ha dit...

Un breve apunte para ti y para Leopold, conocí a Pepito cuando ya muy mayor busco acogida en casa de un pariente lejano, compartí varios fines de semana con Pepe y su amado José, su pareja de mas de cuarenta años, un griego hermoso aun en su avanzada edad, esto pasaba en Canet de Mar (1970) luego lo volví a reencontrar en Sitges ahora solo con el griego José, su familiar se medio deshizo del compromiso. Vivía muy parcamente de los dibujitos que hacia a color y que vendía mal. Cuando Pepe murió (1971) su amado José no pudo soportarlo y se suicidó el mismo día, no se pudieron enterrar juntos por la jodida moral de la época, el ayuntamiento franquista le concedió prestado un nicho en el cementerio para Pepe y a José lo pusieron en la fosa común. Un grupo de amigos intentamos poner una placa en el nicho, pero esto es muy largo para poner aquí, el día que nos veamos os lo contaré si os interesa.

Pilar ha dit...

qué lujo ese testimonio, gracias a Julianén y a ti, pe-jota ¿veo que se escribe así? --dios, después de tantos años, en un día la de cosas que voy a descubrir...
La vida por dentro es lo más interesante. Besos a los dos (y por cierto, qué patético eso de no poderlos enterrar juntos...aunque por otra parte...paqué!)

Xim ha dit...

Muy interesante el apunte de Julianen, me he quedado con ganas de saber más...

Por cierto pe-jota, adivinas de quién es la foto que tengo en la entrada de hoy????

bss

Joaquinitopez ha dit...

Deslumbrante (y ya se me van acabando los adjetivos) esta entrada y esa breve pero sumamente expresiva selección de imágenes.
El final es atroz, tan atroz como cabía esperar de quienes mandaban. De estos que te encadenan el alma a la tristeza.
Un abrazo.

Criticart ha dit...

Molt interessant! Us deixo aquí aquest article per amplicarvuna mica la info! http://www.plataformasitges.blogspot.com/

Galderich ha dit...

Us passo aquesta il·lustració que us pot ser d'interès: http://galeriadimatgesx.blogspot.com.es/2016/03/la-noche-mas-alegre-de-sherezada.html