dimarts, d’octubre 18, 2011

Los Ballets Rusos de Diaghilev 1909/1929

Diaghilev (1916) por Jan de Strelecki

Hasta el 15 de enero de 2012 podemos visitar y revisitar la magnífica exposición que bajo el título "Los ballets rusos de Diaghilev, 1909 - 1929. Cuando el arte baila con la música" en el CaixaForum de Barcelona. Esta exposición obra del Victoria & Albert Museum de Londres, donde pudo ser admirada entre el 25 Septiembre 2010 y el 9 de Enero de 2011, es un homenaje a la más celebre compañía de danza del siglo 20 y al impacto que supuso en todas las formas artísticas teatro, música, moda, escenografía.

Cartel obra de Jean Cocteau para "El espectro de la rosa" (1911) © V&A


Tamara Karsavina, Cartel obra de Jean Cocteau © V&A

Ida Rubinstein y Nijinsky en Sherezade, obra de George Barbier (1913) © V&A

Bailarines, diseño de vestuario y coreografía para el ballet "Les Noces", Natalia Goncharova (1923) © V&A

Mikhail Fokine & Vera Fokina en Scheherazade. Cartel de Léon Bakst

Los Ballets Rusos creados por Serge Diaghilev, un auténtico genio, con una inusitada y hasta ahora inigualable capacidad para generar belleza, tanto inspirando la creación originales de obras originales como la promoción de brillantes bailarines, compositores y artistas; colaborando con con muchas de las figuras clave en la música, la danza, la pintura y la escultura europea.

Bailarines de los Ballets Rusos con Lubov Chernicheva en primer plano posando con el vestuario de Scherezade, Granada (1918) © V&A

Diaghilev y Stravinski, España (1921) © V&A

Serge Lifar con Diághilev a su derecha, Boris Kochno, a su izquierda, y miembros de la compañía. Llegada a Liverpool durante una gira, diciembre de 1928 © V&A

Serge Lifar y Alice Nikitina en "La chatte" (1927), fotografía de Sasha, vestuario de Naum Gabo © V&A

Serge Lifar y Alexandra Danilova en "Appolon" (1928) vestuario de Coco Chanel, fotografía de Sasha © V&A

De izquierda a derecha, Robert Delaunay, Boris Kochno, Igor Stravinsky, Sonia Delaunay, Serge Diaghilev, Manuel de Falla y Randolfo Barocchi. Madrid, 1921. Fundación Paul Sacher, Basilea

La presentación de la compañía, nacida de una selección de los mejores bailarines del Ballet Imperial del Teatro Mariinsky de San Petersburgo, en París en 1909 cambió para siempre la sensibilidad europea entorno a la música, el color y el movimiento, ejerciendo una influencia a lo largo del resto del siglo.

Traje que lució Feodor Chaliapin en la escena de la coronación de Boris Godunov, Paris, 1909 © V&A

Traje diseñado por Georges Braque para Flora en el ballet Céfiro y Flora (1925) © V&A

Zapatilla diseño de Romeo Nicolini © V&A

Vestuario diseñado por Georgio de Chirico para "Le Bal" (1929) © V&A

Busto de Nijinsky realizado por Una Troubridge (1912) © V&A

Pendientes (no son de clip) lucidos por Vaslav Nijinsky como el esclavo de oro en Sherezade, diseño de Léon Bakst (1910) © V&A

Una reproducción enorme de la fotografía de Diaghilev realizada en 1916 por Jan de Strelecki, enfrente el traje que lució Feodor Chaliapin en la escena de la coronación de Boris Godunov, Paris, 1909. Una barra de ejercicio lateral y la proyección de una filmación clandestina de 60 segundos, grabada durante una actuación de los Ballets en la XV Fête des Narcisses, en Montreaux (Suiza) en la que aparece toda la compañía nos da la bienvenida. A partir de aquí se nos abre un espacio en semipenumbra donde los objetos expuestos: Carteles, fotografías, programas, vestuario se presentan a nuestros ojos como las auténticas joyas que son. Una explosión de creatividad ante la que es imposible no emocionarse y maravillarse ante la magnitud y grandiosidad del legado dejado por Diaghilev.

Traje para el mandarín del ballet de Massine "Le chant du rossignol", basado en un diseño de Henri Matisse, (1920) © V&A

La Molinera, 1920. Diseño de Picasso para El sombrero de tres picos. Cortesía del archivo Manuel de Falla (Granada)

Cartón de Pablo Picasso utilizado para realizar el vestuario de "Le train bleu" (1924)

Traje para el prestidigitador chino de Parade, basado en un diseño de Pablo Picasso (1917) © V&A

Programa realizado por Pavel Tchelitchew (1928) © V&A

La exposición se cierra con la hasta ahora poco reconocida relación entre España y sus artistas, Juan Gris, Joan Miró, Pere Pruna, Pablo Picasso, Josep María Sert, Manuel de Falla y la compañía de Diaghilev; cuando esta, al estallar la I Guerra Mundial y a invitación del rey Alfonso XIII, se refugia en España y comienza una gira por toda la geografía nacional. El impacto será inusitado y la trascendencia para el posterior desarrollo del Ballet Nacional de España será capital. Tal vez esta sea la parte más triste, en el sentido de que al final acabas recordando que otra España fue posible.

Lo que aparece en esta entrada es una ínfima parte de todas las maravillas que se pueden ver en esta exposición.

+ Información:

http://obrasocial.lacaixa.es/nuestroscentros/caixaforumbarcelona/losballetsrusos_es.html
http://www.elpais.com/El hombre que inventó la danza moderna
Bajo el Signo de Libra: Serge Diaghilev, una fuerza arrolladora
Bajo el Signo de Libra: La magnificencia de Léon Bakst
http://leopoldest.blogspot.com/2011/10/los-ballets-rusos-de-diaghilev.html
http://nga.gov.au/Exhibition/BalletsRusses/Default.cfm

9 comentaris:

Sébastien Paul Lucien ha dit...

me muero de ganas de verla! siempre me fascino esa aventura de los ballets russes y de sus collaboraciones con Picasso, Satie, Cocteau etc en Paris. Casi pienso en pasar por Barcelona para verla! gracias por las imagenes, te las robe todas jajaja!

Leopold ha dit...

Un inmenso placer visitarla, lo recomiendo.

Florestán ha dit...

Como siempre, una entrada magnífica e interesante, que me sirve de avance a la visita de la exposición.
Petons

Davidikus ha dit...

The ads and the clothes are really excellent! Thanks for sharing.

http://davidikus.blogspot.com/
http://www.davidranc.com

MM de planetamurciano ha dit...

Pero que chulada!! Que suerte tienen algunos de vivir en la ciudad en la que viven...

El Deme ha dit...

Las palabras ballet y ruso siempre han casado muy bien. Esperaremos verla en Madrid. No hay belleza mayor que cuerpos moviéndose al compás de una música.

tecla ha dit...

Leyéndote, p-jota y mirando las imágenes que nos presentas, pareciera que el mundo entero sea un puro paraíso. Para qué mirar hacia otros sitio, estando los Artistas.
Ellos hace que nuestra vida sea mucho mejor.

Uno ha dit...

Pues después de tus fotos del Caixaforum y de esta estupenda reseña sobre la expo de Los Ballets rusos de Diaghilev, no voy a tener mas remedio que darme otra vuelta por Barcelona. Çademás, el mundo del ballet siempre ha sido muy generoso conmigo.

Un abrazo

senses and nonsenses ha dit...

recuerdo que nos hablaste de él. de Cocteau. y de Nijinsky. yo recuerdo a Alan Bates interpretándole.
no sé si tendré la oportunidad de verla, me gustaría... me ha encantado el vestuario de De Chirico. sublime!!!

un abrazo.