dimecres, de juliol 14, 2010

Eterna Olga Guillot


Olga Guillot (Santiago de Cuba, 9 de octubre de 1922 – Miami, 12 de julio de 2010 ) nació en Santiago de Cuba y a los 13 años comenzaría a ser reconocido su enorme talento al ganar un concurso en competencia con su hermana. A los 20, ya había actuado junto a Edith Piaf.



En 1961 abandonó su país junto con su hija, dos años después de la revolución que llevó al poder a Fidel Castro, "Fidel me quitó mi casa y mi carrera de 18 años. Me llevaron presa tres veces. Y cuando mi hija tenía 18 meses, me dijeron Como sigas hablando mal de la revolución, no la ves más", y se exilió en México, donde pasó gran parte de su vida y donde fue ampliamente admirada. "Cuba es mi esposo y mi amante adorado es México" gustaba de decir como forma de identificación.



Olga era poseedora de una voz muy característica, fuerte y gutural, y sus actuación eran tremendamente simple, carentes de artificio y emocionantes, ella sola llenaba el escenario con su presencia y su voz, una voz en la que los boleros cobraban toda su dimensión, lo cual la llevó a ser considerada la reina indiscutida e indiscutible de esta género.



En una entrevista antes de recibir el Premio a la Excelencia Musical de la Academia Latina de la Grabación la Guillot declaraba: "Yo soy muy visceral, muy emocional, muy temperamental, que es lo que es Olga Guillot y eso es lo que me hace sentir que vibro con lo que yo hago. Me gusta lo que yo hago. Yo vivo enamorada de lo que yo hago y le doy todo los días las gracias al Señor porque me dio una voz para que yo sea feliz y hacer feliz a mucha gente".



Gracias Olga por habernos hecho sentir tan bello !!


8 comentaris:

Uno ha dit...

Gracias, gracias, pe-jota. Has hecho una estupenda selección de canciones y momentos. He disfrutado muchísimo de esa Olga acompañada al piano.
Inmensa La Guillot.

TUT ha dit...

¡ Nadie más podrá cantaar los boleros como ella !, por suerte nos queda toda su discografía.

Un buen recuerdo PJ

Champy ha dit...

Porque se muere un virtuoso?

2046

Justo ha dit...

Tras ver los vídeos uno a uno -menos el tercero, que se atranca- no puedo menos que decir: ¡qué bárbara!
Francamente, creo que la Edad del Bolero pasó, y éste puede ser su epitafio. Porque los intérpretes de hoy acumulan un número de vivencias que les permitirá cantar otro género de cosas, pero Bolero... no.

(Por cierto, en otro orden de cosas, jeje, es que he visto el primer vídeo y no puedo evitar contarte que el otro día nos tocó el asiento, en el concierto de Nacha Guevara, al lado del pianista de Parada, que no sé cómo se llama pero me cae muy bien).

¿Qué clase de régimen político es ese que encarcela y expulsa a una mujer como Olga Guillot? Desde luego, no aquel que yo querría para mi país.

Joaquinitopez ha dit...

Yo soy de los que piensan que el bolero no muere pues cada vez que alguien vuelve a cantarlo vuelve a triunfar.
Ella era una de las más grandes.
Un abrazo

El Deme ha dit...

Muchos artistas cubanos fieles a sus principios tuvieron que emigrar a otros países y desde allí ofrecían el alma, el espíritu y la pasión de un pueblo amable y apasionado acorralado.

senses and nonsenses ha dit...

gracias almodóvar, que me/nos has descubierto tantas cosas. Yo soy lo prohibido. y gracias Olga, por hacernos sentir.
bellísimo homenaje.

un abrazo.

tecla ha dit...

Fantástico p-jota.
Muchísimas gracias.
Me encantan los boleros.
Una es así.