dimecres, de maig 26, 2010

El Credo de Alexandre de Riquer


Alexandre de Riquer, es sin lugar a dudas uno de los más polifacéticos y maravillosos artistas del modernismo catalán, con una obra que se extiende a todos los ámbitos de las artes plásticas, diseñador, dibujante, pintor, grabador, escritor, poeta, orfebre, ebanista. Escoger o centrarse en una parte de su obra es bastante difícil, y más aún cuando su obra es una de mis favoritas, y uno no puede negar que le gusta en su conjunto, pero tal vez sea su trabajo como encuadernador el menos difundido frente a su obra como cartelista, pintor, ilustrador (autor de unos preciosos Ex Libris) o ebanista.
Sus encuadernaciones son un lujo que nos retrotraen a una época en la que el hecho de leer era un auténtico placer al que se le dedicaba su tiempo, y no sólo en el fondo sino también en las formas, el libro era una joya en sí.



"A Riquer, todo su país le debe estimación y respeto. Porque el ha sido uno de los hombres de más precio. Una generación entera ha recibido, por su libre magisterio, las noticias y los documentos del Arte modernísimo. El taller de detrás de la catedral, con sus colecciones de bellas cosas, ha constituido durante muchos años nuestra Escuela, nuestra única Escuela, generosamente abierta a las curiosidades y a los entusiasmos juveniles, como llamamos a Maragall "el Maestro esencial en Gai Saber", a Riquer podríamos llamarlo nuestro esencial Profesor de Arte nuevo. Todos nosotros le debemos por ello una alta gratitud. Yo me complazco hoy en rendirle públicamente homenaje"
Eugeni d'Ors - Glosari - Febrero de 1911.



Jo crec en los colors, en que los colors canten,
ab l’esplendor dels cadmiums brillants d’un bell mitj-dia:
me subjuguen les formes sorpreses y m’encanten
les transparencies tenues com vaga melodia
o el sol de Juny qu'esclata armonic i vibrant:
en ell, atmiro a Deu, atmiro la Natura
y un amedller florit, un'admosfera pura
me'l fan sentir mes bo, me'l fan trobar mes gran.

Jo visc cara a la llum com fan els girassols
y crec en mi mateix, crec en l'Art expansiu
que calma la mev'ansia fentlo per mi tan sols,
perque han florit los prats, perque som al istiu,
perque tot fa remor, tot germina, tot viu;
perque y han verts riquissims endalt de la pineda
y apareixen intimes les ombres misterioses
ahont viuen les fades de formes voluptuoses.

Jo crec perque'l parral, la prada o la roureda
son tendres, son hermoses y fines de color;
jo crec perque una rama s'encen com un llum d'or
perque vibra en lo cingle la roca assoleyada,
perque entr'els blats tendrals floreixen les roselles,
perquè sirisa'l mar del sol de la vesprada,
perque l'ombra del bosc nos guarda meravelles
y es profon la cala y es verda l'onada.

Crec en la Veritat de plastica armonia,
en respirable espay distancies y llum,
en lo sublim encant de pau que te un bell dia
i en la vida qu'es Bellesa, en l'Art qu'es son perfum.

Alexadre de Riquer


+Información:

http://www.gaudiallgaudi.com/Alexander de Riquer.htm

12 comentaris:

Carlos ha dit...

Muchas gracias por ahondar en la belleza del olvido, querido Pe-jota. Muchas gracias.

John Coulthart ha dit...

Beautiful designs!

Xim ha dit...

No sé, me recuerda muy mucho a Alphonse Mucha, ¿no?...

Besotes

Xim

Champy ha dit...

Oye pero son verdaderas y extraordinarias obras de arte sus tapas!!

Y cuando lo iba a conocer si no posteabas esto?

Ellos son los que te necesitan, y uno por supuesto mas aún.

2046

Uno ha dit...

Hay lagunas en mi conocimiento tan escandalosas como esta que hoy remedias. Gracias.

TUT ha dit...

Me confieso un total ignorante sobre la obra de Riquer, solo había oído hablar de él muy por encima, pero tu has despertado mi curiosidad.

ixilik ha dit...

Recuero que cuando era un enano, alguien me mandó una postal con su cartel del gato, y durante años colgo de una chincheta en mi cuarto

MM de planetamurciano ha dit...

Con uno de esos libros rn mi biblioteca me conformaba!

tecla ha dit...

Amí también me ha recordado a Alphons Mucha, pero más bien creo que debe ser por el estilo de la época.
Los dos primeros libros, el de Daudet y el siguiente que cuesta de leer, son de una gran belleza.
Me derretiría de gusto tener un libro así entre mis manos.
Gracias p-jota.

Mery ha dit...

Viendo esos libros tan primorosamente encuadernados sólo se me ocurre pensar e intentar imaginar su olor. Oler un libro es para mí un placer infinito.
Bravo por tu campaña anti-olvido, Pe-Jota.
Un beso

Pilar ha dit...

Uauu, hice un curso de encuadernación con un artesano en el que cada paso era el placer de los olores y las texturas en un ambiente en el que el tiempo parecía haber retrocedido y quedado suspendido en aquel espacio. Fue un placer, como lo es poder apreciar estas obras, maginíficas.

Emma ha dit...

Gran polifacètic, en Riquer.
"Jo crec", que era un geni.
Una abraçada.