dilluns, de març 01, 2010

Ignacio Sánchez Mejía, el torereo del 27

Ignacio Sánchez Mejías

"Es un macho espléndido, una curiosa mezcla de hombría violenta y charme casi femenina; es brusco, quizá un poco duro, pero al mismo tiempo también tierno y fino"

Carlos Morla


Ignacio Sánchez Mejías (Sevilla, 1891-Madrid, 1934). Un hombre que es una leyenda. Torero, dramaturgo, empresario, actor, amigo y patrocinador de los jóvenes poetas de la Generación del 27. El célebre encuentro en Sevilla, con motivo del 300º aniversario de la muerte de Góngora, de los componentes de la Generación del 27 que dio nombre al grupo poético fue una iniciativa de Sánchez Mejías . Su muerte en el ruedo dio origen a una de las mejores elegías españolas, obra de Federico García Lorca, "Llanto por Ignacio Sánchez Mejías".

Alma Ausente
Recita: Vicente Aleixandre


En 1967 el compositor Stavros Xarhakos hizo su primera tentativa de convertir el poema fúnebre lorquiano "Llanto por Ignacio Sánchez Mejias" en ópera a partir de la traducción al griego de Nikos Gatsos:



Un poema cuya grandeza ha trascendido el paso del tiempo. Su biógrafo Andrés Amorós resume su importancia de forma taxativa: "Para mí, Ignacio Sánchez Mejías es algo así como Chaplin, Picasso o Lawrence de Arabia: un personaje tan singular que si hubiera nacido norteamericano, ya hubieran hecho muchas películas sobre él"


"Ignacio Sánchez Mejías, Más allá del Toreo" No es sólo la biografía de un torero, es una película documental sobre el arte y la muerte. Ninguno de sus contemporáneos, tenía una personalidad tan compleja en la pre-guerra civil Española. Ignacio Sánchez Mejías fue un hombre que vivió la vida al máximo y se convirtió en mito tras su muerte, gracias a la obra poética de Federico García Lorca más universal.


9 comentaris:

erva_cidreira ha dit...

«Es un macho espléndido, una curiosa mezcla de hombría violenta y charme casi femenina; es brusco, quizá un poco duro, pero al mismo tiempo también tierno y fino» Carlos Morla

Tres_Leches ha dit...

En 1967 el compositor Stavros Xarhakos hizo su primera tentativa de convertir el poema fúnebre lorquiano "Llanto por Ignacio Sánchez Mejias" en ópera a partir de la traducción al griego de Nikos Gatsos:
"Θρήνος για τον Ιγνάθιο Σάντσες Μεχίας"

Joao Baptista ha dit...

O toureiro era escusado

Luz de Gas RadioBlog ha dit...

Lo adoraban por lago sería

MM de planetamurciano ha dit...

Hay tantos versos de ese poema ke tengo grabados a fuego...
"A las cinco de la tarde..."

tecla ha dit...

Para mí, Ignacio Sanchez Mejías es un poema de Lorca y como te dice tres leches, si yo hubiera sido compositora, sería la que le hubiera compuesto esa ópera, porque el poema me lo está pidiendo a gritos.
Al igual que te dice MM, yo también lo tengo gravado a fuego:
"La piedra es una frente donde los sueños gimen...."
El homenaje que le hizo Lorca, vale por todos los demás como para saber de quién estamos hablando.
Hoy me lo has presentado, y, por primera vez, pienso sobre él e intento conocerle.
Gracias p-jota.

Joaquinitopez ha dit...

Este poema es parte de mi vida de un modo que no tiene más explicación que su potencia.
Esos versos: "que tremendo con las últimas banderillas de tinieblas"
"Que no quiero ver la sangre de Ignacio sobre la arena" son cumbres del dolor de la pérdida
No, yo no quiero verla.
Un abrazo

Uno ha dit...

Leí la obra que le dedicó Lorca, tan hermosa, pero uno piensa que el poeta quizá exagera el personaje del amigo muerto. Hoy veo que no es as.
Qué personajes extraordinarios nos traes siempre.

senses or nonsenses ha dit...

jo, todo lo que me he perdido.
a ver si consigo ir recuperando cosas. qué idea más buena dedicarle un post al torero de las cinco de la tarde.

eres el Mejor.