dimecres, de novembre 25, 2009

El Barón Jacques Adelswärd-Fersen


El Barón Jacques Adelswärd-Fersen, es un personaje bastante poco conocido, y sin embargo capital y pionero. Iniciará su carrera como poeta a principios del siglo XX con una serie de poemas y relatos de títulos bastante sugerentes: " Himnos de Adonis" y "Juventud". Siendo representante de lo que se ha dado en llamar homoerótica efébica y convirtiéndose, aquí su carácter de precursor, de aquello que hoy denominamos "turismo sexual" (es que no hay nada nuevo bajo el sol).

Mon coeur sur ton souvenir se penche
Comme sur la mer une lueur
Trace le reflet d´une lueur,
Autre qu´elle, plus longue et moins blanche ;

Mes yeux ont soif de tes yeux,
Veux-tu voir vers les étoiles,
Si aucune ne s´étoile
D´un désir malheureux ?

Fragmento de " Hymnaire d' Adonis"

El sur de Italia se convertirá en la meca de este tipo de turismo y en centro de la sensualidad de la época, en concreto Capri, donde confluirán gran cantidad de homosexuales llegados de toda Europa.

Paul Alexandre Martin Duval (Jean Lorrain)

El Barón Jacques Adelswärd-Fersen, perteneciente a una adinerada familia de la alta sociedad parisina del s. XIX, visitará Capri por primera vez en 1897 donde conocerá y trabará amistad con Oscar Wilde y Sir Alfred Douglas. Pudiendo ser entonces cuando decide abandonar su carrera diplomática y convertirse en escritor, optando por el dandysmo, del que Wilde era ejemplo. En 1901 viajará a Venecia donde entablará amistad con el escritor simbolista Jean Lorrain y mantendrá relaciones con jóvenes gondoleros (quién no ha soñado con los gondoleros ??). A los veintitrés años será detenido por posesión de fotografías de jóvenes desnudos, ya que al parecer sus fiestas de disfraces eran famosas por su suntuosidad a las que acudían jóvenes, no tan inocentes ya que se dedicaban el muy noble oficio del chapeo, aunque en estas fiestas se elevaba su espíritu ya que se recitaban poemas , y el mismo Reynaldo Hahn, a la sazón amante de Proust, tocaba el piano (y supongo que algo más también). Finalmente consigue la autorización para exiliarse ya que la suavidad de la pena impuesta fue debido al simple hecho de convence al juez de que la "depravación" de dichas fiestas eran producto de su excesiva imaginación.

Nino Cesarini fotografiado por Wilhelm von Pluschow


Nino Cesarini fotografiado por Wilhelm von Pluschow



Viajará por Sri Lanka y China para establecerse finalmente en Capri, donde conocerá el joven Ninón Cesarini (el amor de su vida) con quien compartirá su vida en "Villa Lysis".

Entrada Principal "Villa Lysis" Capri

Guglielmo Plüschow (1852-1930) fue un visitante regular, y quizás Villa Lisis se puso a su disposición como un estudio. En una imagen, podemos ver a un niño desnudo, descansando sobre un sofá, con un cráneo que reposa sobre una almohada encima de su cabeza. A la izquierda de la fotografía, la pintura de Nino realizada por Paul Oskar Höcker colgada en la pared.


Plüschow hizo numerosas fotos de Nino, algunas de ellas han sido publicadas recientemente, entre ellas un desnudo frontal. Coincidiendo con la celebración del vigésimo cumpleaños de Nino, Adelswärd dio una fiesta en la que también se celebró la llamada a filas para cumplir el servicio militar de Nino: una ocasión especial, en la cual se "elevaba" al niño a "soldado de Mithras". Jacques y sus invitados, vestidos cual esclavos cingaleses administraron veinte latigazos a Nino en sus desnudas nalgas.



En 1911, Nino fue licenciado del servicio militar y regresó a Capri. Con el estallido de la guerra en 1914, Jacques es llamado a filas. En el consulado francés de Nápoles fue encontrado no apto para el combate y enviado a un hospital para ser curado de su adicción al opio, aunque secretamente compensado por su abstinencia del opio con el uso de cocaína. Nino será herido en combate y enviado a un hospital de Milán para recuperarse. Jacques regresará a Capri, ya que los médicos declararon su enfermedad como incurable.

El Barón Jacques Adelswärd-Fersen

En Villa Lisis retomará sus antiguos hábitos dedicando la mayor parte de su tiempo a deambular entre su estudio y la sala de fumar. En 1921 publicó su último volumen de poesía, "Hei Hsiang: Le parfum noir" (Hei Hsiang: El perfume negro), casi completamente dedicado al opio. Corrado Annicelli (1905-1984), fue más un zorro astuto que un "petit faune", como Jacques le llamó, visitó regularmente Villa Lisis. El 15 de octubre de Jacques sentía que su fin estaba cerca.

"Je veux brûler ma vie sur un brasier de corps
Et, au tétrarque pareil ou pareil à l'esclave,
Mourir en étreignant le Jeune homme et la Mort! "

(Jacques d'Adelswärd-Fersen, "Elagabal", en Paradinya, 1911)

Jacques salió precipitadamente de Sorrento para recoger a Corrado con la intención de comprar cocaína en el mercado clandestino, antes de partir para Nápoles. Al día siguiente, Nino los recogió y los llevó a Capri. Jacques moriría esa misma noche después de la cena, debido a una sobredosis de cocaína disuelta en un vaso de champán.



A fin de salvaguardar la herencia, la familia de Jacques difundió el rumor de que había sido envenenado por Nino debido a los celos, pero las autoridades en Nápoles no prestaron ningún apoyo a tales acusaciones. Las cenizas fueron colocadas en el cementerio no católico de Capri. Su tumba se encuentra en la ladera de una colina, enfrente de las de Norman Douglas, cuya lápida lleva la inscripción, "Omnes eodem cogimur" (Todos se reúnen en el mismo lugar). De acuerdo con las últimas voluntades de Jacques, Nino recibió 302 acciones de las acerías de Longwy, todos los créditos de Jacques" cuentas bancarias en París, Nápoles y Capri, y todo el dinero que Jacques disponía en metálico en el momento de su muerte. Nino recibió también el derecho a habitar la casa, pero acabará por vendérsela a la hermana de Jacques por la nada desdeñable cifra de 200.000 liras. Su retrato de Brunelleschi y su estatua por Ierace se vendieron a un anticuario de Suiza y desde entonces han desaparecido. Regresó a Roma, donde será propietario de un quiosco y un bar, y murió en un hospital de Roma en 1943. Corrado acabaría convirtió en un importante actor.


Un aspecto relevante a tener en cuenta es el hecho de que llevaría acabo la publicación de la revista "Akademos" Revue Mensuelle d'Art Libre et de Critique (1909), un formato similar a la alemana "Der Eigene", en la que colaboraron: Xavier-Marcel Boulestin, Colette, Georges Eekhoud, Achille Essebac, Claude Farrère, Jean Ferval, Anatole France, Filippo Tommaso Marinetti, Joséphin Péladan y Laurent Tailhade, y que es considerada la primera revista homosexual de Francia.

La vida del Barón Jacques Adelswärd-Fersen ha servido de base para "Vestal Fire" de Crompton Mackenzie en el personaje del Barón Robert Marsac, así como también le sirvió a Roger Peyrefitte para su obra "L'exilé a Capri"


+ Información:

http://www.culturagay.it/cg/biografia.php?id=199
http://www.interviu.it/turismo/capri/villa_lysis.htm
http://www.ucm.es/info/especulo/numero37/adfersen.html

15 comentaris:

Luz de Gas RadioBlog ha dit...

Gondolieri para todos.

Creo que es de las biografías que más me han impresioando de las que he leido bajo el signo de libra.

Una vida erxprimida y disfrutada.

Besos

Vulcano Lover ha dit...

argumento para hacer una película de culto, jajajjaa

rogerbcn ha dit...

que historia!!!!
he disfrutado leyendola
gracias

Lez Hard ha dit...

Pour après est un très joli poème!
merci.
Laurent

El Deme ha dit...

Jacques y Nino, una historia de amor. (Triste y alegre como tantas en el mundo)

jordim ha dit...

peña chunga..

tecla ha dit...

Historias fascinantes, apasionantes y profundas, Pe-Jota.
Yo soy una admiradora de Oscar Wilde pero del barón, apenas tenía noticia.

Se me acaba de ocurrir:
¿Será que tan sólo el dinero puede vivir y contar historias fascinantes?
¿Qué los pobres de la historia como
son analfabetos no saben contarlas porque no saben escribir pero que haberlas haylas?
Seguro que algún día nos sorprenderás con alguna de estas historias escondidas en el silencio de la palabra no escrita.
Pero eso seguro que es más difícil.

senses or nonsenses ha dit...

sí, vaya con el barón, sabía cómo divertirse.
me encantan! todas estas historias queer que nos cuentas.

un abrazo.

Justo ha dit...

Me ha parecido todo delicioso.. la historia, las fotografías, los poemas... y tus comentarios entre líneas, picarón.

Muchas gracias por este lujazo

pon ha dit...

Qué decadente, qué sofisticado y qué kitch todo, asi en general.

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

Qué historia...cuánto homosexualismo y vida moderna allí en Capri. Un poco viciosillos los dos:-)
En el pasado igual quería "gondolieri", pero yo ahora sólo quiero personas centrás pá romance (si tienen "bloses" ya desconfío). En fín que los "Nino" y los gondoleros están muy bien, pero qué dura es la mosex, con una persona de edad parecida que se tire pedillos y tenga sus lorzas...Pero acaba uno más socializá que esos viciosos de Capri, con el "Villa Lysis" que ahí enfermaron de no tener tiempo para limpiar con la mopa anti-bacterias:-)
Petons

Uno ha dit...

Desgraciadamente, Caprí c´est fini.
Te reverenciaría, si no fuera porque ya te idolatro, por esta revelación.

Pilar ha dit...

Pedazo historia.
Está claro, asocio, que el oscurantismo ha dado lugar a acciones destructivas y tremendas, y especialmente me refiero a la homosexualidad masculina, en la que se ha mezclado la posición viril y el ocultamiento. NO sé qué pensarás. Besazo

Xavier ha dit...

Com ja ens tens acostumats ara en deixes aquest magnífic i elaborat treball.
!! que be vivien els cabronets!!, quans plaers, sexe i poesia. I quans excessos, un pel depravats ells ¿no? .
Diners, sexe, droga, gelós, alcohol, joventut i madurets, massa passional la barreja.
Bon treball, mestre.

Carlos Be ha dit...

Omnes eodem cogimur...