dimecres, de juliol 29, 2009

Sara Montiel

Sara Montiel en 1946

Mª Antonia Abad Fernández, Sara Montiel, actriz, cantante, diva universal, estrella absoluta, así podría continuar definiendo al mayor y más grande mito de la pantalla cinematográfica española. Ella fue la primera en abrirse camino y triunfar en Hollywood, al lado de de los grandes y ella iluminó y levantó pasiones como nadie en los años grises y tristes de la dictadura, una mujer extremadamente bella y de la cual se ha escrito y dicho de todo, nadie como ella encarna la conciencia colectiva de este país.



Sara Montiel saltará del anonimato a la fama gracias al gran éxito internacional de "Locura de Amor", dirigida por Juan de Orduña en 1948. A partir de este momento su carrera será meteórica. Dando su primer salto a México donde rodará "Cárcel de mujeres" "Piel Canela", "Furia salvaje" y "Se solicitan modelos" entre otras. y compartirá estrellato junto a María Félix, Miroslava y Katy Jurado.



En 1954 dará el gran salto a Hollywood gracias a sus trabajos en "Piel Canela" y "Cárcel de Mujeres", su primer papel será en "Veracruz" de Robert Aldrich, compartiendo cartel con Burt Lancaster y Kirk Douglas. Posteriormente rodará "Serenade" junto a Joan Fontaine, el tenor Mario Lanza y Vincent Price. En este rodaje conocerá al que será su primer marido, Anthony Mann, director de la cinta. Por último, rueda "Yuma" (también llamada "Run of the arrow"), junto a Rod Steiger.




"El Último Cuplé", cambiará su destino, ya que esta cinta rodada en 1957 y dirigida por Juan de Orduña, con un bajísimo presupuesto, logrará un éxito arrollador y convertirá a Sara en la actriz hispana mejor pagada del momento, Sara se convierte en una estrella indiscutible, además de de ser la más taquillera, y poseedora de un embidiable contrato que la llevará a filmar multitud de coproducciones hispano-francesas.italianas. Títulos como "La Violetera", "Carmen la de Ronda", "Mi último tango", "Pecado de Amor", "La bella Lola", "La dama de Beirut", "La reina del Chantecler", "Noches de Casablanca", "La mujer perdida", "Varietés" y "Cinco almohadas para una noche" fomentaron su fama internacional y su reconocimiento.






Sara recibió por dos años consecutivos el premio a la mejor actriz por sus intervenciones en "El Último Cuplé" (1957) y "La Violetera" (1958). Además se le han otorgado el "Ben Gurion" de Israel, la medalla de la "Legión de Honor" de Francia, discos de oro y platino en más de 20 países, el "Golden Eagle" de Hollywood, el premio ACE de Nueva York y las llaves de las ciudades más importantes del mundo desde Buenos Aires hasta Tokio. En muchas de esas ciudades se le ha proclamado también como "ciudadana adoptiva" como en el caso de Los Angeles (1972) y Nueva York (1975). En el estado de la Florida solamente, Sara Montiel tiene reconocimientos similares de tres ciudades: Miami, Hialeah y Tampa. Ha sido homenajeada en el Festival de Cine de Otoño en Paris (1984) así como en Moscú y Tokio. En 1974 se colocó una placa conmemorativa en la casa de Campo de Criptana donde nació y en 1997 la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas la condecoró con la Medalla de Oro, el máximo reconocimiento a su labor.


Sara Montiel "El ultimo cuplé" - Nena

20 comentaris:

tecla ha dit...

Mis felicitaciones y gratitud, como siempre por este post que nos pone al día de tantas historia buenas y olvidadas.
O casi.

Vulcano Lover ha dit...

Te leerá ella??
:-P

Luz de Gas RadioBlog ha dit...

Esta si que es una gran estrella no como otras.

pon ha dit...

Estrella, si. Actriz, no.

Una mujer muy inteligente que supo estar en el sitio y el momento adecuados y sacar partido. Bellísima e increíblemente fotogénica. En un país como España y por entonces, supo hacerlo muy bien, rodearse de la gente que necesitaba y no caer en tonterías. Me da pena verla ahora de tele en tele haciendo el tonto, porque debió hacer como Doña Concha Piquer, retirarse cuando estaba arriba del todo y no arrastrarse en pos de una portada a cualquier precio. Pero la human condition es así. Envejecer habiendo sido tan bella debe ser algo terrible.

Justo ha dit...

Me encanta que hayas hecho este bonito homenaje, ¡en vida!, que no queremos que se nos sigan muriendo artistas.

Podría ver sus películas una y otra vez... aunque la canción Nena me pone tristísimo desde pequeño... Yo mantengo que Sara canta o cantaba muy bien.

Su personaje prototipo Dama del Bois de Boulogne fue un lujo, porque aunque al final tuviera que morir por leucemia o meterse a monja como en Pecado de amor para redimir su culpa, en el ínterin veíamos a una mujer libre que disfrutaba del amor carnal.

(Hace un tiempo en París descubrí una pequeña tienda dedicada casi por completo a ella, sus afiches, sus fotos, un pequeño templo mitómano que creo recordar se llamaba La Violetera, y que ahora mismo no sé si seguirá existiendo).

La entrevisté en los 90 para un periódico local. Era la época en que actuaba en teatros y hacía campaña por José Bono puerta a puerta. Iba con Pepe Tous, quien casi le dictaba lo que tenía que decir al hablar de política. A mi fotógrafo -que por cierto estaba macizote- le indicó desde qué ángulo debía captar su aún hermoso rostro...

Joaquinitopez ha dit...

¿¿¿¿¿¿QUE????????

Champy ha dit...

Uy amigo te metiste en terreno sagrado para nosotros!

Sara es tan mexicana como María o Lola!!!!

Aqui es casi como la virgen de Guadalupe, pero ella no se ha dejado levantar una basílica.

Acá su más más más más grande exito ha sido y me temo que será "Necesito Dinero" con Pedro Infante, ella como La Zapatito es como la vecina que pasa por la calle de cada ciudad o pueblo, para que te des una idea, La Zapatito y Camelia la Texana ay se van en popularidad... El último couple y la Violetera tambien aún son pasadas por TV de vez en cuando...y Carcel de Mujeres pues es especial, ahí con 2 monstruos nuestras....

Que bonito que te hayas acordado de ella.

2046

Y mira que hay algo entre la zapatito y Black Spider...su taconeo, su caminar, su falda...

HOMBRESPARAHOMBRES ha dit...

Un muy buen reportaje sobre esta gran estrella que fue. Gracias.

ixilik ha dit...

Pues a mi me suena a radio, y hora de la merienda. Soy de los que no puedo ser objetivo con ella. Por eso se que una cosa es que ami me chirrie, y otra que sea una gran artista. Personalidad le sobra, y eso ya es mucho.

Madame X ha dit...

Por un momento creí que había muerto al ver el título del post, acostumbrados como estamos a tantas despedidas últimamente. Me alegro que no haya sido así y que el entrañable homenaje se lo hayas dado en vida.

La vida de una diva no debe de ser fácil, pero Sara, en el fondo, ha hecho de su capa un sayo. En plena dictadura, se exhibe como mujer liberada, amando a cuanto hombre le ha dado la gana. Su elenco de amantes corta el hipo.

Bella ha sido muy bella, pero ha sido sobre todo una trabajadora infatigable. Nadie se mantiene tanto tiempo en el estrellato sólo por su cara bonita. Así que esta señora se merece todos mis respetos y admiración.

Y que a sus 80 años se pasea por los platós de televisión vendiendo exclusivas, personalmente no la he visto por que, la verdad, apenas veo la tele, pero me da igual. Si va a vender algo será lo suyo, no ha vivido nunca a costa de nadie. Y, oye, con esa edad como si vende las bragas. Pues anda que no tiene mérito estar de actualidad con sus 80 gloriosos años. Envidia cochina despierta, que sigue ganándose las habichuelas.

Muy bien hecho, Pe-jota.

Un beso.

Dandy Golfo ha dit...

La bella lola, todo un icono, toda una España, toda ella.

Xavier ha dit...

Bellíssima i Saritisima.
Tot en ella es exuberant i exagerat.
Estrella brillant.
Com actriu…..,treballadora, pertinaç, incansable.
Com cantant…, personal i única (que no vol dir bona), com artista enorme, inigualable.

Gran femella, femenina, moderna, atrevida he infinitament divertida, una part d’ella que sempre he admirat.

Quan era joveneta la seva bellesa recordava la fragilitat de la porcellana, un cop va ser mes madura l’exuberància la feia altament desitjada, com si es tractes d’un diamant, de gran, crec que no ha sabut utilitzar la seva bellesa natural i la dut a moments força grotescs, una llàstima.

Ha de ser molt difícil mirar fotografies d’altres temps.

El que es clar allò que diu !! Quien tubo, retuvo !!, o alguna cosa per l’estil.

Magnífic homenatge.

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

Un Mito.
Petonets.

Justo ha dit...

¡Pero en la primera foto se parece a Concha Velasco!

Anònim ha dit...

Estoy alucinando a colorines fosforescentes y me pregunto empantanado en mi pasmo ¿Seré un ser deforme? ¿Tendré que ir a un psiquiatra? Sara Montiel ¿Artista?¿Cantante?¿Estrella?
¿Será otra diferente de la que yo conozco?
Había una canción de no sé quien cuyo estribillo era "ni canta ni baila pero nadie lo nota". Sara Montiel como persona merece todos mis respetos e incluso admiración pero ¿artista? Sara Montiel sólo pudo alcanzar lo que fue en un país cuyo mito erótico principal era el filete de cien gramos. Ella, oronda moza, estaba claro que había comido y era por tanto deseable. Quizás si la hubieran quitado los siete corses que llevaba y que la hacen moverse como la alienigena de Mars Attack, quizás si hubiera movido la boca como se mueve normalmente sin hacer alardes de habilidades, quizás si no hubieran querido hacer de ella una estrella a la americana cuando era y es una oronda robusta y saludable moza manchega (que ya es bastante elogio) veríamos ahora obras de una actriz, no lo que vemos.
Lamento discrepar de tanta admiración pero solo puedo admirar como supo gestionar su vida y su carrera, como supo mantenerse y su actitud vital. En suma: respeto y admiro su persona, no su faceta de ¿artista?
Kike

Mery ha dit...

En Locura de Amor hacía el papel de amante de Felipe el Hermoso ¿no? La protagonista era Aurora Bautista.

Pues si, Sara Montiel es guapa por los cuatro costados, y valiente. Cuando a cierta edad comenzó a hacerse operaciones de estética, las aireaba sin pudor, incluso dando el nombre de su médico.

Tiene una personalidad única.
Y, por cierto, tengo entendido que solía entrar en chats de internet hasta hace poco. Quién sabe si pueda llegar a leer este post tuyo, Pe-Jota. Le encantará, como a mí.

Un beso

El Deme ha dit...

Un mito del cine español. Tal vez el rostro más fotogénico (maquillaje y luz, please) que ha pasado por nuestras pantallas. Una manera de hacer cine de una época muy concreta en la que con salir guapa y vocalizar ya era suficiente. Ahora se busca otra cosa en el cine. Y la belleza de Sara estaba más allá del bien y del mal, más allá de los diálogos y de la credibilidad narrativa. Suyo es un cine de cromo de tabletas de chocolate. Su última película es de 1973. 36 años después (afortunadamente), Sara vive de las rentas, de las varietés. Un cliché que se agotó y que no hubo posibilidad de reinventarse.

Joao Baptista ha dit...

La Diva

Capri c'est fini ha dit...

La auténtica diva hispana, pero diva de las de actitud de diva, no estas pendonas que hay por ahí a la que se le pone este calificativo habiendo sacado un disco. Excesiva, ególatra, megalómana, fuera del bien y del mal y siempre perfecta. Sara, la que usa su superlativo. Única.

senses or nonsenses ha dit...

la más guapa, con permiso de carmen sevilla. y es la única super-estrella del star-system patrio, tb junto a carmen, y Marisol.
el otro día vi Yuma, que no veía desde la infancia. Veracruz me encanta.
pues yo pienso que se equivocó con El último cuplé y La violetera, es decir con el gran éxito de esas películas que hicieron que no volviera a hollywood, y todos sus papeles los hiciera después katy jurado.
aquí cortaban el tráfico para ella, y allí tenía que hacer de india, ...y en inglés.

de su decadencia, hablamos otro día. lamento que muchos sólo hayan conocido su última época tan friki.

a mí me encanta una película suya en la que se ha quedado ciega, y su amado lo descubre porque ella está leyendo el libro al revés.
sus películas son encantadoramente kitsch.