divendres, d’octubre 03, 2008

Tal como éramos

Emigrante español a bordo del vapor Bayern, con destino a Buenos Aires (Argentina), 1923. Colección Crabiffosse Cuesta.


Mujer arroja agua en una calle de una barriada marginal de Madrid, 1960. Archivo de la Agencia EFE.

Despedida de emigrantes. Puerto marítimo de A Coruña, 1957. Autor: Manuel Ferrol. Colección de Patricia Ferrol.

Salida del primer contingente de trabajadores españoles hacia Bélgica, de acuerdo con el convenio Hispano Belga, 1957. Autor: Manuel Iglesias. Archivo de la Agencia EFE.

Vendimiadores españoles en el Centro de Acogida de Figueres, 1976. Autor: Publio López Mondejar. Archivo de Carta de España

Refugiados españoles tras cruzar la frontera franco-española,1939. Fundación Francisco Largo Caballero.


+ información

http://www.ugt.es/fflc/ (Fundación Francisco Largo Caballero)

25 comentaris:

Xavier ha dit...

La imatge, testimoni.
L’escriptura, historia.
El record, memòria.
La veu, el dret.
Tots ells, la vida.

Champy ha dit...

Que bellos testimonios.... y que orgullo.

Leo Carioca ha dit...

Eso me hace recordar de los imigrantes italianos cuando vinieron aquí para Brasil.

dvd ha dit...

Bufffff... ¿qué decir? Me siento orgulloso de que exista un blog como el tuyo. Cosas como ésta nos recuerdan que el ser humano guarda un mucho de sensibilidad. Maravilloso...

senses or nonsenses ha dit...

de 6 hermanos que eran en casa de mi abuela, cuatro tuvieron que exiliarse a latinoamérica.
algunas de estas fotos me pueden...

un abrazo.

Adriàn Mariscal ha dit...

Es irònico, cuando las fotos son reales, parecen sacadas de una pelìcula. Son tan expresivas, tan històricas que pienso que la vida es una pelìcula.

pon ha dit...

La emigración y el exilio.......pura injusticia. Y se nos olvida tan rápido lo que fuimos y de dònde venimos, y no se lleva recordarlo, y son cosas de trasnochados izquierdosos......

MM de planetamurciano.tk ha dit...

A mucha gente de este país deberían graparles estas fotos en la frente, pa ke no se les olvide de donde venimos....Y adonde fuímos....

Justo ha dit...

Algunas de estas fotos ya las reconozco como clásicos -en concreto la cuarta y la quinta-.

En fin, a mí es un asunto que me puede, me emociona. Hace no mucho hubo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid una exposición monográfica con las distintas fases de la emigración española -culminando en la inmigración actual-.
Recuerdo sobre todo los documentos escritos expuestos en vitrinas, las cartas a los familiares narrando las sensaciones de hallarse en un país extraño -a medio camino entre la nostalgia y el intento de hacer ver que se está bien, que se sale adelante-; y los visados, los papelajos burocráticos..

Qué triste paradoja que algunos descendientes de esas personas verbalicen ahora un discurso feo, y hasta justificen y/o ejecuten formas de explotación inmundas.

abraham ha dit...

buen blog :) saludos!

Marga ha dit...

El meu pare va emigrar a Alemanya, abans de neixer jo, el meu oncle-avi, va tenir que fugir, cames ajudeu-me, a França per no ser empresonat, el meu avi matern va estar en un camp de concentraciò...

M'has fet recordar coses que massa sovint oblido.

Gracies per fer-ho

Desde el rincón ha dit...

Las migraciones siempre me han parecido una cosa extraña, pero necesaria.

Estamos acá, en este mundo, para ser uno solo....las migraciones ayudan a disminuir esas diferencias nuestras, no crees?

algunas veces, las migraciones están disfrazadas de gerras y es un disfrás horrible, por cierto! como si fuera Halloween.

es más fácil ser fácil, verdad? y más efectivo.

d2 ha dit...

Gracias. Hoy mucho mas que otras veces me encanta tu blog. Tenías que ser tú, casi sin palabras y conunas fotos acojonantes quien
nos recordase que no hace tanto tiempo que éramos nosotros los de la patera, los sudacas, los inmigrantes... Gracias.

Vulcano Lover ha dit...

Cómo hemos cambiado...

la memoria histórica es tan necesaria, no sólo de la historia que se nos ocultó, sino también de la que sí conocemos, como ésta.
Está a punto de perderse la generación de personas que vivieron cosas como estas en primera persona (que vivieron muchas muchas cosas) y ya la mayoría lo ha olvidado... qué pena.

MR style ha dit...

those shots are timeless !! xox

João Baptista ha dit...

Nós em Portugal não eramos diferentes

ManuelKawamaS ha dit...

wow, de hecho se konmemora la llegada de niños huerfanos a México por la Guerra Civil Española este mes, recuerdas eso?

un beso!

Strawberry Roan ha dit...

Es injusto, es triste...
Y qué necesaria entradas como estas!

Un abrazo admirado

Xavier ha dit...

L’enllaç, tot un plaer.
Gracies

Criss Cross ha dit...

EXCELENTES FOTOS

Guardadas para mi colección personal!

Criss Cross

Eduardo ha dit...

Hay un asunto que se sobrepone incluso a la situación que causaba (y causan, os recuerdo) la emigración. Y es el desarraigo. Una sensación que no recomiendo a nadie. Porque el cielo siempre es único en el sitio exacto donde nacemos. Y cuando nos vamos, eso cambia para siempre.
Nunca nada vuelve a ser igual, y el mundo que dejamos deja inmediatamente de existir tras nuestros pasos. Si intentásemos volver, no reconoceríamos nada. Porque nada existe ya.
Ansío el día en que nadie se vea forzado a dejar el suelo de sus raíces, aquél que siempre llevamos dentro y que se refuerza en nuestra identidad cuando no estamos en casa.
Lo difícil es entender que eso convierte nuestra tierra en la mejor. Simplemente es la nuestra. Espero no haber sido muy nebuloso...

Mery ha dit...

Viendo estas fotos, mas con los ojos del alma que con los de la cara, se me saltaban las lágrimas.

Un abrazo

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

Muy justo recordar esta fotos ahora, muy merecido y un esfuerzo que merece la pena. Un homenaje a todas esas personas, a las que nadie hemos olvidado. Muy interesantes las palabras de Eduardo sobre el desarraigo...
Qué dura es la historia de la humanidad, y qué parecida...que igual es toda...Tremendas fotos, ví parte de ellas personalmente, he visto esas fotos, en una exposición que hicieron en el Reina Sofía con parte de esos archivos: fui con una amiga, y a la cuarta foto nos pusimos a llorar como descosidos.
Petons.

Eduardo ha dit...

Quería decir que eso NO convierte nuestra tierra en la mejor. Aunque me emocione mirar el páramo monegrino, nunca lo consideraré un paraíso.
Seguimos emigrando...

gaysinley ha dit...

Conmovedor, que buenas fotos!

Gracias y besos