dimarts, de novembre 27, 2012

La apoteosis de Luca Signorelli


Luca Signorelli (Cortona, ¿1445? - 1523), firmó en 1499 un contrato con la catedral de Orvieto según el cual debía pintar dos tramos de la bóveda de la Capilla de San Brizio, una gran construcción gótica erigida alrededor de 1408. En el verano de 1447 Fra Angelico, asistido por Gozzoli y otros artistas menores, había pintado un fresco de los Profetas en una de las aletas triangulares del techo y el Cristo Juez en otro. Medio siglo más tarde Signorelli emprenderá la obra de completar la decoración al fresco iniciada por Angelico. Los administradores de la Catedral le habían contactado con otros artistas como Perugino y Antonio da Viterbo, llamado Il Pastura para realizar esta obra. Finalmente se decidió contratar a Luca por cuetiones económicas, era el más barato y por su reputación de eficiente y rapidez en la ejecución. El contrato se refiere a él como el artista que había pintado "multas pulcherrimas picturas in diversis civitatibus et presentim Senis" (muchas hermosas pinturas en diferentes ciudades y especialmente en Siena). Signorelli respetando los términos del contrato trabajó a una velocidad tal que incluso los administradores de la catedral debieron quedar sorprendidos.







Un año después de la firma del contrato, el 23 de abril de 1500, los frescos del techo estaban terminados y también fue capaz de mostrar a sus clientes los dibujos de los frescos de las paredes laterales. El contrato para estos cuadros adicionales se firmó un par de días más tarde: tenían que pagarle 575 ducados por esta segunda parte. En 1502 el ciclo de frescos estaba completamente terminado, aunque los pagos adicionales no llegarían hasta 1504. En sólo tres años, desde 1499 hasta 1502, la decoración fue planeada y ejecutada, con una velocidad y eficacia prácticamente única en la historia del arte italiano. En cuanto al tema se refiere, es probable que en los frescos del techo (los grupos de apóstoles, ángeles, profetas, patriarcas, los Doctores de la Iglesia, los mártires y vírgenes) Signorelli simplemente completara el programa que originalmente había sido concebido por Fra Angelico. Sin embargo, los frescos en las paredes laterales, aunque el tema básicamente fue planificado de acuerdo con los administradores de la Catedral y de los teólogos, son enteramente el producto de la fértil imaginación de Signorelli.







Lucca Signorelli nos ha legado una de las obras más tumultuosa e impresionantes que se hayan realizado, un remolino de cuerpos desnudos, ángeles y demonios, ruinas, terremotos...., algo que no se había visto hasta entonces. No en vano fue un artista alabado por encima de todos los demás por el propio Michelangelo.



























+ Información:

http://www.nybooks.com/blogs/nyrblog/2010/may/07/when-antichrist-came-orvieto/
http://es.wikipedia.org/wiki/Luca_Signorelli
http://www.wga.hu/frames-e.html?/html/s/signorel/brizio/index.html
http://www.artcyclopedia.com/artists/signorelli_luca.html


20 comentaris:

Sébastien Paul Lucien ha dit...

Tendre que ir a admirar ese trabajo un dia proximo en esa tan entranable tierra de Italia.

MM de planetamurciano ha dit...

En mi viaje a la Toscana de este verano nos desviamos a Orvietto y entramos a su duomo, sin tener yo ni idea de que allí estaba la capilla de Signorelli; la experiencia que vivimos yo y mis acompañantes fue, de verdad, una de las cosas más chulas que me han pasado en la vida. Además, como está recien restaurado, los colores, las figuras, los cielos, los remolinos de personajes, todo es de un impactante increíble, y sin los empujones de Roma o Florencia. Totalmente recomendable, efectivamente.

Joaquinitopez ha dit...

Siempre me han sorprendido dos cosas: la contundencia de las imágenes de Signorelli con un dibujo deliciosamente duro y honesto y tu exquisitez a la hora de seleccionar las imágenes. Impresionante entrada.

Galderich ha dit...

Conocía la obra de Luca Signorelli pero no la rapidez en su ejecución. Ahora que las han restaurado, como bien se aprecia en las imágenes que nos pasas, será cuestión de realizar otra visita a Italia.

El Deme ha dit...

Unos cuerpos maravillosamente dibujados. Viendo esto me viene a la memoria la película El paciente inglés cuando Juliette Binoche tiene la suerte de mirar de cerca las pinturas de la capilla donde estaban restaurando...

Xim ha dit...

Veo los cuerpos con figuras más primitivas que las de Michelangelo, es decir, menos realistas, parecen sacadas de un comic, no sé si me entiendes, pues eso...besotes otoñales

senses and nonsenses ha dit...

Wow, ¡impresionante!, bellísimo, es de síndrome de Stendhal total.
aunque me parece alucinante que Signorelli tardara apenas tres años en pintar esta maravilla, pudo tener un gran equipo de ayudantes, pero hay que tener una cabecita muy particular para que se te ocurra todo esto.
otro sitio que he de ir antes de morir.

homodesiribus 2012 ha dit...

cher ami
je pense que vous auriez pu avoir l’obligeance de me citer à la fin de cet article qui ressemble beaucoup trop au mien pour être honnête. Quand on ne cite pas ses sources on appelle cela du plagiat. Merci de rectifier. Homodesiribus

Javier Arnott Álvarez ha dit...

Cher ami, je n'ai jamais eu de problèmes dans mettre un lien vers un blog d'un suiveur, et encore moins si j'ai l' utilisé pour faire mon entrée dans mon blog, mais ce n'est pas l'affaire. Si vous voulez que je lier votre article, s'il vous plaît me donner le lien, parce que je cherchais et je ne l'ai pas trouvé.

Atentamente : Javier

Uno ha dit...

Sin quitarle ningún mérito a este imprtesionante trabajo, supongo que, como otros, Signorelli contaría con un equipo de discípulos aventajados que le ayudaron a hacerlo en tan corto tiempo.

Justo ha dit...

¡Madre mía!

Esto sí que es el horror vacui, jaja..

Javier Arnott Álvarez ha dit...

Cualquier excusa es buena para visitar Italia y sus múltiples bellezas.

Javier Arnott Álvarez ha dit...

La verdad Sr. MM es que poco más que añadir por no decir que no tengo nada que añadir.

Javier Arnott Álvarez ha dit...

Gracias Joaquinito, y más aún viniendo de ti.

Javier Arnott Álvarez ha dit...

Ya sabes, al igual que le dije a Sebastién, cualquier excusa es buena para visitar Italia y admirar sus múltiples bellezas.

Javier Arnott Álvarez ha dit...

Es verdad, además creo que ella refleja a la perfección, en esa escena, la mirada que se nos queda a todos en esa situación.

Javier Arnott Álvarez ha dit...

Adorable valoración, sincera y directa, ahora que ya te conozco un poco más te entiendo perfectamente.

Javier Arnott Álvarez ha dit...

Sumamos y sumamos espacios para visitar, lograremos estar en todos ellos ?, ojalá pudiéramos cumplir nuestros sueños.

Javier Arnott Álvarez ha dit...

Se supone, lo cual no resta mérito, ya sabes que en el Renacimiento se funcionaba mediante talleres y en estos trabajaban futuras grandes figuras, aunque en aquella época diferenciar entre los grandes y los segundos es poner una línea demasiado fina.

Javier Arnott Álvarez ha dit...

Este es un comentario ciertamente inesperado. jajajajaja