divendres, de desembre 16, 2011

David Trullo: Procazmente Inquisitivo


David Trullo, Madrid 1969, actualmente uno de nuestros creadores visuales internacionalmente más reconocido, poseedor de un impresionante y extenso C.V. y creador sobre el que algunos de los seguidores de este blog han opinado que es un símbolo de la casa y por qué no decirlo, una debilidad propia. Artista que huye de encasillamientos y que nos propone una mirada alejada de cualquier tipo de dogma. David Trullo se asoma a este espacio coincidiendo con la presentación de su nuevo proyecto "Psychomachia", la cual toma el título del poema escrito por Prudencio aproximadamente después del 392 d C. y cuyo significado es "Batalla por el alma del hombre" (al cual pertenecen las fotografías de esta entrada, un estreno en exclusiva para "Bajo el Signo de Libra", generosamente cedidas por David Trullo) un trabajo en torno a las dualidades, en este caso las siete virtudes, cardinales más teologales, enfrentadas a los pecados capitales.


Javier Arnott - Para situarnos te diré que tal vez lo que más me ha llamado la atención de lo que he leído sobre ti es lo que aparece en artelista, "Algunos pensarán que la obra de David Trullo intenta provocar y escandalizar a los cristianos, pero creo que simplemente es un poco hereje". Personalmente te veo como un heredero directo de la tradición barroca española. ¿Te consideras realmente un "enfant terrible" del arte español?

David Trullo - A estas alturas no me veo en el papel de ‘enfant terrible’, además ya hay un millón. Al principio a todos los artistas nos gusta jugar con esa idea, que cansa enseguida. Sí me gusta y veo necesario cierto elemento de provocación. Me halaga sin embargo que algunos me consideren heredero de la tradición barroca española, y no me molesta que mi trabajo se vea como ‘hereje’. Al fin y al cabo, un hereje no es sino el que ve el dogma de otra manera, o el que interpreta la realidad alejándose de la ‘oficialidad’.

Javier Arnott -Tu trabajo se presenta, mayoritariamente, como una investigación en torno al género, la iconografía religiosa, la imagen, pero has hecho bastantes cosas más, personalmente me sorprendieron gratamente los trabajos "Wetsmerz" y "Faust", o la a mi parecer irónica "Tourist Tortilla". ¿Crees que hay demasiada tendencia entre los críticos a encasillar a los creadores?

David Trullo - Es verdad que hay cierta tendencia entre críticos pero también entre nosotros como artistas. Existe el miedo a despistar, o a dar la sensación de dispersión si no se trata un tema muy concreto y se encuentra un lenguaje personal y reconocible inmediatamente. Es una cierta forma de censura. Intento no hacer caso a esos ‘cantos de sirena’ y dejarme llevar por las ideas aunque los resultados sean muy diversos y no tengan en principio una ‘marca’ reconocible.



Javier Arnott - En tu trabajo hay, a mi entender, bastante de revisión de iconografías clásicas. Pero lo que nunca hay es una visión grotesca y tampoco una revalorización de dicha iconografía, y sí una invitación a cuestionarnos valores que damos por supuestos. ¿Crees que acatamos con demasiada facilidad aquello que se nos impone o se nos quiere imponer?

David Trullo - Me interesa mucho aprovechar programas iconográficos ya existentes para tratar otros temas, ver cómo los símbolos son flexibles y los significados cambian constantemente. Un buen símbolo es aquel que se presta a muchas lecturas, incluso contradictorias. Además me permite una mejor comunicación con el espectador que ya conoce esa iconografía. Por ejemplo, en mi serie ‘Pescadores de Hombres’ (2006) utilizo la iconografía clásica en la representación de los 12 apóstoles no para hacer una revisión ‘moderna’ de su imagen sino para hablar sobre la masculinidad y la identidad de grupo. Engancho al espectador porque reconoce inmediatamente la serie y es capaz de revisar el mito, aunque sea de una forma distinta a la que yo propongo.

Javier Arnott - Todo proceso creativo nace de una idea que posteriormente se amplía, desarrolla y acaba definiéndose. ¿De dónde parten los estímulos que desencadenan tus procesos creativos?

David Trullo - Muchas veces una idea primaria te lleva a otro estado y el resultado no tiene nada que ver con el origen. Unas veces una fotografía en el periódico te lleva a comenzar una nueva serie, o leer algo. En mi caso las ideas se cuecen durante mucho tiempo mentalmente hasta que encuentran la forma de tomar cuerpo, el formato, el estilo y la dimensión.



Javier Arnott - El otro tema que me interesa es la imagen, vivimos en un mundo dominado por cómo nos vemos y cómo nos ven, o cómo creemos vernos y cómo quisiéramos que nos vieran. ¿Crees que somos excesivamente dependientes de nuestra imagen?

David Trullo - Creo que somos excesivamente dependientes de nuestra imagen y eso me encanta. Es una consecuencia de la invención de la imagen fotográfica, y lo que hace que la fotografía tenga el poder que tiene desde hace casi 200 años. Si la apariencia no tuviera tanta importancia mi trabajo no tendría sentido. Me fascinan conceptos asociados a todo eso como la fotogenia y la máscara. Espero que nadie se tome nunca mucho en serio eso de que la ‘belleza está en el interior’.

Javier Arnott - Al contemplar las fotos de la serie que has mencionado,"Pescadores de hombres", uno no puede escapar a la referencia del apostolado del Greco y el nexos de unión. Representación alejada de cualquier idealización, los modelos son personas con las que cualquiera puede sentirse identificado. En un mundo dominado por el efecto moda, modelos ideales, profusión de retoques, huida de la realidad, tú nos propones lo contrario y no obstante la imagen en tu trabajo es prioritario. ¿No suena un tanto contradictorio ?

David Trullo - Lo que realmente me interesa es el poder inmenso de la imagen en nuestro tiempo, especialmente de la imagen fotográfica, y cómo es posible tratar muchos temas además de los que propones, especialmente de identidad y género. Desde luego es contradictorio, y de esa contradicción pretendo que surjan lecturas contrapuestas, me gusta que mis imágenes tengan esa ambivalencia, que sirvan para un propósito y su opuesto al mismo tiempo.



Javier Arnott - En una entrevista para Claudio Parentela afirmas que desde pequeño querías ser pintor y te pasabas horas dibujando, curiosamente has acabado siendo fotógrafo como tu padre (http://unavidadetoros.wordpress.com/) y vídeo creador, ¿Cuándo se produce ese cambio del niño que deseaba ser pintor y por qué?

David Trullo - Creo que con eso de ser ‘pintor’ me refería seguramente a ‘ser artista’. Me sorprende incluso ahora que lo tuviera tan claro tan pronto. Descubrir más tarde las infinitas posibilidades de la imagen fotográfica sólo cambió mi forma de trabajar. Hasta cierto punto es incluso una especie de religión, lo único en lo que ‘he creído’ y lo que me mantiene vivo

Javier Arnott - Una pregunta ineludible es sobre tu colaboración con Roberto González Fernández ¿Cuándo y cómo nace esta colaboración?

David Trullo - Nos presentó Rafael Liaño en el centro Municipal de las Artes de Alcorcón en 2004 donde Roberto acababa de exponer y donde yo montaba. Admiraba su obra desde hacía mucho tiempo y me sentí muy orgulloso de que él conociese la mía. La conexión fue inmediata, algo así como una especie de ‘flechazo artístico’. Tenemos una forma de ver las cosas muy similar y referencias complementarias, la diferencia generacional sólo añade más. Nos planteamos hacer un trabajo conjunto, y desde entonces hemos colaborado con regularidad. Trabajar de forma bífida nos permite interpretar las cosas de otra manera, de forma más lúdica y quizá más atrevida, ya que nos escondemos detrás de unas siglas, RGF+DDT. Un artista nuevo con dos cabezas.



Javier Arnott - Para terminar, el 21 de enero de 2011 aparecía un artículo en El Cultural que se interrogaba sobre si existe el arte español fuera de España. Desde tu actividad como comisario cual es la visión que tienes sobre el tema.

David Trullo - Creo que esto se debe a dos causas: España no es exótica, quizá en algún momento lo fue (siglo XIX?), pero ahora desde luego ya no. Pertenecer a un país semiperiférico no da el ‘glamour’ que tienen ahora los asiáticos, los africanos o los latinoamericanos, que son los que están de moda. En una viñeta del artista Pablo Helguera se explica con claridad. Una curator le dice a un artista: ‘eres el artista de bienal perfecto, tus temas son políticos, tu trabajo coleccionable y eres étnicamente interesante’.
La otra causa es que simplemente ni los artistas ni los curators españoles hablan inglés, y eso les reduce a entornos locales. Los poquísimos comisarios que hablan inglés con propiedad huyen de relacionarse con españoles para que eso no sea un lastre en sus carreras. Así de crudo.


David Trullo, alejado de cualquier convencionalismo nos lanza, en cada una de sus obras, el reto de enfrentarnos a nosotros mismos, a nuestras convicciones y a la relectura de la iconografía clásica. Nos invita a reflexionar sobre aquello que somos o aquello que aceptamos. Sólo me resta darte efusivamente las gracias por tu generosidad y colaboración al haber aceptado esta entrevista.

Fotografías cedidas en exclusiva para "Bajo el Signo de Libra" por David Trullo

"Psychomachia"
Trullo Kusntkammer
Nueva obra en edición y libros de artista
19-23 diciembre 2011
18-22h
c/ Santa Brígida, 9
Madrid 28004


+ Información:

http://davidtrullo.com/

10 comentaris:

Xavier ha dit...

Tal com calia esperar de tu es un treball genial, clar, net i concís.
Sols felicitar-te per la manera que tens d'apropar-nos al immen mon de la cultura i per suposat també a en David per fer que molts puguem gaudir dels seus treballs com artista.

Gracies Srs.

Uno ha dit...

Sigues superándote, aunque parezca imposible, con estas exclusivas.
La entrevista ha hecho que vea las fotografías de D. Trullo con otra perspectiva.
Qué triste que también en el arte, el inglés (por dios qué cosa tan obvia) nos excluya.

Un abrazo

julianen ha dit...

gracias a leerte he reencontrado a Roberto Gonzalez al que conocí siendo un crio en una colectiva en que presentaba dos preciosos dibujos de su estancia en escocia, dos amigos mios con posibles los compraron, yo al cabo de unos años cambié una cosa mis por dos lithos maravillosas de roberto que velan mi sueño cada noche

tecla ha dit...

Te digo lo mismo que Uno, que te creces en cada entrada que haces. Cómo me habría gustado ver esta colección en vivo y en directo para disfrutarla a conciencia. Me he pasado un buen rato mirándola y tratando de discernir sobre cada una de ellas, aún antes de leer la entrevista.
Ha sido todo un honor, Xavier.

tecla ha dit...

Te digo lo mismo que Uno, que te creces en cada entrada que haces. Cómo me habría gustado ver esta colección en vivo y en directo para disfrutarla a conciencia. Me he pasado un buen rato mirándola y tratando de discernir sobre cada una de ellas, aún antes de leer la entrevista.
Ha sido todo un honor, Xavier.

senses and nonsenses ha dit...

un artista que me encanta en mi blog de referencia.
gracias a los dos.
me encanta Pescadores de Hombres y sus San Sebastián.
algunas de sus imágenes me han provocado cosas, como con muchas de tus entradas.

un abrazo.

Xim ha dit...

He estado indagando la obra de este autor y verdaderamente tiene cosas interesantes, pero de esta colección no puedo decir lo mismo, no me ha impactado ninguna de las fotografías, con excepción de la foto del que sostiene una calavera mejicana, que me ha llevado a recordar la iconografía popular del grupo musical estadounidense Marilyn Manson. Eso sí, los juegos de palabras en inglés están muy logrados...

bsssss

Joao Baptista ha dit...

diferente!

MM de planetamurciano ha dit...

Enhorabuena por la entrevista! Yo también he estado buscando cosas y me ha producido sentimientos encontrados, pero eso no es malo, sino todo lo contrario.

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

Me ha gustado mucho la entrevista, porque habla de todo el proceso creativo de un artista, y sobre cómo lo vive.

Petonets!