divendres, de juliol 01, 2011

Torero por Ruvén Afanador


Ruvén Afanador en su libro Torero (una mezcla entre la obra de von Gloeden, Helmut Newton y Diane Arbus, con toques que recuerdan a Robert Mapplethorpe) nos acerca y hace evidentes aquellos elementos visuales de la corrida de toros que todos conocemos pero que siempre son ignorados. La portada del libro es toda una declaración de intenciones, el joven torero que sujeta las astas del toro cubierto solamente por la taleguilla. Toda la obra destila una mórbida belleza, entre erotismo y riesgo, fotografiada con una maravillosa técnica con la que logra magníficos contrastes y una gran riqueza de texturas que realzan la mítica sensual del torero, prototipo de la masculinidad latina.





Ruven Afanador (Bucaramanga, Colombia, 1959) actualmente nacionalizado en Estados Unidos es uno de los grandes fotógrafos actuales. Siendo un habitual de las grandes revistas de moda y estilo o publicaciones tan prestigiosas como The New Yorker, New York Times Magazine, Rolling Stone, siempre ligado a grandes firmas como: Arista, Cacharel, Elektra, etc.... Su libro Torero, publicado en 2001 lo elevará no sólo a la categoría de fotógrafo de culto, sino que el propio libro acabará por convertirse en todo un icono cultural.












+Información:

http://www.ruvenafanador.com/
des dels meus ulls....: Ruven Afanador
des dels meus ulls....: Ruven Afanador II, Sombras
http://www.johncoulthart.com/feuilleton/2009/04/02/torero/
http://www.johncoulthart.com/feuilleton/2009/09/21/fencing-fashion-again/

8 comentaris:

Xim ha dit...

Los trajes de torero siempre me parecieron una absoluta mariconada, no sé a quien se le ocurriría semejante despilfarro de estética kitsch con tanto colorido y adorno, ke askete me dan esos trajes, al igual que ese gorrito repelente, las zapatillas tan mariconas, parecen de ballet, je, je, je, vamos, todo es repugnante, altamente repugnante. Bueno, no todo, lo único válido es que al menos podemos disfrutar de los paquetes fácilmente y también de los culazos, je,je, je...

bss

Joaquinitopez ha dit...

Fascinante mirada sobre el toreo quizás completamente ajena a lo que se espera de cualquier cosa que se haga sobre el tema. Tiene el morbo añadido del paso intermedio de la homosexualidad insinuada en toda la parafernalia taurinesca y la directa representación del desnudo gay. Fascinante.
Un abrazo

Joao Baptista ha dit...

Não gosto de touradas

pon ha dit...

Mira que odio las corridas de toros y toda la parafernalia esa, pero menudas fotazas!!!!
Lo que indica que, con la mirada adecuada, se encuentra belleza en lo más sórdido.

Uno ha dit...

Se han hecho muchas fots mas o menos morbosas de toreros pero estas son especiales. Un descubrimiento para mi . Me encantan.

senses and nonsenses ha dit...

con estas fotos hasta yo me aficiono a la tauromaquia.

Champy ha dit...

Coincido con Xim... realmente nunca he muerto por torero alguno...reconozco que en ocasiones se descubren cosas prometedoras...pero no he caido...

Que zapatillas tan mas mariconas! Nunca habia visto unas de cerca...

Sera que no tolero un injusticia.

2046

Xavier ha dit...

La contradicció sempre es present amb el toreig. Em quedo primer amb la noblesa de l’animal.
El torero es el complement d’un vestit, una tradició, una festa. Per guanyar s’ha de matar . Trist espectacle.
El que fa Ruben Afanador es apropar l’home mascle a la proximitat dels que fugim de la matança i gaudim dels cos humà . Genial mirada.