divendres, de gener 21, 2011

Yosuke Yamahata, la memoria de Nagasaki


El 10 de agosto de 1945 Yosuke Yamahata fue el primer reportero gráfico en llegar a lo que quedaba de la ciudad de Nagasaki junto a sus ayudantes, el pintor Eiji Yamada y el escritor Jun Higashi. Durante doce horas no dejó de disparar su cámara, consiguiendo el más extenso documento fotográfico de las consecuencias inmediatas de la segunda bomba atómica. Dos semanas después sus fotos aparecieron en la revista japonesa Mainichi Shibun. Tras el control por parte de los Estados Unidos sobre Japón se impuso una férrea censura, la cual impidió la distribución de las fotografías de Yamahata, callando el horror que se había producido. Habría que esperar hasta 1952, año en que la revista Life publica las fotos, para que el mundo tomara conciencia de la masacre llevada a cabo. A pesar de que la bomba falló el objetivo, por una distancia considerable, la mitad de la ciudad de Nagasaki quedó arrasada. 75.000 de los 240.000 habitantes de Nagasaki murieron instantáneamente, seguidos por la muerte de una suma equivalente por enfermedades y heridas. Se estima que la suma total de muertos fue de bastante más de 140.000 personas, en su inmensa mayoría civiles.

Yosuke Yamahata (Singapur, 1917 - Japón, 1966) estudió en la Universidad Hosei en Tokio, pero abandonó sus estudio antes de graduarse para trabajar en el estudio fotográfico de su padre. Durante los primeros años de la guerra Yamahata fue fotógrafo militar en China y otros lugares. En 1942 regresó a Japón. En 1965 Yamahata caerá gravemente enfermo. El diagnóstico: cáncer terminal, causada por la radiación a la que había estado expuesto en Nagasaki.


A warm wind began to blow. Here and there in the distance I saw many small fires, like elf-fires, smoldering. Nagasaki had been completely destroyed.
Yosuke Yamahata






Human memory has a tendence to slip, and critical judgment to fade, with the years and with chamges in life-style and circunstance. But the camera, just as it seized the grim realities of that time, brings the stark facts of seven years ago before our eyes without the need for the slightest embellishment. Today, with the remarkable recovery made by both Nagasaki and Hiroshima, it may be difficult to recall the past, but these photographs will continue to provide us with an unwavering testimony to the realities of that time.
Yosuke Yamahata

No obstante, los horrores se han seguido sucediendo en una espiral que parece no tener fin. Parece como si siguieramos empeñados en dar la razón a la famosa alocución de Tito Macio Plauto (254 a. C. - 184 a. C.) que en su obra Asinaria, afirma: "Lupus est homo homini, non homo, quom qualis sit non novit." (Lobo es el hombre para el hombre, y no hombre, cuando desconoce quién es el otro).

Thomas Hobbes, filósofo inglés del siglo XVII, en su obra Leviatán, retomaría el tema afirmando que el egoísmo es un elemento básico del comportamiento humano, aunque la sociedad intenta corregir tal comportamiento favoreciendo la convivencia.

Tal vez algún día nos volvamos hacia Lucio Anneo Séneca y podremos afirmar "Homo, sacra res homini (...)". (el hombre es algo sagrado para el hombre) como afirma el filósofo Cordobés en su Cartas a Lucilio, XCV, 33.

+ Iformación:

http://www.exploratorium.edu/nagasaki/index.html

13 comentaris:

Xavier ha dit...

El pensament de Lucio Anneo Séneca es bell i esperançador, i hauria de ser la nostra realitat dons no es així. L’home creador es també l’home destructor, i en tots els sentits.
Esgarrifoses imatges clar testimoni de la naturalesa humana.

Champy ha dit...

Que terrible entrada.... yo jamás acabaré...no que chingaos, ni siquiera empezaré a entender ésto....

La barbarie, la censura, la ambición, el genocidio.....

Prometeme que verás La Tumba de las Luciernagas....segurito que Yamahata conoció a Setsuko y a Seita....

http://champy-decomalaamacondo.blogspot.com/2010/04/una-de-luciernagas.html

....

Dios nos perdone.

2046

MM de planetamurciano ha dit...

Porke se sabe ke son fotos auténticas, pero cuesta creerlas más de cincuenta años despues.

Pilar ha dit...

Desoladoras las imágenes, desolador su final.
Querido pjota, qué placer volver por aquí! muchos besos, en marcha!

Joaquinitopez ha dit...

Sobrecogedoras imágenes para empezar pero tu texto no lo es menos. Sinceramente aunque no sorprendentemente estoy estremecido y admirado.
Un rendido abrazo

Fabulastic ha dit...

Es siempre el pueblo y los inocientes que págan por las locuras de sus dirigientes.

Uno ha dit...

El hombre deja ver su auténtica naturaleza en la impunidad de las guerras.
Espeluznante todo. Estupendo tu texto.
Un abrazo

Joao Baptista ha dit...

Passados estes anos todos continua a impressionar

Landahlauts ha dit...

¡Cuánto dolor en esas fotos! Aunque ya sean todos historia... aunque ya estén todos muertos.

Saludos.

senses and nonsenses ha dit...

iba a decir que era difícl que llegara otra bomba atómica, u otro holocausto como el de la 2GM.
luego pensé en los Balcanes, Irak, Afganistán, Haití, el Congo y todo áfrica...

un abrazo.

Mery ha dit...

Un héroe tras el horror, algunos hasta podrían considerarle un Santo.

Cuano estoy pesimista me inclino hacia el hombre lobo para el hombre. Ya me gustaría ser consciente de que el hombre es sagrado para el hombre.
Un beso

Justo ha dit...

Imagino que el horror siempre ha estado ahí, pero será difícil superar las cimas alcanzadas en el siglo XX. Las imágenes son más estremecedoras que cualquier relato, en este caso; y si se combina palabra e imagen, como aquí..

¿Conseguiremos mejorar?

Madame X ha dit...

Sobrecogida me dejas con esta entrada. Por más que lo sepamos, cuesta imaginar que sea posible tanto horror. Y lo peor de todo es que no parece que vayamos a cambiar. Qué más quisiéramos ser como lobos, no hay animal que nos supere en crueldad.

A pesar de lo terrible, magnífico post.

Un beso.