dilluns, de juny 28, 2010

Stonewall: una historia inconclusa

Stonewall Inn

Han pasado 41 años desde los hechos de aquel 28 de junio de 1969 en que comenzaron los disturbios de Stonewall y mucho han cambiado las cosas en algunas naciones, pero no en todas. Aún en muchas partes del mundo se sigue criminalizando, persiguiendo, acosando, torturando y matando a miembros del colectivo LGBT, es una realidad a la que ni podemos ni debemos dar la espalda ya que el sentimiento de colectividad, de formar un único bloque dispuesto a hacer frente a aquellos que pretenden negarnos nuestros derechos y nuestra razón de ser es la clave para poder seguir avanzando en la igualdad, como queda claramente reflejado en estas declaraciones de Michael Fader sobre su visión de los acontecimientos de Stonewall, hecho que vivió de primera mano.
Todos teníamos un sentimiento colectivo de que habíamos soportado lo suficiente de esta mierda. No era nada tangible que alguien le hubiera dicho a otro, era algo así como que todo lo que había ocurrido a través de los años se había acumulado en esa noche específica y en ese lugar específico, y no fue una manifestación organizada... Todos en la muchedumbre sentimos que nunca íbamos a volver. Era como el colmo. Era hora de reclamar algo que siempre se nos había arrebatado... Todo tipo de personas, todo tipo de motivos, pero más que nada era total indignación, enfado, pena, todo combinado y como que todo siguió su curso. Era la policía la que hacía la mayor parte de la destrucción. Nosotros realmente estábamos tratando de volver a entrar y escaparnos. Y sentimos que por fin teníamos libertad, o libertad para por lo menos demostrar que exigíamos libertad. Ya no íbamos a caminar sumisamente por las noches y dejar que se metieran con nosotros. Nos mantuvimos en nuestros trece por primera vez y eso fue lo que sorprendió a la policía. Había algo en el aire, libertad que hacía falta hacía mucho tiempo, e íbamos a luchar por ella. Se manifestó en dos formas diferentes, pero el resultado final era que no íbamos a ceder. Y no lo hicimos.

Carter, David (2004). Stonewall: The Riots that Sparked the Gay Revolution, St. Martin's Press


Stonewall: The Riots that Sparked the Gay Revolution, de David Carter es un pormenorizado relato de los acontecimientos del 28 de junio de 1969, así como un detallado recorrido por los lugares, los activistas y las personas que jugaron un papel relevante en aquellos hechos.

9 comentaris:

ixilik ha dit...

Yo creo que debemos de celebrarlo, y meter mucho ruido. Lo mismo que en la dictadura, se miraba hacia las dictaduras, como un faro mitificando todo lo aue en ellas sucedía, así nos tenemos que dejar ver , por los que aun estan discriminados. Creo que es importante que sientan la unidad, para romper desde sus dentros, jugandose la vida.
Muchos de esos clandestinos, tienen que demostrar continuamente una valentía que nosotros, por fortuna, desconocemos si tenemos , pero podemos aparentarla para acompañarles.
Buen día

El Tinajón ha dit...

Esos derechos elementales son los que necesitan los Gay cubanos. Supuestamente la hija del dueño de la isla lucha por los derechos de los homosexuales (supuestamente), pero en días pasados (sucede diariamente) integrantes de esa organización fueron reprimidos y detenidos por la policía en la playa Mi Cayito, por repartir propaganda para un evento "supuestamente oficial", de esos que representa la hija de Raul. Cómo se explica esta geringonza tropical-cubana? Muy simple: Falta de derechos.

Xim ha dit...

Bueno, y digo yo, ¿quién se va a tomar en serio nada de todo esto cuando mayoritariamente todos los desfiles consisten en jaulas de locas?...

Feliz Día a tod@s anyway!!!

Xim

Xim ha dit...

Ya no paso de largo ni me río,
ni tiemblo por amor, ni me desvelo,
ni espero demasiado de los días
que queman como el fuego.

A veces, antes de dormirme pienso:
me gustan los amigos, los rincones,
la pólvora sin ruido y por las noches
matar la soledad con un secreto.

Feliz Día!!!

Xim

Pilar ha dit...

Y detrás va todo, es una lucha que va a la cabeza de la transformación, el género deconstruido, libre, visto más allá del binarismo, aproximado a la verdadera naturaleza. Una lucha por la que es importante apostar y que no tiene vuelta atrás sino horizonte. Felicidades, a gays, lesbianas, xxy, trans, y todos cuanto la naturaleza nos traiga, todos juntos somos el futuro. Mil besos, hermoso pejota. Cómo me gusta tu casa!

Vulcano Lover ha dit...

Otro año más, y en pleno proceso de deriva universal, uno diría que cada vez los pasos que se dan son más pequeños :( Hace falta fuerza y entusiasmo para la lucha por el futuro... No son valores al alza, quién se anima a recuperarlos?

tecla ha dit...

Eso que cuentas es como una puerta a la esperanza P-Jota.
Igual cualquier día de estos nos levantamos del sofá todos a una y gritamos a los poderes fácticos que basta.
Igual resulta que no todo está perdido.
Gracias amigo.

Justo ha dit...

¡Y Judy Garland al fondo!

(No es casual que la revuelta se produjera por la indignación de no poder rendir culto a la musa entonces del colectivo. Por eso me indignó cuando, hace unos años, un colectivo radikal pretendió obstaculizar el paso de la carroza de Alaska/Fangoria en la marcha madrileña. La cultura gay siempre ha ido de la mano de las y los artistas que amamos, hay que reivindicar, por supuesto, para eso se hace, pero no entiendo la manía de querer separar las dos cosas. Y también el mundo de la noche ha sido y es muy importante... por eso me parecen fenomenal las carrozas con chulos y las artistas y las pancartas: todo es compatible, y ese es el sello de la marcha, y la causa de su éxito).

senses and nonsenses ha dit...

yo tb hubiera preferido estar en stonewall que en una jaula de locas.
pero todo vale, todo suma.
la pluma puede ser revolucionaria (tb repetitiva), ...pero si les molesta tu pluma clávásela.