diumenge, de juny 27, 2010

Concierto para piano #1 - Luis de Pablo


Luis de Pablo, nacido en Bilbao en 1930, es tal vez, en estos momentos, uno de de los compositores españoles más reconocido y con mayor prestigio internacional. Junto a Cristóbal Halffter conforman el puntal de la llamada "Generación del 51" que ha luchada por conectar España con su entorno natural, musicalmente hablando, tras la fractura y el atraso que significó la Guerra Civil y la dictadura. Por su parte Luis de Pablo desarrolla una enorme actividad como conferenciante, director, crítico, etc., lo cual le mantiene en un puesto de enorme relevancia dentro del panorama musical Europeo.

"La música no se puede traducir en palabras, el efecto físico que produce de emoción es un efecto específico del sonido organizado"
Luis de Pablo



Introducción "Concierto para piano y orquesta n°1" (1978-79 )



Cadenza y Final "Concierto para piano y orquesta n°1" (1978-79 )

Orquesta Filarmónica de Málaga, director: José Ramón Encinar
"En España es difícil abrirse camino. Yo aconsejo a los jóvenes que quieran hacer una carrera sólida como compositores que se marchen". ¿Cuáles son las razones de esta situación? "Los medios de difusión no están al servicio de la música. El problema no es la formación, que aquí se puede obtener muy buena, sino la imposibilidad de despegar profesionalmente. Los compositores no tenemos canales en España para exponer nuestro trabajo y los que no quieren hacer música de consumo -es decir, para la televisión, el cine o la publicidad- no pueden vivir".

8 comentaris:

Xavier ha dit...

Com sempre es una llàstima que la gent amb vàlua hagin de marxar fora per poder arribar a ser algú en molts del camps de l’art o la cultura.
Refotut país.
Bon diumenge Pj.

Joao Baptista ha dit...

Oi amigo catalão, ontem foi a grande festa gay em Lisboa no Terreiro do Paço, o mesmo sitio onde o papa celebrou a sua missa.
Foi divertimento até cair

Uno ha dit...

Me consta su prestigio. Yo no consigo disfrutar de este tipo de música.
La dejaré sonar esta tarde mientras navego...
Un abrazo

tecla ha dit...

Concretamente en Cataluña, el aprendizaje y los estudios de música, así como la formación musical, son prisioneros de los intereses políticos.
Eso, a continuación del abandono de la música a causa del franquismo.
Los españoles en su gran mayoría somos unos analfabetos musicalmente hablando.
Una auténtica catástrofe.
Lo estoy padeciendo en carne propia.
No es de extrañar que el compositor de Pablo se lamente.

Vulcano Lover ha dit...

Pues a mí de Pablo no me parece tan vanguardista ni tan importante. Claro que ese periodo de la música no me gusta nada. En el siglo XX, desde los años 30 a los 90, la música es un terrible desierto de ideas.

Pilar ha dit...

Se pasó en España del desprecio por las vanguardias a la política de la subvención a la española, es decir, sin orden ni concierto, sin rigor, y se taponó de nuevo lo que podría haber abierto un nuevo camino para la creación. Estoy con Luis de Pablo, hay que abrirse de este país.

Justo ha dit...

Por desgracia, tenemos muchos melómanos que desprecian la cultura musical no ya de las últimas décadas, sino de todo lo que llegó cuando se empezó a descomponer la melodía. Si se hacen de cruces con Schönberg o con Bartok, qué no se harán con lo que llegó después.

He ido un par de veces al Festival de Música Contemporánea de Alicante, y me sedujeron enormemente las propuestas actuales, aunque lo que ví es que todo eso se ha convertido en una cultura de gueto, sin difusión ni esperanza siquiera, en un círculo cerrado.. se estrenan obras para que las escuchen sólo la gente que trabaja en ese circuito, porque el público de la música no quiere salir de Beethoven, Mozart o Verdi. Si en pintura o arquitectura se tarda en admitir los avances y la evolución, en música ya... por lo menos en España, no sé si en fuera será igual.

Carlos ha dit...

¡Muchas gracias, querido Pe-jota, y besos desde Praga!