dimecres, d’octubre 21, 2009

Dame Elizabeth Taylor, el hechizo violeta


Elizabeth Taylor es sin lugar a dudas una de las grandes estrellas que aún quedan del mítico Hollywood, una estrella que ha brillado con luz propia en el firmamento del celuloide por su trabajo y admirada por su belleza desde muy temprana edad, ya que debutará en el cine el año 1944 con la Películas "National Velvet", cuando esta joven inglesa contaba escasamente 12 años.


"De repente el último verano"

"La gata sobre el tejado de zinc ardiente"

"La gata sobre el tejado de zinc ardiente"

luego llegarían títulos como "El coraje de Lassie" o "Mujercitas". En 1950 Vincent Minelli la dirigiría en la divertida "El padre de la novia" junto a Spencer Tracy, comenzando su época de máxiomo explendor en la que se sucederían títulos como: "Un lugar en el Sol", "Gigante", "La gata sobre el tejado de zinc ardiente","El árbol de la vida", "De repente el último verano", "Una mujer marcada" (su primer Oscar), hasta llegar a la infausta "Cleopatra", para mi olvidable como película pero memorable en otros mucho aspectos, como la innegable magia del romance que se cocinó entre una de la que sería la pareja y el matrimonio más explosivo del cine, Elizabeth Taylor y Richard Burton.

Elizabeth Taylor & Montgomery Clift

Elizabeth Taylor & James Dean

Elizabeth Taylor & Rock Hudson

Pero aún quedarían momentos más memorables en la carrera de esta gran estrella, así no tardaría en llegar toda una lección interpretativa como "¿Quién teme a Virginia Woolf? (su segundo Oscar)" , "Reflejos de un ojo dorado", "Miercoles de ceniza" y así podríamos continuar nombrando su trabajos hasta su última aparición en "Los Picapiedra" de 1994, a parte ha sido ganadora de un Globo de oro, un BAFTA y cuatro Premios Golden Laurel. Gracias a una condecoración de la reina Isabel II de Inglaterra (Dama Comandante del Imperio Británico) recibe el tratamiento de Dame (Dama), equivalente del masculino Sir, al igual que otras estrellas veteranas como Judi Dench y Shirley Bassey.

Elizabeth Taylor & Richard Burton (Cleopatra)

Elizabeth Taylor & Richard Burton ( ¿Quién teme a Virginia Woolf? )

Pero si su carrera ha sido meteórica y brillante, también su vida privada ha sido todo un volcán en erupción, casada ocho veces, dos de ellas con el gran amor de su vida Richard Burton, pero hasta llegar aquí se había casado a los 18 años con Conrad Nicholas Hilton, a los 20 años contrajo nuevas nupcias con Michael Wilding con quien tuvo dos hijos, posteriormente llegaría Mike Todd, con quien tendrá a su tercera hija y de quien enviudaría un año después de su matrimonio, al morir Todd en un accidente aéreo. Seis meses después de quedar viuda conocería al que sería su siguiente marido, el cantante Eddie Fisher, el mejor amigo de Mike Todd que estaba por entonces casado con la entonces amiga de Elizabeth Taylor, Debbie Reynolds, creo que esta amistad quedó un tanto en plan Titanic. Y en 1962 durante el rodaje de "Cleopatra" llegaron los fuego de artificio, fuegos que colapsaron la prensa de todo tipo, Elizabeth Taylor conoció a Richard Burton, y el mundo tembló, y con quien adoptarían a la que sería la cuarta hija. Su septimo y octavo matrimonios pueden ser diréctamente olvidados, ya que el Senador John Warner casi la convierte en una alcohólica, y el tal Larry Fortenskyes totalmente obviable.

Elizabeth Taylor & Michael Wilding

Elizabeth Taylor & Mike Todd

Elizabeth Taylor, Eddie Fisher & Debbie Reynolds

Elizabeth Taylor & Richard Burton

Pero la gran estrella presentaba otra cara, la cara de la solidaridad, la cual fue claramente visible ante el estallido del SIDA, desempeñando durante más de 20 años una excelente campaña de recogida de fondos y concieciación social ante esta enfermedad que había acabado con la vida de su gran amigo Rock Hudson. Siendo además la creadora de la fundación AMFAR, hecho por el cual en 1992 se le concedería el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia.

Elizabeth Taylor & Rock Hudson

La revista Interview en Febrero de 2007 publicaría una entrevista realizada por la editora Ingrid Sischy, dentro de un monográfico, en la que Dame Elizabeth Taylor haría las siguientes declaraciones:

"I didn't know what was going on with Rock, but I knew what was going on in the rest of the world. The artistic world seemed to be more devastatingly hit than other worlds, pehaps because there were more gay people there."

"If it weren't for homosexuals there would be no culture. We can trace that back thousands of years. So many of the great musisians, the great painters were homosexuals. Without their input it would be an entirely different, flat world. To see their heritage, what they had given to the world, desecrated with people saying, 'Oh, AIDS is probably what they deserve" or "It's probably God's way of weeding the dreadful people out," made me so irate. The idea that God would choose his children [to suffer] - his geniuses to whom he had given the talent to make it a different, more beautiful place for us mere mortals - made me so angry. I felt the unjustness of it, that nobody was doing anything, right here in the so-called center of our culture of motion pictures. It is pretty sad."

"The industry knew homosexuals were being hit hard, but instead of extending a loving hand and saying, 'You helped me get to where I am today, without you I wouldn't have made it," they turned their backs....I said, 'Who gives a goddamn about careers when the people, without whom we wouldn't have a career, are dying? People are suffering! "

"We wanted to make it known that you couldn't get it by touching someone, that it was alright to embrace, to kiss someone's face. It was not only okay, it was necessary - it was necessary for their lives. And for us, as human beings, it was necessary because we were becoming a race of animals with no hearts, no feelings."


Ella elevó su voz cuando nadie de su mismo estatus se atrevió, ella se enfrentó a los poderes públicos y llamó a las cosas por su nombre y se movilizó cuando nadie lo hizo.

20 comentaris:

Xavier ha dit...

Una de las cares mes boniques que ha tingut mai Hollywood, i sense cap mena de dubte els ulls mes bells en la historia del cinema.
Una vida interessant, plena d’amoroses contradiccions i d’homes. Crec que faltarà sempre temps per que algú pugui escriure la seva extensa i atrafegada vida. Ha tingut que ser de tanta l intensitat…….
Li has fet un bonic homenatge , això es bo, ja que encara es entre nosaltres. La seva salut sempre precària ens donarà un ensurt qualsevol dia d’aquets. Llarga vida Elizabeth

Uno ha dit...

Liz no es solo una mujer bellísima y una excelente actriz. Liz es una estrella. Tiene ese algo indefinible que la hace especial, que atrae al público mas allá de sus personajes.
Bellísimas fotos, fantástico el resumen. Impactante la entrevista, tan valiente.
En lo que no estoy de acuerdo es en que el senador y el albañil Fortenskyes no sean importantes. La terminan de definir. Como estrella, su vida cuenta. No es algo privado al margen de su carrera.
Un abrazo

Vulcano Lover ha dit...

La adoro... ver sus fotos es, como siempre, un espectáculo estético y perturbador.

TUT ha dit...

Aunque se dice que Cleopatra en realidad no fue muy hermosa, para mi siempre tendrá la casa de Liz Taylor con sus maravillosos ojos violeta.

Como siempre soberbio.

Un abrazo

Luz de Gas RadioBlog ha dit...

Ojalá siga muchos años con nosotros

Joaquinitopez ha dit...

Como siempre magnífica entrada. Liz es inolvidable en cada papel que haya hecho, y ha cargado con algunos infumables. Difiero contigo con respecto a Cleopatra. No es la gran película de debió ser pero parte de la culpa de que no lo sea es precisamente Liz, no estaba en su mejor momento ni física ni interpretativamente y el diseño de vestuario y peluquería fueron pensados por su peor enemigo.
El texto y algunas secuencias de la película son magníficas aunque el conjunto se resienta de demasiados fallos pequeños que configuran el fiasco que fue.
Un abrazo

Xim ha dit...

Hace un par de días volví a ver "Ceremonia Secreta", una película inquietante, con una jovencísima Mia Farrow, Robert Mitchum, y como no, Elizabeth Taylor.
Creo que el carrerón de esta actriz es sólo comparable al de Bette Davis, mis dos grandes divas de todos los tiempos...

SaLu2

Xim

Joao Baptista ha dit...

A eterna diva

pon ha dit...

Tanto talento e inteligencia como belleza, osease por toneladas.

Solo ella podía tomar la postura que tomó con el Sida, por su estatus en Hollywood. Para otros hubiera sido más difícil pero ella y estaba por entonces por encima de todos. Tuvo mucho coraje, aún así.

finnegan bell ha dit...

me impactó mucho la interpretación de esta señora (y sus bellos ojazos, aunque en aquella ocasión la película era en blanco y negro) en la escena final de 'de repente el último verano'...

tecla ha dit...

Un tema precioso y agradecido el que hoy nos presentas.
Yo vi una película de finales de los treinta que presentaba una Liz de niña con unos ocho años. No me preguntes el título porque no lo recuerdo. Era muy curiosos porque estaba exactamente igual que de mayor.
Un trabajo excepcional el tuyo P-Jota.
Te felicito.

Arguifonte ha dit...

Inmensa y salvaje en La gata sobre el tejado de Zinc.

Mery ha dit...

Esta mujer hacía de cada papel una representación única, fuese del estilo que fuese. Además solía hacer muy buenos amigos durante los rodajes.
Y de su presencia, nada nuevo que añadir: las fotos dan buena fé de ello. Cualquier trapito le sentaba de maravilla con su pelo negro y esos ojazos.
Una mujer de los peis a la cabeza, con sus virtudes y sus defectos. Faltaría mas.

Un abrazo

Champy ha dit...

Por su sola mirada (que no por sus ojos) ya había trascendido... todo lo que citas es un mero gesto de humildad de su parte.

Y eso que es gringa....

2046

molano ha dit...

No se que es mas interesante si su trabajo o su vida.
Yo la vi por primera vez en Butterfield 8 (una mujer marcada) y ya no pude dejar de quererla.

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

Tal vez los ojos más bonitos de la historia del cine, y una de las más grandes actrices. Es curioso pero en los primeros papeles de jovencita feliz, no madura ni despega como actriz, como cuando llega a los treinta y muchos, a los cuarenta, y ya hace "¿Quién teme a Virginia Woolf?", "Suddenly, last summer" ó "Reflejos en un ojo dorado"...personajes femeninos, que sabe elegir como nadie... atormentados en pareja que inicia con la "Marge" junto a Paul Newman, y los borda todos...
Hay uno menos conocido, en el que interpreta a una mujer neurótica ("The driver's Seat"), que es total, cualquiera..., una vez que supera la barrera de "Mujercitas", y de veinteañera, pues es que empieza a bordar cualquier papel, pero especialmente las mujeres atormentadas, alcohólicas, en pareja (y guapas, que alomejor no le pegan a Bette Davies, que no es un bellezón como ella)...
Bien retirada a tiempo, por una buena causa, es genial hasta incluso en sus retornos puntuales, como en "Espejo Roto" (la adaptación de la novela de Agatha Christie), en la que en la peli se reencuentra con Kim Novak, y llega a decir: "Ella es una vieja amiga" (sobreactuando y pronunciando enfáticamente la palabra "vieja")...
Es un actrizón, la historia de sus parejas, y en especial con Mr. Burton darían para una enciclopedia...
Es curioso, porque es fantástica actriz, uno de los rostros más perfectos de la historia del cine, y al contrario que otras grandes actrices, no es alta...es más bien pequeñita, y eso nunca se nota en la pantalla, no constituye nunca un handicap para ella, se merienda a cualquiera...Y ella es "Cleopatra", sin duda, además. Encarnar con toda naturalidad a una emperatriz egipcia, no lo hace cualquiera...
Petons

Pilar ha dit...

Valía, coraje y glamour, una estrellacon todas sus letras, y esmeraldas.

El Deme ha dit...

Maravillosa, única, glamourosa como ninguna, elegante.

senses or nonsenses ha dit...

De repente el último verano y ¿Quién teme a Virginia Woolf?, mis favoritas, al menos en este momento.

un abrazo.

Justo ha dit...

¡Que santa Judy Garland -y Michael- nos la guarden por muchos años!

Vi Quién teme a Virginia Woolf con cuatro años...

Bravo por el homenaje