dissabte, d’agost 16, 2008

"Por primera vez"(1967), documental de Octavio Cortázar



Los habitantes de un pueblo de Cuba en el que nunca se había visto una película descubren el cine con una proyección de Tiempos modernos de Chaplin.

+Información:

http://en.wikipedia.org/wiki/For the First Time (1967)

8 comentaris:

senses or nonsenses ha dit...

jo, y que no puedo verlo...
la idea me parece interesantísima.
la fascinación de los más pequeños en entornos rurales a ver una película en una pantalla por primera vez es una experiencia casi mágica.
mañana intento verlo a través de la pag. del youtube directamente, que me va mejor...
como siempre interesantísimo.

un abrazo.

Adriàn Mariscal ha dit...

PE-JOTA

Paso a invitarte al "manicomio espontàneo", blog donde compartirè los textos de mi sexto libro de relatos literarios.

Un gran abrazo!

dvd ha dit...

Emocionante, sin duda. Así es como yo entiendo que debe cumplir su función eso tan "inútil" llamado arte, siendo difundido a quien no pueda verlo. Este documental me ha evocado inmediatamente la mirada limpia y honesta de Erice en EL ESPÍRITU DE LA COLMENA. Allí, FRANKENSTEIN adoptaba tintes casi mitológicos, y todo por quién asistía a la proyección. Pequeño gran homenaje al cine...

Xavier ha dit...

Aquí feia poc mes de vuit o deu anys que molts pobles un tant perduts encara no havia arribat tampoc el cinema. Jo al 1967 veia cinema a la fresca (no ni havia un altre, nomes al estiu) a un poblet petit de Girona, ens portàvem las cadires de casa i tots els anys es veien les mateixes pel•lícules, Marisol, Joselito i una sèrie de reposicions d’allò mes culturals.
De totes formes les expressions dels nens de Cuba i les que tenien nosaltres eren semblants.
Ulls curiosos davant la pantalla, i desprès ……somnis de nens que volien cantar igual que els artistes que acabaven de veure a les imatges.
Somnis de cinema.

Fabio ha dit...

Fantástico... llevar las manifestaciones artísitcas, para que en verdad se cumpla eso de que sean para todos... hay ciudades pequeñas y pueblos que ni siquiera saben lo que es una obra de teatro, y hay montones de grupos de teatro experimental que están dedicándose a ello. Si Mahoma no va a la montaña...
Un saludo

Sibyla ha dit...

Fue todo un acontecimiento!

Aunque esa primera vez, fue un poco tarde, pero nunca es tarde, si la dicha es buena...Y en este caso mereció la pena; no hay más que ver las caras de expectación y asombro!

Un abrazo:)

senses or nonsenses ha dit...

por fin lo he visto!!
pero sin verlo mi comentario había quedado bast. conherente (aunque algunos niños parece q se aburren). no hace falta irse a cuba, yo tengo la experiencia en pequeños pueblos de burgos, ...y no hay nada como la mirada de un niño en su primera vez para descubrir la magia del cine, la magia de la pantalla grande (...lo otro sólo es ver películas).

un abrazo.

Justo ha dit...

¡¡QUÉ HERMOSURA!!..

"Una cosa muy bonita y de importancia"...

-La música, tan de la época..
-Los rostros de los niños.. ((por cierto, los pequeñines serán ahora de nuestra quinta, je))
-La señora que perdió la cuenta de sus nietos y dice que allí no se puede salir a ningún lado..

Está claro que en esa época el espíritu del cine club se filtró por todo el mundo.