dissabte, d’abril 26, 2008

Las Memorias de Gore Vidal


"Navegación a la vista" - Gore Vidal: Desde su residencia en su villa en Ravello a las atiborradas y glamurosas colinas de Hollywood, Gore Vidal nos lleva en un viaje, no lineal, por diferentes etapas de su vida. Reflexiones sobre la muerte, la sexualidad, los medios, la literatura, la alta sociedad y la fama, un mundo que conoce a fondo debido a haber estado ligado durante su vida a medios tan dispares como el cine, el teatro, la política, por supuesto la literatura tanto como periodista como por su faceta de escritor, a la vez de ser un destacado miembro de la sociedad internacional. Una figura polifacética y apasionantes de las letras americanas.
Gore Vidal, repasa en esta obra su relación con personajes como Jack y Jacqueline Kennedy, Tennessee “el pájaro” William, Eleanor Roosevelt, Orson Welles, Johny Carson, Greta Garbo, Federico Fellini, Rudolf Nureyev, Elia Kazan y Francis Ford Coppola, haciendo un recuento tanto de éxitos como de fracasos, amistades y enemistades, a bien seguro lleno de anécdotas interesantes y declaraciones consideradas como provocativas, pero que son verdades como puños de un personaje que nunca se ha mordido la lengua.
En resumen, uno de los más destacados representantes de la literatura norteamericana, repasa su vida con el ingenio y la elegancia literaria que siempre le han caracterizado.

Editorial Mondadori

10 comentaris:

Capri c'est fini ha dit...

Con Gore Vidal tengo sentimientos contradictorios, no es escribe mal, es original, pero tiene tanto ego que a veces me repele. Puede ser interesante una biografía, desde luego es un personaje curioso. Un saludo.

pon ha dit...

Serán memoriones porque Vidal no hace nada a medias, menudo es él.

el otro amante ha dit...

A mi de Vidal me gustó mucho "El juicio de Paris", a pesar de la traducción de Edhasa que era malísima. Sin embargo me compré el ladrillo de "Imperio" y no pude con él. Después del desastre no me atreví con "Juliano el apóstata". Lo ví en una entrevista en la tele y me pareció interesante, aunque decía que una de las preocupaciones principales de los españoles debería de ser reflexionar sobre nuestras antiguas colonias (perplejidad). No obstante creo que es un tío interesante, aunque bastante contradictorio. Sus memorias pueden ser una bomba, gracias por la sugerencia.

Senses & Nonsenses ha dit...

no creo que siga esta recomendación, jajaja.... seguro que tiene una vida interesantísima, eh, y unas anécdotas jugosas con toda la gente que ha conocido y se ha rodeado.
y te lo agradezco, eh, que menos mal que uno se entera de estas cosas por tu blog. (me he debido despertar hoy destroyer total...)

un abrazo.

El Deme ha dit...

Es un hombre interesante, de los que no se muerden la lengua y eso siempre está bien.

Justo ha dit...

¿Interpreto con esta entrada que tu serie sobre China ha llegado a su fin?

Pues en ese caso, otra vez mi enhorabuena porque tanto en el contenido como en la estética ha sido muy sugerente.

Luc ha dit...

Leí un libro de él hace unos años y me pareció bastante verborrágico aunque un poco egocéntrico...
Es recomendable pero no te tiene que molestar un poco de soberbia.
Que estés bien, abrazo.

Sibyla ha dit...

Un hombre tan controvertido y polifacético como Gore Vidal,y en el mundo en que se ha movido, debe valer más por lo que silencia, que por lo que habla... Si lo cuenta todo en esa biografía, merecerá la pena leerla.

Saludos:)

Alx Atwaters Daza ha dit...

Huummm, alguien dec�a lo del ego; y, bueno, yo me puse a leer a Gore porque leyendo a Truman Capote, �l no paraba de meterse con �l y, en fin, me pareci� gracioso, como se criticaban y se tiraban por los suelos; quiz�s porque ten�an el ego del mismo tama�o...

Recuerdo un di�logo, que dec�a "�por qu� no os med�s la polla de una vez y termin�is ya con la pelea?".

Un abrazo m�s de Truman, que de Vidal.

Madame X ha dit...

Confieso que de él sólo he leído algunos artículos y entrevistas. No sé porqué, no he terminado de decidirme por sus novelas o ensayos. Pero, vamos, tomo buena nota... conociéndole un poco, seguro que sus memorias tienen enjundia.

Un abrazo.

X