dissabte, d’abril 28, 2007

Guernica, 70 años



Aún hoy, tras setenta años, la villa de Guernica se eleva como símbolo del horror de la guerra y del sufrimiento de los civiles, en lo que fue el primer bombardeo indiscriminado de la historia y donde perecieron una cantidad indeterminada de civiles, la cifra se mantiene en medio de una controversia ,que la hace oscilar entre las 300 y las 1.600 de una población de cinco mil almas, por otra parte tres cuartas partes de las infraestructuras y los edificios fueron arrasados aquel lunes, día de mercado, por lo cual las calles estaban llenas de gente. A las cuatro y media de la tarde del 26 de Abril de 1937 las campanas de la iglesia empezaron a repicar, y cinco minutos después apareció el primer avión, que soltó seis bombas explosivas de 450 kilos, seguidas de una lluvia de granadas. Minutos después apareció otro avión. El infierno duró cuatro horas. Cuarenta y dos aviones en total bombardearon y ametrallaron la villa y sus alrededores, donde se habían refugiado sus vecinos. Toda la ciudad ardió. El incendio tardó en apagarse. La "Operación Rügen" se había llevado a término, y el mundo vió por primera vez la cara del horror y la destrucción total. Otras Guernicas vendrían después.



Un ataque perfectamente planificado contra el principal símbolo identitario del pueblo vasco, remontándose a la Edad Media y reconocido durante siglos por las sucesivas monarquías, un acto vil del cual sólo, la hoy desaparecida República Federal Alemana, asumió la responsabilidad de la implicación de la Legión Condor en el bombardeo.


6 comentaris:

Senses & Nonsenses ha dit...

gernika el primer ataque sobre una población civil y que supuso el rendimiento de bilbao. gracias por recordarlo.
hace ya 70 años, tan sólo 70 años...

un abrazo.

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

No conozco muchos datos históricos suplementarios a los que aportas. Pero desdeluego el cuadro de Picasso es visionario y el mayor icono y símbolo conta las guerras. No emplea el color intencionadamente, claro, porque cualquier guerra tiene que ver con la parte más gris de la humanidad.

pon ha dit...

Cuando a Madrid(donde estaban mi padre, entonces de 14 años, y su familia)llegó la noticia del bombardeo de Gernika la gente salió a la calle llorando. Mi padre nos contaba cómo se organizó rapidamente un socorro de alimentos, mantas, transporte de medicinas sorteando las líneas fascistas. Cómo la gente intentaba localizar a sus conocidos, y sobre todo, cómo aquel horror cambió la guerra.
Y vinieron muchas Gernikas más, y siguen viniendo. Y seguimos llorando el horror.

Extherminio ha dit...

no creo que sea cuestion o no de pedir perdón, sino de aprender que eso no se hace, por desgracia Bagdag una de las ciudades más míticas de la humanidad está sufirendo la misma suerte... y ahora es "una democracia" la que no deja piedra sobre piedra...
Desde Jericó pasando por Cartago recordando Roma ... y un laro etcétera hasta llegar a Gernika y Bagdag el ser humano repite lo mismo...
Es la semilla del mal

un saludo

pe-jota ha dit...

Por desgracia qué poco hemos cambiado, cuantas Gernikas más nos quedarán por vivir.

lobogrino ha dit...

Cierto todo lo que decís: sólo 70 años y muchas Guernikas por vivir...
De nosotros depende.
¡Nunca Mais!.