dimecres, de gener 24, 2007

Medusa

Μεδούσα La belleza del horror

Acaba de llevarse acabo una de esas magníficas restauraciones que dan todo su significado a la conservación del arte y el mantenimiento de su esplendor, en este caso es la recuperación del juego de luces y sombras de una pequeña pero maravillosa escultura del genial Bernini "La Cabeza de Medusa " que puede ser vista en el Museo Capitolino ( Roma ).



Medusa era originalmente una hermosa mujer de la cual Poseidón se enamoró, y la sedujo (o violó) en un templo dedicado a Atenea. Ambos dioses eran rivales desde que compitieran por el patronazgo de Atenas y los habitantes de la ciudad prefirieron el olivo de Atenea a la fuente o los caballos de Poseidón.
Tras descubrir la profanación de su templo, Atenea transformó a Medusa como castigo hasta tener la misma forma de sus hermanas Gorgonas. Sus cabellos se convirtieron en serpientes y su mirada tenía el poder de petrificar a cualquier criatura viva (según algunas versiones, fue Afrodita quien, celosa de su cabellera, la cambió por serpientes). Fue desterrada allende las tierras hiperbóreas.
Mientras Medusa estaba embarazada de Poseidón, fue decapitada por el héroe Perseo con la ayuda de Atenea y Hermes. De la sangre que cayó al suelo o, según las versiones, de su cuello brotó su descendencia: el caballo alado Pegaso y el gigante Crisaor. Perseo usó la cabeza de Medusa para rescatar a Andrómeda, matar a Polidectes y, en algunas versiones, petrificar al titán Atlas. Entonces se la ofreció a Atenea, quien la colocó en su escudo, la égida.
Según cuenta Pausanias en el libro II de su Descripción de Grecia, dedicado a Corinto, el mito de Medusa es una versión novelada de la historia de una reina quien, después de la muerte de su padre, habría recogido ella misma el cetro, gobernando a sus súbditos cerca del lago Tritonide, en Libia. Habría muerto de noche durante una campaña contra Perseo, un príncipe del Peloponeso.

10 comentaris:

Rosadefuego ha dit...

Cuenta la leyenda que gracias a los regalos de las Ninfas: un casco, que lo hacía invisible; unas sandalias con las que podía volar a voluntad y un morral. Fue que Perseo pudo llegar hasta donde vivía Medusa junto a las otras dos Gorgonas. Antes bellas y hermosas, cortejadas por numerosos pretendientes; pero cuya vanidad llego al extremo de proclamarse más bellas que las diosas del olimpo, lo que les acarreo su desgracia. Los dioses las transformarón en monstruos, con cabellos de serpiente, colmillos de jabalí en vez de dientes y sustituyeron brazos y piernas por garras de bronce. Sin embargo les dieron también alas de oro y las dotaron del terrible poder de petrificar a quien las contemplara.
Es fascinante cuando Perseo se enfrenta a Medusa, observándola a través de su pulido escudo y con un golpe certero cercena la cabeza del ser. Dicen que la hoz fue un un regalo de Mercurio.

La mitología me gusta sobremanera.
Gracias por traer este relato.

erva_cidreira ha dit...

Medusa
Vagando por la ciudad de México
me encontré con Medusa, una prostituta
que corría las calles oceánicas de Insurgentes.
De joven había sido la atracción del Salón Rosa.
El cabaret se quemó y en un vestidor quedó atrapada.
Ahora era un monstruo de amor.
Esa noche ocultaba sus ojos petrificadores con lentes de sol
y su cabellera de serpientes con una peluca dorada.
Tapándose la boca con la mano, no podía disimular sus dientes atroces.
Al toparme con ella, yo, que una vez la amé, no supe qué era peor,
si verla a los ojos y convertirme en piedra,
o pasar de largo y convertirme en olvido.

Homero Aridjis*
*poeta mejicano de origen griego

lobogrino ha dit...

Gracias Pejota por recordarnos la historia.
Un placer volverla a leer tan bien expuesta y un gusto que hayan restaurado la escultura.
Que gusto leerte.
Besotes.

pon ha dit...

He estado pendiente de la restauración y parece que se ha hecho respetando los criterios de Bernini, lo cual ya es mucho decir hoy día en esta materia. Gracias por el post, con la calidad de costumbre y el listón siempre alto.

Vulcano Lover ha dit...

Medusa, medusa, medusa... Medusa me hace recordar a aquel verano de hace unos años, en el que visité el templo griego de Didyma en Turquía, en un viaje que fue inolvidable, y del que recuerdo vívamente aquel friso gigantesco que preside la entrada al recinto, decorado con dos enooormes cabezas de medusa... YA sabes, la cosa del original... A ver si las subo al blog o te las paso por correo... como ya no te veo nunca conectado, no hablamos nada...
Besos

João Baptista ha dit...

Adorei ver a Penelope Cruz ser nomeada para um Oscar de melhor actriz

Icaro ha dit...

Pe-Jota, estupendo ese fragmento de la leyenda de Medusa, lástima de no poderte enviar una fito mucho mejor de este busto genial de Bernini, pero, estupendo. Saludos ICARO.

MM ha dit...

Ke fuerte!!
Tengo una foto enmarcada en casa de esa escultura porke me encantó nada más verla. La verdad es ke no me la tomo muy en serio, porke parece ke le ha caído una ración de churros en la cabeza, pero eso no significa ke no me encante.

pe-jota ha dit...

Qué sentido tendría contestaros a todos, uno por uno, cuando todos habéis realmente enriquecido este post con estupendas aportaciones.
De nuevo gracias a todos por estar ahí y por colaborar con vuestras aportaciones a mantener vivo este blog.

Senses & Nonsenses ha dit...

y yo aprendiendo de todos.
gracias pejota