diumenge, d’octubre 25, 2009

Amália Rodrigues


Amor ciúme
Cinzas e lime
Dor e pecado
Tudo isto existe
Tudo isto é triste
Tudo isto é fado

"Tudo esto é Fado", F.Carvalho

"Amor, celos, ceniza y fuego, dolor y pecado, todo esto existe, todo esto es triste, todo esto es fado", y Amália Rodrigues supo encarnar como nadie el alma llena de saudade del Fado, el alma de Portugal. Un alma eterna, un alma que no necesita mejorar con el tiempo, ya que nace con un sentimiento de eternidad, fuera de tiempo y de medida. Un género ondulante y lírico se originó a mediados del siglo XIX en los barrios pobres o periféricos, fundamentalmente de Lisboa y Coimbra. En esta última ciudad se le asoció con la democracia y la renovación en todos los órdenes, lo cual hace que sea bailables, mientras que los de Lisboa sólo pueden escucharse en un estado de dulzura y tristeza



"Fado es saber que no se puede luchar contra aquello que nos duele y no podemos cambiar, fado es preguntar por qué y no saber, fado es nunca dejar de preguntar y al mismo tiempo saber que no hay respuesta alguna".

Amália Rodrigues


+ Información

http://www.amalia.com/

13 comentaris:

tecla ha dit...

En la medida que lo iba leyendo, iba sintiendo el fado.
Cuanta emoción y melancolía.
Lo he sentido cantar por las esquinas de Lisboa al anochecer.
Es impagable.

Gracias Pe-Jota

Luz de Gas RadioBlog ha dit...

La gran dama del fado sin duda

Un abrazo

Sr. Shysh ha dit...

Senhora!

Breckinridge ha dit...

El fado, como el flamenco, no es lo mío, pero a veces, como es el caso, me llega al alma.

Tengo un nuevo espacio http://thefirstsquirrel.wordpress.com/, pásate cuando quieras. Espero que te guste. Abrazos fuertes.

Joao Baptista ha dit...

Amigo, o fado de Coimbra e de Lisboa são bastante diferentes

Amalia foi e é a diva do fado, mas novos valores estão ai a fazer ver que o fado não morreu, nem vai morrer.

E estamos à espera da sua eleição com patrimonio da humanidade

Pilar ha dit...

Inevitable que el alma de esta poeta de la voz no resuene cada vez que entro en Portugal, ese país dispuesto para la saudade. Maravillosos fados, maravillosa Amalia Rodríguez.

Vulcano Lover ha dit...

Sentir el vacío y querer llenarlo desde dentro, inutilmente. Sentir la grandeza de la ausencia, la felicidad en sentir la tristeza. Todo eso y mucho más.

senses or nonsenses ha dit...

después de leer a Vulcano, volveré a escucharla. me cuesta, me cuesta el fado.

un abrazo.

Mery ha dit...

Leerte me recuerda que hace un tiempo escuchaba fados con frecuencia: Dulce Pontes, dª Amalia...
Acabas de removerme conciencia y ganas.
Un beso

Xavier ha dit...

L’argument de Vulcano es tant encertat que poc mes puc dir, a banda que la veu d’aquesta dona sempre m’ha fet pessigolles per la pell. Ella es Lisboa, ella es
(encara), la Reina del Fado, el cant que surt del cort.

Uno ha dit...

Adoro el fado, el tango , la música popular que huele a ciudad. También el flamenco.
Amalia lo hizo mas grande.
Me has hecho sentirme mal porque la tenía muy olvidada.

ZekY's ha dit...

Escuché su música por primera vez durante una corta estadía en Lisboa. Estabamos cenando y escuché una voz melancólica, casi triste, que me cautivó (a pesar de mi fanatismo, no todo es Madonna en el mundo de la música). Después también conocí a Dulce Pontes, racias al blog de un amigo, y ambas se transformaron en dos de mis cantantes favoritas.

ZekY's ha dit...

Acabo de recordar el nombre del tema que escuché aquella noche y que me dio vuelta la cabeza: Povo que lavas no rio... una maravilla!!!!