jueves, julio 28, 2022

La Elegancia Afroamericana de Richmond Barthé (1901-1989)

 
Richmond Barthé, July 11, 1937
By Carl van Vechten
Philadelphia Museum of Art
 
"All my life I have been interested in trying to capture the spiritual quality I see and feel in people, and I feel that the human figure as God made it, is the best means of expressing this spirit in man."
 
Richmond Barthé 
 
James Richmond Barthé, también conocido como James Richmond Barthé nace el 28 de enero de 1901 en Bay St. Louis, Mississippi. Tras diversos avatares en 1929, una vez completada la parte esencial de su educación artística en el Instituto de Arte de Chicago, Barthé, con poco más de veinte años, decidió dejar Chicago y dirigirse a la ciudad de Nueva York.

Richmond Barthé (American, 1901-1989)
Black Narcissus (1929)
Childs Gallery, Boston

Richmond Barthé (1901 – 1989)
Blackberry Woman (1930)
The Whitney Museum of American Art

Richmond Barthé (1901 – 1989)
Stevedor (1930)
Hampton University Museum




Richmond Barthé (1901 – 1989)
Athlete Stretching (1933)
Colección Privada

Si bien a muchos artistas jóvenes les resultó muy difícil ganarse la vida con su arte durante la Gran Depresión, la década de 1930 fue la más prolífica de Barthé. El cambio a la ciudad de Nueva York expuso a Barthé a nuevas experiencias, una ciudad en pleno apogeo del Renacimiento de Harlem. En principio Barthé estable su estudio en Harlem. No obstante, un año después, lo trasladará a Greenwich Village. Los motivos los explicará el propio Barthé: "Vivo en el centro porque es mucho más conveniente para mis contactos con los que puedo ganarme la vida".Lo que nos da a entender lo rápidamente que asimiló la importancia de las relaciones públicas y mantenerse al tanto de los intereses de los coleccionistas.
 
Richmond Barthé (1901 – 1989)
Feral Benga (1935)
The Museum of Fine Arts, Boston

Richmond Barthé (1901 – 1989)
African Boy Dancing (1937)
Colección Privada

Barthé se mezcló con los círculos bohemios del centro de Manhattan. Inicialmente incapaz de permitirse modelos en vivo, buscó y encontró inspiración en los artistas del escenario. Vivir en el centro le brindó la oportunidad de entrar en contacto no solo con los coleccionistas sino también con artistas, bailarines y actores. Su notable memoria visual le permitió trabajar sin modelos, produciendo numerosas representaciones del cuerpo humano en movimiento.
 
Richmond Barthé (1901 – 1989)
Head of a Dancer (1937)
SCAD Museum of Art, Savannah
 
El creciente ambiente de tensión y la violencia que progresivamente ha ido tomando la ciudad de Nueva York le comenzaron a pasar factura, y decidió abandonar su vida de fama y mudarse a Jamaica en 1947. Su carrera floreció en Jamaica y permaneció allí hasta mediados de la década de 1960. cuando la violencia cada vez mayor loe obligó a trasladarse. Durante los siguientes cinco años vivió en Suiza, España e Italia antes de finalmente establecerse en Pasadena, California en un apartamento de alquiler. En ese apartamento, Barthé trabajó en sus memorias y, lo que es más importante, editó muchas de sus obras con la ayuda financiera del actor James Garner hasta su muerte en 1989. Garner registró los derechos de autor de las obras de arte de Barthé, contrató a un biógrafo para organizar y documentar su trabajo y estableció el Fideicomiso Richmond Barthé.
 
Richmond Barthé (1901 – 1989)
Head of a Dancer (Harald Kreutzberg), 1940
PAFA, Pennsylvania Academy of  Fine Arts

Richmond Barthé (1901 – 1989)
Julius (1940)
PAFA, Pennsylvania Academy of  Fine Arts

Richmond Barthé (1901 – 1989)
The Boxer (1942)
The Metropolitan, Nueva York

Richmond Barthé (1901 – 1989)
Fallen Aviator (1945)
Tuskegee Institute, Tuskegee, Alabama

Richmond Barthé (1901 – 1989)
Josephine Baker, (circa 1951)
Childs Gallery, Boston
 
En el plano personal podemos apuntar que Barthé, un devoto católico, en una entrevista reconoció que era homosexual. A lo largo de su vida, tuvo relaciones románticas ocasionales que fueron de corta duración. En una carta sin fecha a Alain Locke, indicó que deseaba una relación a largo plazo con un "amigo y amante negro". En el libro Barthé: A Life in Sculpture, de Margaret Rose Vandryes, vincula a Barthé con el escritor Lyle Saxon, el crítico de arte afroamericano Alain Locke, el joven escultor John Rhoden y el fotógrafo Carl Van Vechten. Según una carta de Alain Locke a Richard Bruce Nugent, Barthé tuvo una relación romántica con Nugent, un miembro del elenco de la producción de Porgy & Bess.
 
Richmond Barthé (1901 – 1989)
Inner Music (1956)
LACMA, Los Ángeles

Richmond Barthé (1901 – 1989)
Head of a Negro Boy (1956)
Thelma Harris Art Gallery

 
 
Richmond Barthé (1901 – 1989)

Awakening of Africa (1959)
Museum of Art, University of Southern Mississippi, Hattiesburg

Richmond Barthé (1901 – 1989)
Head of a Woman (?)
Johnson Collection, Spartanburg, South Carolina
 
Entre sus amistades afroamericanos estaban Wallace Thurman, Claude McKay, Langston Hughes, Jimmie Daniels, Countee Cullen Harold Jackman y Ralph Ellison quien fue su primer alumno. Sus amistades blancas incluyeron a Carl Van Vechten, Noel Sullivan, Charles Cullen, Lincoln Kirstein, Paul Cadmus, Edgar Kaufmann jr. y Jared French. 
 
  

domingo, julio 17, 2022

Los Niños de Murillo

 

 
Bartolomé Esteban Murillo
El Joven Mendigo (1647-48)
Musée du Louvre, París
 
Durante todo el Siglo de Oro, Sevilla era la ciudad más rica e importante de España, una ciudad cosmopolita, llena de vida y de gentes procedentes de todas partes del mundo, centro de un intenso tráfico marítimo y comercial con América. Un esplendor al que pondría fin, primero la peste de 1649 y posteriormente el traslado, en 1717, de la Casa de Contratación de las Indias a Cádiz.
 
Es en esta época cuando Murillo realiza su obra, una obra conocida sobre todo por sus famosas Inmaculadas, que han dado la vuelta al mundo. Pero yo prefiero acercarme a los niños, esos niños que nos dan la otra cara de la moneda, la pobreza, pero en el caso de Murillo no es una pobreza hiriente, estos pilluelos  son retratados con un inmenso cariño, a pesar de la evidente pobreza exterior son retratados en momentos de felicidad. Resumiendo nos encontramos ante unos niños que ante todo son niños, felices, astutos y capaces de cuidar de ellos mismos, ya lo dice el dicho, "El hambre agudiza el ingenio".

Bartolomé Esteban Murillo
Niño con Perro (1650)
Hermitage

Bartolomé Esteban Murillo
Niños comiendo uvas y melón, (c. 1650)
Munich Alte Pinakothek.
 
Estos lienzos gozaron de gran prestigio, especialmente entre los numerosos comerciantes extranjeros que vivían o viajaban a Sevilla. Cosa que queda demostrada por el hecho de que la inmensa mayoría de estas obras se encuentran esparcidas por toda Europa. En concreto "Niños comiendo uvas y melón" de 1650 aparece registrada como propiedad de un rico comerciante de Amberes, esto ocurría en 1691
 
Bartolomé Esteban Murillo
Vieja despiojando a un niño (1655-1660)
Munich Alte Pinakothek.

Bartolomé Esteban Murillo
La Niña de las Flores (1665)
Dulwich Picture Gallery, Londres

Bartolomé Esteban Murillo
Anciana y niño (1665-70)
Koln, Wallraf-Richartz-Museum & Fondation Corboud

Bartolomé Esteban Murillo
Invitación a un juego de argolla (1665-70)
Dulwich Picture Gallery

Bartolomé Esteban Murillo
Niños jugando a los dados (1665-75)
Munich Alte Pinakothek.

Bartolomé Esteban Murillo
Niños comiendo en una tartera (16709
Munich Alte Pinakothek.

Bartolomé Esteban Murillo
Tres Niños (1670)
Dulwich Picture Gallery, Londres
 
Respecto al cuadro "Tres niños" deberíamos anotar que Murillo tenía un esclavo negro llamado Juan nacido en 1657, que era hijo de la esclava Juana de Santiago que servía en casa de Bartolomé Esteban Murillo y que fue liberada en 1676. El niño bien pudo haber sido tomado como modelo para esta composición. Cosa que nos queda patente por su jarro al hombro y sus zapatos, claro indicio de que es un sirviente con una posición probablemente mejor que la de los niños blancos, los cuales podrían ser Gabriel y Gaspar, hijos del propio Murillo
 
Bartolomé Esteban Murillo
Niños jugando a los dados (1670-75)
Akademie der bildenden Künste Wien

Bartolomé Esteban Murillo
La pequeña vendedora de fruta (1670-80)
Munich Alte Pinakothek.

Bartolomé Esteban Murillo
Un niño campesino apoyado en un alféizar (1675-80)
Londres, National Gallery
 
 

sábado, julio 02, 2022

Louis-Léopold Boilly (1761-1845) Crónicas Parisinas

 
Louis-Léopold Boilly, 
Autoportrait en Jean qui rit, entre 1808-1810. 
Colección particular
 
Oh ! errer dans Paris ! adorable et délicieuse existence ! Flâner est une science, c’est la gastronomie de l’œil. Se promener, c’est végéter ; flâner c’est vivre. […] Flâner, c’est jouir, c’est recueillir des traits d’esprit, c’est admirer de sublimes tableaux de malheur, d’amour, de joie, des portraits gracieux ou grotesques ; c’est plonger ses regards au fond de mille existences […]. 
 
Honoré de Balzac, Physiologie du mariage, 1829 
 
Louis-Léopold Boilly
Deux jeunes amies qui s’embrassent, c. 1789-1793. 
Londres, The Ramsbury Manor Foundation

Louis-Léopold Boilly 
Le Doux réveil, c. 1789-1793. 
Paris, Musée Cognacq-Jay

Louis-Léopold Boilly 
Autoportrait en sans-culotte, c. 1793
Colección Particular

Louis-Léopold Boilly  
L'Indiscret Libertin, entre 1795 y 1800, 
Paris, Musée Cognacq-Jay

Louis-Léopold Boilly 
La Marche incroyable, c. 1797
Colección Privada

Louis-Léopold Boilly
Réunion d'artistes dans l'atelier d'Isabey, c. 1798. 
Musée du Louvre

Louis-Léopold Boilly
Le descente d'escalier, c. 1800
Paris, Musée Cognacq-Jay
 
Artista virtuoso, prolífico e inclasificable, Louis-Léopold Boilly (1761-1845) es el brillante testigo de un panorama parisino cambiante. Con su obra se convierte en el retratista de los parisinos, el pintor de la vida urbana, el inventor del llamativo trampantojo y en el autor de mordaces caricaturas. Originario del norte de Francia, Boilly se dispuso a conquistar la capital a la edad de 24 años, en 1785, nunca volvería a abandonarla. Poco interesado en la gran historia de París, se sentirá fascinado por la modernidad de la ciudad, su efervescencia y sus espectáculos. Boilly, se convertirá en el cronista de la cotidianidad, trazando un retrato íntimo de toda una época. 
 
Louis-Léopold Boilly
Trompe l’oeil, c. 1800. 
Colección privada

Louis-Léopold Boilly
Le chat gourmand crevant la toile pour manger des harengs, c. 1800-1805
Paris, Collection Farida et Henri Seydoux 

Louis-Léopold Boilly
L'arrivée d'une diligence dans la cour des messageries, 1803. 
Musée du Louvre

Louis-Léopold Boilly
Vue intérieure du Panthéon avec figures, c. 1806-1819 o después de 1830. 
Paris, Musée Carnavalet

Louis-Léopold Boilly
Les Conscrits de 1807, c. 1808
Paris, Musée Carnavalet

Louis-Léopold Boilly  
Trompe-l’œil aux cartes et pièces de monnaie, c. 1808-1815
Lille, Palais des Beaux-Arts

Louis-Léopold Boilly
Le passage de la planche, c. 1810-1814
Musée du Louvre

Louis-Léopold Boilly
La Prison des Madelonnettes, c. 1815-1819. 
Paris, Musée Carnavalet
 
Escudriñará lugares y rostros. Destacando en el retrato de pequeño formato. Su gusto por la provocación le llevará a lanzar una mirada entre mordaz y divertida sobre sus conciudadanos que quedará plasmada en sus caricaturas. Así como su virtuosismo técnico, como si de un ilusionista se tratara, quedará demostrado en sus impagables Trompe-l'œil.
 
Louis-Léopold Boilly
Entrée du théâtre de l’Ambigu-Comique, à une représentation gratis, 1819. 
Paris, Musée du Louvre

Louis-Léopold Boilly
Distribution de vin et comestibles aux Champs-Elysées, à l'occasion de la fête du roi, 1822
Paris, Musée Carnavalet

Louis-Léopold Boilly
Les Grimaces, vers 1823

Louis-Léopold Boilly 
Après le souper, après 1830. 
Étienne Bréton, Saint-Honoré Art Consulting, Paris

Louis-Léopold Boilly
L'effet du mélodrame, c. 1830
Versailles, Musée Lambinet

Louis-Léopold Boilly
Une loge, un jour de spectacle gratuit, c. 1830
Versailles, Musée Lambinet

Louis-Léopold Boilly
Le Spectacle ambulant de Polichinelle, 1832
Wiltshire, The Ramsbury Manor Foundation 

Louis-Léopold Boilly
Scène du carnaval, 1832
Wiltshire, The Ramsbury Manor Foundation
 
 
+Información: