dimecres, de juliol 09, 2014

Anton Kusters: Yakuza



El fotògraf Anton Kusters ens endinsa en el perillós, misteriós i inaccessible món dels Yakuza, grup criminal conegut per per la seva enorme capacitat organitzativa i la seva participació en multitud d'empreses delictives així com pel seu hermetisme. Ara el seu treballa el podem veure fins el 25 de Juliol a la Galeria Tagomago, c/ Santa Teresa, 3, Barcelona.











 Anton Kusters va aconseguir un accés sense precedents al món d'aquesta banda criminal fortament arrelada en la cultura i la societat nipona, així com posseïdora d'arrelades costums, tot lo qual converteix aquest document gràfic en poc més que sorprenent, ja que no és normal que un grup d'aquestes característiques doni via lliure a un fotògraf per documentar el seu dia a dia, un món tan dur com a fosc i perillós.










Entrevista amb el fotògraf Anton Kustner: http://stewardmag.com/yakuza/


+Informaciò:

http://antonkusters.com/
http://www.tagomago.com/

6 comentaris:

Enric H. March ha dit...

Només les imatges ja fan por. Un treball intens que caldrà veure amb detall sense perdre de vista qui ens vigila.

leopold estape ha dit...

Un treball tan interessant com inquietant ¡¡

Joaquinitopez ha dit...

Por supuesto respeto tu opción pero lamento sinceramente que hayas optado por que todas tus entradas sean en un idioma. Supongo que el Traslate debería ayudar pero no lo hace. Siento mucho perderme tus texros. Sinceramente.
Un abrazo, ah, la selección fotográfica impecable como siempre.

Enric H. March ha dit...

Joaquinitolopez, sin ningún ánimo de crear polémica: ¿De verdad que no entiendes los textos en catalán? No lo digo por ti, sino que es una pregunta que me hago en general cuando alguien que habla una lengua románica dice no entender la lectura de otra. Si fuera oral, ya es otra cosa, porque la pronunciación se aleja del texto escrito. No sé, a lo mejor es que soy un ingenuo. A lo mejor es que como soy mayor mi realidad se aleja de la del común de los españoles. Cierto que teniendo el catalán como lengua materna, habiendo hecho toda la escolarización en castellano, estudiando francés como lengua extranjera y haciendo cuatro años de latín obligatorios a pesar de ser de ciencias me abre las puertas del mundo romance y me predispone al plurilingüismo.

Como profesor (de lengua y literatura españolas) soy consciente que el sistema educativo no potencia en nuestros alumnos el interés por las lenguas (ni siquiera por las que se hablan en España, que sería lo natural), pero no termino de ver la dificultad en comprender escritos en lenguas parecidas a la española. Evidentemente, dejo el eusquera al margen puesto que por no ser no es ni indoeuropea ni está emparentada con ninguna otra lengua conocida.

Repito que me lo pregunto como persona curiosa, sin ánimo beligerante y sin ganas de molestar. Quizás mi error es mirármelo desde el lado de acá y resulta que desde el lado de allá (en términos culturales y lingüísticos) la realidad se me escapa.

Un abrazo.

Javier Arnott Álvarez ha dit...

La verdad es que el tema que se ha desencadenado en esta entrada, era un tema en el que no quería entrar, quisiera añadir que las siguientes palabras no van contra nadie sino que son un mero ejercicio de reflexión.
Sabía que el cambio de idioma comportaría consecuencias, aunque no tan devastadoras como es la casi desaparición de cualquier comentario, Aún utilizando un catalán bastante sencillo de muy fácil lectura, pero era un riesgo que tenía que correr y que estaba dispuesto a afrontar, aunque no esperaba que me causara tanta tristeza observar cierto nivel de rechazo.
El motivo del cambio idiomático creo que es algo muy claro y fácil de entender. Vivo en Catalunya, aún habiendo nacido en Asturias, Barcelona me acogió e hizo de mi un Barceloní más, aquí cultivé mis amistades aquí aprendí a amar esta hermosa y laboriosa tierra y aquí aprendí a conocer lo que era la discriminación, la burla, el juego al Pim, Pam, Pum contra los catalanes y contra Catalunya por el mero hecho de que era divertido. Cómo es lógico todo en este mundo posee un límite, obviamente ese límite hace demasiados años que se superó, pero aún así llega un momento en el que uno ha de posicionarse y tomar una decisión y mi decisión está al lado de este pueblo, de su historia y de su cultura, que nadie tiene derecho a menospreciar y ridiculizar y aún menos a acosar como está sucediendo en estos momentos, un acoso cultural y económico, un intento ala desesperada de borrar Catalunya del mapa de convertirla sólo en un mero nombre carente de contenido. En resumen de generar un genocidio cultural.
Hay más motivos, bastantes más, tal vez las cosas se vean de diferente manera desde ambas riberas del Ebro, pero a mi me gustaría que desde el otro lado empezarán a reflexionar sobre sus actitudes.
Podría continuar, y cualquiera que me conozca sabe que así sería, pero a partir de aquí entraríamos en esas verdades que a día de hoy hablamos entre nosotros, verdades dolorosas, así que prefiero callar, a veces el silencio posee más fuerza las palabras.

Nota: Gracias Enric por tus ponderadas palabras.

Sébastien Paul Lucien ha dit...

tremendo universo y muy bueno reportaje !