dimecres, d’abril 02, 2014

Artemisia Gentileschi: La voluntad de ser

1607-09, David y Goliat

Artemisia Gentileschi (1593-1656), una artista absolutamente increíble que ha sufrido durante mucho tiempo un abandono impensable en cualquier otro artista de igual talento. Sólo en los últimos tiempos ha comenzado a ser apreciada y logrado cierto reconocimiento académico, pero que aún está lejos del reconocimiento que se merece.

En gran parte ha sido ignorada por el simple hecho de ser mujer. Se creyó y aún hoy en día ciertos sectores lo siguen manteniendo, aunque de forma disimulada, que las mujeres carecían del talento necesario para ser valoradas y consideradas dentro del mundo del arte, de ahí la escasa o casi nula presencia de mujeres en la historia del arte, algo bastante alejado de la realidad. Por suerte poco a poco este desgraciado hecho va siendo corregido. En el presente caso la situación aún es más sangrante, ya que Artemisia sí obtuvo un reconocimiento en vida, el cual tras su muerte le sería negado.

1610, David contemplando la cabeza de Goliat

1610, Susana y los viejos

1610-12, Madonna con el niño

1611, Judith decapitando a Holofernes

No entraré en detallar toda la biografía Artemisia, pero sí en el terrible hecho de la violación que sufriría a manos de Agostino Tassi, por la repercusión que tendría en su obra.

Artemisia recibió su primera educación pictórica de manos de su padre, pero ante el rechazo de las academias a aceptarla como alumna, sería un amigo y colaborador de su padre quien se encargaría de continuar la formación de la joven, Agostino Tassi, quien la violaría cuando ella contaba sólo quince años.
En 1612, ante el escándalo general, Orazio Gentileschi presentó la demanda por violación contra Tassi, a lo cual siguió un juicio que duraría siete meses con la consabida publicidad, durante el cual  Artemisia fue increiblemente torturada a fin de demostrar su testimonio. Al final Tassi fue condenado a un año de prisión y al exilio de los Estados Pontificios, obviamente la reputación de Artemisia en Roma quedaría destruida.

Estos hechos impactaron en la personalidad de la joven pintora, la cual acabaría reflejándolo en su obra. Su estilo fuertemente influenciado por el realismo dramático y el marcado claroscuro de Michelangelo Merisi da Caravaggio es a su vez un intento catártico y simbólico de hacer frente al dolor físico y psíquico, la voluntad de ser y continuar adelante. Las heroínas de sus lienzos, especialmente Judith, son mujeres poderosas que buscan vengarse de sus enemigos masculinos. 

Poner orden en su trabajo, debido a la escasez de la documentación conservada y al hecho de que muchas de sus pinturas han sido históricamente atribuidas a su padre [Orazio Gentileschi], ha sido para los estudiosos un auténtico quebradero de cabeza, aún mayor que recomponer su vida, curiosamente lo único que se conserva perfectamente documentad es el juicio por violación.

1613-14, Judith y su criada con la cabeza de Holofernes

1615, Autorretrato como mártir

1615, Autorretrato tocando el laúd.

1616, Santa Cecilia

1620, Ester ante Asuero

1620, Lucrecia

1620, Retrato d una dama

1620-21, María Magdalena

1620-21. Judith decapitando a Holofernes

1625, Venus dormida

1625, Judith y su criada con la cabeza de Holofernes

1635-38, Sibila

1650, Alegoría de la Retórica

1653, María Magdalena desvanecida.

+ Información:

http://ca.wikipedia.org/wiki/Artemisia_Gentileschi
http://www.webwinds.com/artemisia/trial.htm
http://www.artemisia-gentileschi.com/index.shtml
http://www.artcyclopedia.com/artists/gentileschi_artemisia.html


8 comentaris:

Sébastien Paul Lucien ha dit...

La adoro, en Italia se puede ver bastante obras finalmente valorizadas de la gran Artemisia. Hay una pelicula francesa interesante sobre la vida de ella ( de 1997) .

Enric H. March ha dit...

¡La serie de Judith y Holofernes es impresionante! La María Magdalena con la calavera es de una fuerza expresiva como no he visto otra.

Seguiría, pero no es necesario. Es suficiente con contemplar y dejarse llevar.

David Hornero ha dit...

Tremenda historia de una grandisima artista.Gracias por darnosla a conocer. Un abrazo.

Galderich ha dit...

Si el arte continua siendo patriarcal... ¿cómo debía ser en el s. XVII?

Su caso es elocuente de lo que pasaba a pesar de la calidad. En fin, siempre es un placer contemplar sus obras.

Por cierto, el "Autorretrato tocando el laud" ha sido subastado y va a un museo inglés, sinó recuerdo mal.

Xim ha dit...

No la conocía, impresionante, se nota que era mujer por el abuso de imágenes femeninas y tomo nota de esos deguellos masculinos, je, je, je.... SaLu2

Joaquinitopez ha dit...

Conocía algo de su obra pero no su historia espeluznante. Eso explica la ferocidad en el modo de tratar algunos temas pero sólo hasta cierto punto. El papel de la mujer en las bellas artes sobre todo en tiempos pasados ha sido complejo y marginado. Sin embargo, aunque no sea este el caso, corremos el riesgo de perder la perspectiva desde una mirada demasiado moderna sobre la condición femenina al mirar la obra de algunas artistas del pasado. Artemisia es una de esas grandes figuras que ha quedado desdibujada injustamente.
Como siempre, magnífica selección de imágenes.

Moisés ha dit...

Cuando alguien conoce más la historia de Artemisia, es fácil concluir porque no había más mujeres artistas... La calidad pictórica y la fuerza expresiva es impresionante y tiene merecido su sitio en la Historia de Arte.

Un saludo

Uno ha dit...

No sabía de su existencia. Es todo muy impresionante y especial: la composición, la perspectiva... Me encanta esa Magdalena.