dimecres, de desembre 18, 2013

La Canción de Orfeo

 La muerte de Orfeo, Stamnos Ática con figuras rojas por Hermonax, ca. 470 aC, Louvre

Canción de Orfeo: proemio

Desde Júpiter, oh Musa madre –ceden todas las cosas al gobierno de Júpiter–,
entona los cantos nuestros. De Júpiter muchas veces su poderío
he dicho antes: canté con plectro más grave a los Gigantes
y esparcidos por los campos de Flegra sus vencedores rayos.
Ahora menester es de una más liviana lira, a los muchachos cantemos
amados de los altísimos, y a las niñas que atónitas
por no concedidos fuegos, merecieron por su deseo un castigo.

Libro X de Las Metamorfosis, Ovidio

Orfeo, poeta legendario de la mitología griega, conocido por su habilidad con la lira. Se decía de él que con sus canciones podía calmar tanto el alma humana como a las fieras. Además de la música, Orfeo amaba apasionadamente a su esposa, Eurídice, de cuya muerte se culpó y rompió su corazón.

Según el mito, tras la perdida definitiva de su mujer, Orfeo evita cualquier contacto con las mujeres y vuelca su atención de forma platónica en los niños. Posteriormente sería asesinado por las Bacantes al sentirse despreciadas.

Las primeras referencias a la homosexualidad de Orfeo  se debe a Fanocles, "Amores" (225 aC), una serie de poemas sobre los amores de los dioses y de los héroes con hermosos niños y obviamente, "las Metamorfosis" de Ovidio (10:78-85), cuya popularidad sea muy probablemente responsable de haber mantenido vivo el mito de Orfeo.

"O como el hijo de Eagro, el tracio Orfeo, amó de corazón a Calais, hijo de Boreas, pues a menudo se sentaba en los umbríos bosques cantando su deseo; pero su corazón no tenía paz, porque siempre insomnes inquietudes atormentaban su alma cuando contemplaba al espléndido muchacho. Las pérfidas Bistónides, rodeándole, lo mataron con cuchillos bien afilados, porque fue el primero entre los tracios que mostró amor masculino sin aceptar los deseos de las mujeres. Le cortaron la cabeza con bronce, inmediatamente la fijaron con un clavo a la lira y la arrojaron al mar las dos juntas, humedecidas por espumosas olas. El canoso mar las arrastró a la sagrada Lesbos: así el sonido de la melodiosa lira, que incluso conmovía mudas piedrasy el agua odiosa de Forco. Por él los cantos y el delicioso sonido de la cítara dominan la isla, de todas la que mejor canta. Cuando los guerreros tracios conocieron el salvaje delito de las mujeres, un dolor terrible se apoderó de todos ellos: marcaron a sus mujeres para que con negras señales en su piel no olvidasen el abominable crimen. A causa de aquel delito todavía hoy expían su castigo las mujeres por la muerte de Orfeo."

Fanocles, a través de Ioannes Estobeo (s.V - VI dC), Florilegio LXIV

 La muerte de Orfeo. Amfora con figuras rojas, ca. 440 aC. Nola, Staatliche Antikensammlungen (Múnich)

.............................................................................................
El pesar y el dolor del ánimo y lágrimas sus alimentos fueron.
De que eran los dioses del Érebo crueles habiéndose lamentado, hacia el alto
Ródope se recogió y, golpeado de los aquilones, al Hemo.
     Al año, concluido por los marinos Peces, el tercer
Titán le había dado fin, y rehuía Orfeo de toda
Venus femenina, ya sea porque mal le había parado a él, 80
o fuera porque su palabra había dado; de muchas, aun así, el ardor
se había apoderado de unirse al vate: muchas se dolían de su rechazo.
Él también, para los pueblos de los tracios, fue el autor de transferir
el amor hacia los tiernos varones, y más acá de la juventud
de su edad, la breve primavera cortar y sus primeras flores.

Libro X de Las Metamorfosis, Ovidio

La mayoría de los escritores y artistas, desde la época helenística, han ignorado el aspecto homosexual de Orfeo, concentrándose en él como patrón de la música y de la poesía. Incluso durante la Edad Media se mantendrá este comportamiento. Sólo nos encontraremos con una salvedad, la de Colard Mansion y su Ovide Moralise de 1484.

Colard Mansion ofrece uno de los pocos ejemplos modernos tempranos de la homosexualidad de Orfeo en una narración continua, mostrando un encuentro sexual entre Orfeo y un joven como resultas del cual la muerte del poeta (Ovide Moralise, 1484). El artista utiliza la historia para dejar claro al lector el carácter pecaminoso de ea pasión esa pasión que se traduce en la muerte.

Albrecht Dürer, La muerte de Orfeo, 1494, Hamburger Kunsthalle

Diez años más tarde, Albrecht Dürer representa la muerte de Orfeo a manos de las mujeres tracias. Durero inserta una placa justo por encima de la cabeza del poeta moribundo, "Orfeo, El Primera Pederasta", para dejar claro la razón del ataque. Qué pretende Durero es algo que no queda claro, puede haber sido influenciado por la discusión popular sobre la homosexualidad en la Italia de la época.

"Orfeo antes de Plutón y Proserpina" Giulio Romano Sala di Ovidio en el Palazzo Te (Mantua)

En Italia, la mito de Orfeo sólo aparece en dos grandes obras renacentistas y ambas en Mantua: Giulio Romano Sala di Ovidio en el Palazzo Te (1527-1534) y Andrea Mantegna Cámera degli Sposi en el Palazzo Ducale (Mantua) (1465-1474).

Andrea Mantegna, Cámera degli Sposi, Palazzo Ducale (Mantua) (1465-1474)

Un espectador contemporáneo de estas habitaciones habría estado familiarizado con el relato de Ovidio, pero el papel de Orfeo en la decoración de estas habitaciones es menor, casi una sorprendente anécdota. Con el paso del tiempo el mito de Orfeo y su trágica muerte irá cogiendo fuerza, como así lo atestiguan la cantidad de obras pictóricas que entorno ha esta historia se crearán.

+ Información:

http://es.wikipedia.org/wiki/Orfeo
http://www.prometheustrust.co.uk/html/5_-_hymns.html


4 comentaris:

Enric H. March ha dit...

Casi podríamos decir que la tragedia de Orfeo es posterior al mito al ser utilizado para sancionar comportamientos que en su época no hubieran sido tenidos en cuenta.

Uno ha dit...

La película Orpheo negro se basaba, creo recordar, en la historia de Orpheo y Euridice. Me pregunto si en la de Cocteau y su Marais llegaban a lo de las tracias. Ay esas tracias...

David Hornero ha dit...

Gracias una vez mas por tus interesantes trabajos, Javier. Felices fiestas, amigo. Un abrazo.

erva_cidreira ha dit...

La histroria de Orfeo en un poema griego del siglo IXX:

http://unamiradagay.blogspot.gr/2009/05/blog-post_19.html