divendres, de setembre 20, 2013

La Mirada de Karlheinz Weinberger



Artista relativamente desconocido, Karlheinz Weinberger, fue un fotógrafo a tiempo parcial, autodidacta, que trabajó, la mayor parte de su vida, como almacenista. Curiosamente Weinberger publicó sus fotografías en la revista "Der Kreis", la misma revista gay en la que George Platt Lynes presentó las fotografías de la última etapa de su vida.

En su obra fotográfica es fácil observar una clara dicotomia entre la atracción por los jóvenes matones urbanos y el mundo de la prostitución homosexual: Una iconografía que se ha mantenido viva desde los tiempos de Oscar Wilde hasta los actuales movimientos skinheads o punks gays. Tatuajes, cabezas rapadas,  rockabillies. Un imaginario en el límite de lo antisocial, la atracción de lo peligroso o diferente.




Weinberger logró retratar la imagen que Suiza jamás ofrece, aquello que se esconde detrás de sus acomodadas y burguesas casas. En resumen una Suiza que se hace más humana y atractiva.


Karlheinz Weinberger (1921-2006) pasó la mayor parte de su vida trabajando como encargado de almacén para Siemens-Albis en Zurich. En su tiempo libre ejerció como fotógrafo autodidacta, retratando a sus amantes y a la gente que conoció por la calle. Desde finales de la década de 1940, bajo el seudónimo de "Jim", pasará a publicar sus trabajos en "Der Kreis", revista homosexual editada en Zurich (1943 - 1967), logrando atraer la atención internacional.

En 1958 puso en marcha el "Halbstarke," fotografiar durante un periodo prolongado a ls adolescentes inconformistas de de la ciudad de Zurich.









+ Información:

http://www.karlheinzweinberger. ch
http://xacc.blogspot.com.es/2013/05/karlheinz-weinberger.html

6 comentaris:

Galderich ha dit...

Uf, hay vida en Suiza más allá de los cucos y los bancos!

Trabajar diariamente en un almacén sin duda le dió otra dimensión a la fotografia de sus conciudadanos.

Uno ha dit...

Me gustan estas fotos en las que te preguntas si después de posar los modelos le atracaron o le dieron una paliza.

Joaquinitopez ha dit...

Inquietante reflejo de una sociedad que, de algún modo, es semilla de la que vivimos. Muy perturbador.
UN abrazo

ZekYs Barriera ha dit...

Siempre pensé que Suiza tenía algo que ocultar, jeje.

Excelente artículo. Como siempre

Enric H. March ha dit...

Las fronteras, asomarse a los abismos, el otro, lo extraño... Es tan emocionante traspasar líneas rojas, transgredir!

senses and nonsenses ha dit...

¿por qué nos va lo que nos va? siempre lo más difícil, lo más oscuro....
ahora serán abuelitos o abuelitas, si es que viven, pero a mí estas fotos me dan mucho morbo. no sé por qué he pensado en Joe Dallessandro, fíjate tú.
no son las de George Platt Lynes, pero están bien.