dimarts, d’abril 30, 2013

De Despedidas y Reencuentros



"Despedidas" de Yōjirō Takita
Año: 2008
País: Japón
Directos: Yojiro Takita
Guión: Koyama Kundo
Música: Joe Hisaishi
Fotografía: Takeshi Hamada
Reparto: Masahiro Motoki, Tsutomu Yamazaki, Ryoko Hirosue, Kazuko Yoshiyuki, Kimiko Yo, Takashi Sasano, Tôru Minegishi, Tetta Sugimoto, Yukiko Yachibana,Tatsuo Yamada

Oscar 2008: Mejor película de habla no inglesa


Un ritmo pausado y preciosista envuelve esta sensible historia. La historia de Daigo Kobayashi, un violoncelista que pierde su empleo al disolverse la orquesta donde tocaba, lo que le lleva a regresar a su pueblo natal en compañía de su esposa. Allí consigue un empleo como embalsamador. A partir de aquí la historia cobra su auténtica dimensión al tener que enfrentarse no sólo a sus propios miedos y al rechazo que dicho trabajo le causa, sino también al de su entorno incluido el de su esposa. Y así se nos irá descubriendo todo un mundo de sensibilidad, delicadeza y amor que hará caer las barreras.


"Caminando" de Hirokazu Koreeda
Año: 2008
País: Japón
Directos: Hirokazu Koreeda (AKA Hirokazu Kore-eda)
Guión: Hirokazu Koreeda (AKA Hirokazu Kore-eda)
Música: Gonchichi
Fotografía: Yutaka Yamasaki
Reparto: Abe Hiroshi, Natsukawa Yui, You, Takahashi Kazuya, Kiki Kirin, Yoshio Harada, Susumu Terajima


Continuando con esta pequeña entrada dedicada a dos películas japonesas que me impactaron por su enorme sensibilidad está "Aruitemo, Aruitemo" (Still Walking). Otra joya cinematográfica nipona, curiosamente rodada también en 2008. El reencuentro de una familia con motivo del decimoquinto aniversario de la muerte del hermano mayor, periodo en el que se han producido ligeros cambios en la percepción y sentimientos de los diversos personajes, cambios a los que deberán hacer frente, amores, rencores aflorarán de forma inesperada fluyendo suavemente en medio de una atmósfera de aparente tranquilidad. Hirokazu Koreeda nos permite asistir a un pausado juego de emociones tormentosas en medio de un mar en calma.

Dos auténticas maravillas para un fin de semana de buen cine sobre sentimientos y relaciones.


8 comentaris:

Leopold ha dit...

Dos magníficas propuestas, tomo nota. Gracias por la información, las desconocía.

Joaquinitopez ha dit...

Yo tampoco había tenido noticias de ellas. Gracias por descubrírmelas.
El cine japonés bajo esa aparente calma, al igual que su narrativa, esconde tsunamis y terremotos que nuestra cultura apenas concibe y, desde luego, le cuesta percibir bajo esas formas delicadas y, habitualmente, bellísimas.

Xim ha dit...

Las vi en su día debido a mi elevada nipofilia, pero bueno es traerlas a colación para aquellos a quienes se les escaparon ambas joyas...

SaLu2

tecla ha dit...

Creo haberlas visto hace un tiempo, Javier, pero por causas ajenas a mi voluntad nunca o casi nunca consigo enterarme de los títulos de las películas que veo.
Yo también soy aficionada a las películas japonesas por su sensibilidad y delicadeza.
Aunque algunas no tanto.
Son tremendamente violentas.
Gracias por tu sabiduría.

senses and nonsenses ha dit...

vi Despedidas en Barcelona precisamente.
vuelvo enseguida.

MM de planetamurciano ha dit...

Soy ignorante total del actual cine japones; con estos dos ejemplos, se diría que el tema de la muerte ocupa en su ficción un lugar importantísimo ¿No?

Justo ha dit...

Recuerdo cuando se estrenaron, me hablaron bien de ellas pero no fui.

Me encantaría recuperarlas, pero soy muy perezoso a la hora de ver películas en casa. Me tiran mucho las salas...

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

Tomo buena nota, me interesa mucho.

Kore-Eda está concursando éste año en Cannes en la Sección Oficial, con "Like Father, like son". El cine oriental está pegando muy fuerte los últimos años y hay verdaderas joyas. La ultima gran joya oriental que ví fue "Poetry", de Lee Chang-Dong, que a pesar de que tiene un nombre como de distribuidora de Avon que llama al timbre, firmó una verdadera y delicada joya.
Todo el cine oriental viene muy bien, porque tiene otra dimensión del tiempo, y es, en parte, más descansado, onírico. "Despedidas" sí que había oído hablar de ella, así que buscaré el dvd.
Petons!