dimarts, gener 08, 2013

Frescos de los Meses, Palazzo Schifanoia (Ferrara)


Uno de los proyectos más notable de los artistas del Quattrocento en Ferrara es el ciclo de frescos que reviste el Salone dei Mesi (Sala de los meses), sala principal en el Palazzo Schifanoia en Ferrara, un pabellón de caza ampliado por el duque Borso d'Este a principios de 1465. Los frescos están relacionadas con las ilustraciones del calendario que aparecen frecuentemente en los manuscritos del norte de Europa, pero aquí revestidas de un especial énfasis por resaltar el sabio gobierno de Borso d'Este.

Abril (detalle) retrato de Borso d'Este centrando la escena (Francesco del Cossa)

El programa, ideado por el astrólogo Pellegrino Prisciani, es complejo. Cada mes está representado en el registro superior por el carro triunfal de la antigua deidad que presidía ese mes, con los signos del zodiaco en la zona media y las actividades cortesanas y trabajos prácticos adecuados para ese mes en la parte inferior. Retratos de Borso y sus cortesanos aparecen en las escenas del nivel inferior. Los frescos son una demostración de la brillantez del colorido Ferrarense así como del ingenio de estos pintores en cuanto a la interpretación de los temas. Se cree que los principales maestros fueron Cosimo Tura y Francesco del Cossa, con la participación de Ercole de'Roberti y otros artistas anónimos.

Marzo, carro triunfal de Minerva (Francesco del Cossa)

Minerva triunfante ostenta en sus manos una espada y un libro, diosa de la guerra y la sabiduría. En el centro se sitúan los decanatos junto un carnero que mira hacia atrás (Aries) el cual está encima del sol. A la izquierda Marte en forma de un joven fuerte y prominente, en el centro el sol en forma de una joven de aire regio y a la derecha Venus que ostenta una flecha y un aro.

Abril, carro triunfal de Venus (Francesco del Cossa)

Venus triunfa sobre un carro tirado por dos cisnes. Debajo aparecen los decanatos y el signo zodiacal asociado, Tauro. A la izquierda Mercurio con forma de joven rubia con un vestido rojo quemado. en el centro la luna bajo la forma de un hombre desnudo y a la derecha Saturno representado por un negro que ostenta unos colmillos de jabalí y una serpiente alada y detrás un caballo blanco y un perro.

Mayo, carro triunfal de Apolo (Francesco del Cossa)

Apolo triunfante en un carro tirado por cuatro caballos. En su mano derecha un globo y en la izquierda un arco, a sus pies un laúd simboliza la música, y detrás de él un cisne y otras aves símbolos de la poesía. Júpiter es representado como un hombre rico con un palo en una mano, mientras con la otra otorga sus bendiciones, Marte son dos hombres desnudos, uno con las manos cruzadas sobre el pecho, y el oto tocando la flauta, el sol es representado por un joven con una flecha en una mano y en la otra un carcaj. Géminis ocupa la parte inferior representado por dos niños.

Junio, carro triunfal de Mercurio (Cosimo Tura)

Mercurio triunfante en un carro tirado por dos águilas ostenta el caduceo y la lira. Los decanatos nuevamente poseen una curiosa simbología. Venus representada como un hombre joven envuelto en ramas, Mercurio como dos mujeres ricamente vestidas, una con las manos cruzadas sobre el pecho y la otra sosteniendo un palo y la Luna como un hombre con pies como garras y con un dragón alado.

Julio, carro triunfal de Júpiter (Cosimo Tura)

Júpiter triunfante sobre un carro tirado por dos leones. En su mano tiene el rallo y la flor de loto. En el carro también está Cibeles (la Tierra) las cabezas coronadas en forma de torre, en las manos ostentan el cetro y las llaves de la custodian los tesoros de la tierra. Saturno es representado como un hombre sentado en un árbol con un perro y un pájaro, Júpiter, un hombre con un arco y una flecha y Marte como un negro que se devora a si mismo.

Agosto, carro triunfal de Ceres (Cosimo Tura)

Ceres es triunfante en un carro tirado por dos dragones. El Sol se representa como una mujer con trigo y granada, Venus como un hombre con barba, bigote y turbante y Mercurio como una monja mujer arrodillada en oración.

Septiembre, carro triunfal de Vulcano (Ercole de'Roberti)

Una mujer muestra su cuerpo en un carro triunfal tirado por monos. La Luna está representado por un hombre vestido con un brillante corpiño, ostenta una flauta y un pájaro atado a un palo, Saturno, un hombre cuyas ropas son revueltas por el viento y Júpiter es un arquero que está a punto de matar a otro hombre desesperadamente pide misericordia .

Por desgracia no se han conservado los frescos en su totalidad, el motivo fue que en 1.700 el edificio fue utilizado como fábrica de tabacos y sus pareces fueron encaladas, lo que hizo que se perdieran irremisiblemente parte de esta maravillosa y singular decoración. Faltan los meses de octubre, noviembre, diciembre, enero y febrero, seguramente relacionados con Dioniso, Hades y Poseidón.

+ Información:

http://www.artecultura.fe.it/index.phtml?id=159


20 comentaris:

Galderich ha dit...

Es curioso pero quizá porque el espacio tuvo una utilitdad y fue encalado se conservaron estos magníficos frescos. Sino fuera por esta circunstancia quizá ya no podríamos admirar lo que queda de los rarísimos frescos civiles de la Edad Media y la Edad Moderna.

Una maravilla de concepción y ejecución.

Leopold ha dit...

El Palazzo Schifanoia creo que aun conserva algo de la presencia de Lucrecia Borja. Su paso por Ferrara contrasta con la frívola imagen que se tiene de ella, donde gobernó la ciudad rodeada de los mejores artistas, portas y científicos de la época.

Joaquinitopez ha dit...

Se te echaba de menos. Apasionante entrada.
Un abrazo

David Hornero ha dit...

De acuerdo con Joaquin, apasionante. Y bella como tanto en Italia.

Uno ha dit...

Eres de los pocos que todavía regalan calendarios por estas fechas. Muchas gracias por este tan especialísimo.

MM de planetamurciano ha dit...

¿Pero quién sería el burro animal que mandó encalar las paredes?
Por otro lado,yo con Italia ya ando escarmentao con ciertas cosas que es mucho mejor ver en una web que en directo, que nunca se aprecian bien los detalles, y desde luego, este es el caso.
Muy chula la entrada, sí señor.

tecla ha dit...

Pasear por estos frescos ha sido todo un regalo de Navidad, Javier. Y mucho más guiados por tu mano y tus conocimientos.

El Deme ha dit...

Esto sí que son calendarios y no los que regalan en las Cajas de Ahorro.
Una delicia este paseo por los frescos de Ferrara.

Justo ha dit...

Después de esto, no me atrevo a editar este año el calendario Korador... En serio, apasionante, aunque echo de menos precisamente a esos ausentes tan especiales, Dionisos, Hades y Poseidón.

Javier Arnott Álvarez ha dit...

A medias, en parte conservó y en parte destruyó. En lo relativo al arte siempre tenemos un poco de síndrome de Diógenes, nos gustaría conservarlo todo, pero es imposible, lo cual hace que aquellas obras que van quedando se revaloricen.

Javier Arnott Álvarez ha dit...

Lucrecia, una figura histórica cuya leyenda ha ocultado a la mujer. Me llama la atención que utilices el apellido sin italianizar.

Javier Arnott Álvarez ha dit...

Gracias, los apasionantes son los que pintaron estas maravillas llenas de imaginación.

Javier Arnott Álvarez ha dit...

Italia, cada rincón es pura poesía, es vivir aplastado por el peso del arte y de la historia.

Javier Arnott Álvarez ha dit...

En tiempos de tristezas hemos de rodearnos de belleza.

Javier Arnott Álvarez ha dit...

La cal destruyó pero también conservó, así que gocemos de lo que el tiempo nos ha dejado.

Javier Arnott Álvarez ha dit...

Siempre tan poética.

Javier Arnott Álvarez ha dit...

¿ Verdad que costaría tan poco hacer calendarios bellos?

Javier Arnott Álvarez ha dit...

Por qué no, todo son opciones.

senses and nonsenses ha dit...

una excelente idea para regresar, y para felicitarnos el año nuevo.
un año más, javier.

un besazo.

Sébastien Paul Lucien ha dit...

Queria ir a verlos y todo el norte de Italia pero me fui a Napoli a cruzarme con otras maravillas !
un viaje pendiente entonces ! tu nota me alenta a volver pronto a Italia !