dimarts, de gener 29, 2013

"El pan a secas" de Mohamed Chukry


Cabaret Voltaire publicó en noviembre de 2012 bajo el titulo de "El pan a secas" una nueva versión, corregida por el autor, de la mítica obra de Mohamed Chukry "El pan desnudo". Obra que en 1989  había sido publicada con enorme éxito por Montesinos. La editorial Debate volvería a publicarla con igual resultado en 1996.
Relato autobiográfico en el que Chukri, analfabeto hasta los veinte años, narra su infancia y adolescencia durante los años 40 en su pueblo natal de Beni Chiker y Tánger. De forma sencilla, directa y tremendamente ágil desfila ante nosotros una vida dura, difícil, al límite de la supervivencia y en la que conocerá la violencia paterna, el hambre, la miseria, el sexo, la mentira y la cara más amarga y despiadada de la existencia. Un relato que podemos calificar de crudo y despiadado, a lo que ayuda el estilo directo y la tremenda objetividad del autor y protagonista. Un Chukry que crecerá en un Marruecos bajo el dominio colonial de España y Francia, y que empieza a revelarse contra el colonialismo y en el que lo importante es sobrevivir. Chukri dice escribir como una forma de protesta y denuncia contra los que le robaron la infancia y parte de la juventud. No obstante, es indudable la belleza del texto con momentos de gran lirismo.

Escrita en 1973, "El pan a secas", estuvo prohibida por escandalosa durante casi treinta años en los países árabes, en Marruecos no se publicó hasta el año 2000, convirtiéndose en una obra de culto y su autor es uno de los más famosos del Magreb.


Mohamed Chukri (Beni Chiker, 1935-2003) nació en, Beni Chiker, un pequeño pueblo del Rif, región aislada y tradicionalmente desfavorecida, de mayoría bereber, que era parte del protectorado español debido a lo cual  dominará el castellano. Las palizas de su padre y la muerte de su hermano le obligaron a huir de casa y con once años tuvo que aprender a sobrevivir en Tánger como un vagabundo, rodeado de miseria, violencia, prostitución y drogas.

A los veinte años se trasladará a Larache donde, durmiendo en la calle y viviendo de la caridad de los amigos y de la comida que le daban en la escuela, aprenderá a leer y escribir. En los años 60 regresó a Tánger, donde siguió frecuentando bares y burdeles y donde escribió su primer relato, "Violencia en la playa". Conocerá a escritores de la talla de: Paul Bowles, Jean Genet, Tennessee Williams y Juan Goytisolo. Además de su producción literaria, tradujo al árabe a poetas como Bécquer, Machado, Lorca y Aleixandre, entre otros. Alcanzó el éxito internacional con "El pan desnudo", traducida al inglés por Bowles, primer libro de memorias que luego continuó con "Tiempo de errores".

Título: El pan a secas
Autor: Mohamed Chukri
Páginas: 263
Editorial: Cabaret Voltaire

+ Información:

 http://www.cabaretvoltaire.es/

10 comentaris:

Xim ha dit...

Tomo debida nota, a ver si lo pillo en la biblio... besotes

Alfonso Fuentes ha dit...

El título es más adecuado, en el sentido de " Sólo pan - Nada más que pan ". Muy interesante el último libro " El recluso de Tánger ", sobre su complicada relación con Paul Bowles

El Deme ha dit...

Si es que los bares son los mejores sitios para conocer a gente interesante y hacer relaciones públicas.

David Hornero ha dit...

Recuerdo haberlo leido y la impresion honda que me dejo. Un abrazo.

Joaquinitopez ha dit...

He de hacerme con él, un nuevo descubrimiento que te debo.
Un abrazo

Uno ha dit...

Hace unos días intenté comentar y no era posible. Parece que ha sidi algo momentáneo.
Te decía que hace años que cada vez que alguien me recuerda este libro hago el propósito de leerlo pero nunca lo he hecho. A ver si esta es la buena.

senses and nonsenses ha dit...

me apunto la recomendación.
intentaré hacerme con él, has conseguido que me entren ganas de leerlo.

un abrazo.

Xim ha dit...

Hecho, ayer lo pillé en la biblio y lo acabo de terminar hace un rato, es de fácil lectura, unas 170 páginas y la mayoría son diálogos. He de decir que no me ha impresionado, puesto que el modus vivendi de los andaluces es herencia de los moros, y muchos de los comportamientos paternos que se citan en el libro los he vivido en primera persona. La biografía juvenil puede resumirse en: putas, alcohol, drogas y contrabando. Y lo que no me ha gustado nada ha sido la clara HOMOFOBIA que destila la narración, resulta que el prota puede violar a un niño por culpa de un calentón pasajero, pero a él que no le toquen ni un muslo; después, a partir de ese relato, mete en el mismo saco a los homosexuales, con aquella coletilla que reflejaba la clase social más baja de esta manera: "borrachos, drogadictos, vagabundos y maricas". Para terminar, al menos en esta obra, no se percibe nada de una palpable prostitución masculina, simplemente una escena casual de una felación con un hombre mayor, es decir, vamos a obviar eso de: por un perro que maté me llamaron mataperros...

Me gustó el punto final:

-"Es tarde para aspirar a ser ángel".

SaLu2

MM de planetamurciano ha dit...


Seguro que está muy bien, pero no sé si tendría fuerzas en este momento de la vida...

Justo ha dit...

No lo he leído, aunque me apetece. El norte de Marruecos es muy literario, o cabe decir mejor que lo era. Aunque a mí me interesaría más conocer los puntos de vista de alguien de allí, sin pasar por el tamiz o el padrinazgo europeo,como parece ser el caso.

De los jóvenes conozco a Abdellah Taïa, y me gustó mucho.