divendres, d’octubre 12, 2012

La Mirada Airada de Samuel Aranda

Samuel Aranda

Nada mejor que este día de grandilocuencias y soflamas casi imperiales, que echar una mirada hacia el interior, y reconocernos en esta España arruinada en la que de un plumazo se ha desmantelado el sector público, tanto sanitario como educativo, en el que se han recortado de forma salvaje las ayudas sociales y términos como cultura, ciencia y desarrollo han quedado poco menos que carbonizados. Mientras, en nombre de no se sabe que sacrosantos mercados, millones de españoles han sido lanzados a la pobreza y a la indigencia, ya se comienza a hablar de que es posible que lleguemos a los 6.000.000 de parados, en agosto se registraban oficialmente 4.625.634.
El fotógrafo Samuel Aranda ha retratado esta realidad, que aquí se intenta ocultar, para el "The New York Times", unas fotografías que golpean las conciencias y ante las que es fácil sentirse identificado, ya que se han convertido en situaciones que forman parte de la cotidianidad. Un retrato demoledor que acusa a una clase política indolente e inepta que ha hecho recaer sus corruptelas y sus vicios sobre los más desfavorecidos.

Samuel Aranda

En España se han producido unos 400.000 desahucios por el impago de las hipotecas, lo cual ha lanzando a familias enteras a las calles. Mientras otros han de decidir entre comer o pagar al banco, y tú ¿Qué harías?

Samuel Aranda

Samuel Aranda

Samuel Aranda

Supervivencia en la España de 2012, cada vez más y más gente no llega a final de mes mientras el nivel de paro sigue aumentando y los jóvenes mejor cualificados abandonan el país en busca de una oportunidad.
Los comedores sociales ya no son sólo el refugio de indigentes, gentes hasta ahora acomodadas han de recurrir a ellos para sobrevivir. Ya se comienza a hablar de que un 25% de los niños españoles sufren desnutrición infantil de los cuales el 17% viven por debajo del umbral de la pobreza, estamos hablando de Europa.
Según Cáritas casi 1.000.000 de españoles vivían en la indigencia en 2011, esa cifra a día de hoy ha aumentado.

Samuel Aranda

Samuel Aranda

Samuel Aranda

El gobierno la única solución que adopta son los continuos recortes sociales y aún se asombran de que la sociedad se rebote contra ellos, a las clases privilegiadas ni se las toca, la indignación ha ido en aumento ante el ahogo económico y social.
La gente tiene derecho a luchar y manifestarse por su dignidad como seres humanos, el gobierno debería respetarlo, sin embargo prefiere mirar para otro lado y tratarnos como delincuentes.

Samuel Aranda

Samuel Aranda

Samuel Aranda

Samuel Aranda

Samuel Aranda

 
Samuel Aranda

Demoledor efecto de la especulación urbanística. Obras paralizadas se extienden a todo lo largo del territorio, efecto de las leyes liberalizadoras aprobadas por el gobierno de Aznar

Samuel Aranda

Ante esta desolación el gobierno de Mariano Rajoy sólo ha sabido responder lanzando las fuerzas antidisturbios contra la población que se manifestaba en defensa de sus derechos.

Reportaje fotográfico de:  Samuel Aranda



12 comentaris:

Galderich ha dit...

Importante reportaje, sin lugar a dudas. Consigue resumir en pocas imágenes la imagen real de la España actual.

Joaquinitopez ha dit...

Lo malo es que hay otra realidad: las gentes que roen su mendrugo y se dan por contentas sin mirar ni alrededor ni a su futuro que puede ser que les quiten el mendrugo.
Bellísimas imágenes por que son fiel, aunque incompleto, reflejo de lo que está pasando. Faltan no sólo los ricachos sino también los abueletes de juerga en Benidorm o en los spa, las caravanas cada puente o la lucha por tener el móvil con más chuminás del momento, por ejemplo. Esa es la realidad que completa, permite y sostiene la otra.
Un abrazo

David Hornero ha dit...

Triste reflejo de nuestros tiempos.

MM de planetamurciano ha dit...

Fotos que parecen de una película que etá ocurriendo lejísimos en un tiempo pasado pero está ocurriendo aquí mismo, a nuestro lado.

Xim ha dit...

Sí, qué asquete de país, triste, triste, triste... besotes

ixilik ha dit...

Lo que antes era fotos de posguerra y dictadura, ahora vuelven pero, esta vez en formato espejo

el Shysh ha dit...

Gran fuerza en el tratamioento y mucha verdad en el tema. Faltamos muchos en las calles.

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

Fantástico reportaje. También paradójico porque el periódico estandarte de la burguesía neoyorquina: NYTimes, olvida retratar lo propio: El informe de Human Rights de 2012 es demoledor: 46 millones de personas en Estados Unidos viviendo al límite de la miseria como las personas de las fotos de Aranda, la población entera de España
http://www.hrw.org/node/104076

Es verdad que como comenta todo el mundo, nadie quiere ver lo feo y todo el mundo "lo bonito" en el salón de su casa: Sean burgueses neoyorquinos, madrileños o catalanes, porque quitando dos fotos de Benidorm y dos de Jaén, las doce fotos restantes, son otra paradoja: Los desahucios de las fotos de Aranda, las asambleas, los desfavorecidos, están tomadas en Viladecavalls, en el cinturón industrial de Bcn, y en los comedores sociales de Girona: La derecha que gobierna allí tampoco ha dado muestra alguna de sensibilidad, y parece mirar a otro lado, como la estatal...Triste.

Petonets!

El Deme ha dit...

España, camisa blanca de mi esperanza...
Interesante reflexión sobre los tiempos que corren y sobre la realidad de la pobreza en un país que presumía de estado del bienestar y, resulta, que todo era una gran mentira.
¡Abajo los centros comerciales, vivan los bares de pueblo!

Justo ha dit...

Por buscar una nota de humor ante tan desolador panorama, me he fijado en la foto de la protesta -la antepenúltima-, en el perro concretamente, que parece tan indignado como el que más.

Es muy triste todo lo que está pasando. Hay muchas cosas que se han hecho espantosamente mal, y clama al cielo que los dos principales partidos no hayan hecho lo imposible por solucionar lo de los desahucios, o por lo menos por evitar que la gente que es expulsada de su vivienda tenga que seguir pagando esa deuda de por vida.

Por lo demás, me preocupa que otra vez pensemos que nos hallamos en el peor país del mundo. Creo que no es así. Y ya tampoco se puede decir eso de que la gente no se moviliza. Porque hay muchísima gente que lo está haciendo.

Un abrazo

Uno ha dit...

Estupendo el trabajo de Aranda, impecable, sin forzar intenciones.

Los problemas son innegables pero también es cierto que uno puede dirigir el objetivo hacia donde le parezca.

senses and nonsenses ha dit...

ha vuelto la españa en blanco y negro.