divendres, de juliol 27, 2012

La Mirada de Francesc Serra i Dimas


Autorretrato, Francesc Serra

"Quería que la sociedad viera la cara de los artistas que hacen los cuadros", esta es la mejor definición que se puede hacer de la obra fotográfica de Francesc Serra i Dimas (1877-1967). Fotógrafo por casualidad ya que en 1903 empezó como dibujante y grabador, pero serían sus amigos pintores los que le animaron a que los fotografiara mientras trabajaban, abrieron sus talleres sus talleres al amigo fotógrafo y posaron junto a sus obras y modelos. Santiago Rusiñol tomando apuntes al natural, Ramon Casas en su estudio del paseo de Gràcia, Isidre Nonell sentado con dos de sus modelos gitanas, Joaquim Mir, Josep Llimona esculpiendo el monumento al doctor Robert fueron algunos de los 25 artistas captados por la cámara de Serra que alcanzaron un gran éxito,  todo esto a pesar de que Joan Brull le recomendó que se dedicara a fotografiar toreros y bailarinas. En 1905 las imágenes se comercializaron como postales bajo el nombre de Nuestros artistas.

Alexandre de Cabanyes, 1904

Santiago Rusiñol i Prats

Enric Clarasó, 1904

Gaspar Camps en su taller

Joan Cardona i Lladós, 1904

Joaquim Mir, 1904

Josep Llimona, 1904

Manel Fuxà en su estudio, 1904


Isidre Nonell en 1904 en su estudio


Ramón Casas, 1905

En 1915 repite la experiencia, esta vez con una serie de 35 artistas en la que incluirá arquitectos de la talla de Enric Sagnier retratado en su estudio junto a un dibujo de un edificio hecho con tiza en una pizarra, Lluís Domènech i Montaner abstraído en el vestíbulo del Hospital de Sant Pau, y Puig i Cadafalch; dibujantes como Apel·les Mestres y Alexandre de Riquer, y pintores como Joan Miró escribiendo en una estancia con dos pequeñas banderas, una Francesa y la otra la Senyera.

Joan Miró, 1914

Ricard Canals, 1915

Lluis Domènech i Montaner, 1915

Enric Sagnier en su estudio. 1915

Josep Puig i Cadafalch

Su amistad con galeristas, marchantes y coleccionistas hizo que sus imágenes aparecieran en revistas como Vell i Nou, La Gaseta de les Arts, Destino e Ilustració Catalana, y en multitud de catálogos, y que Serra esté considerado el sucesor de Adolf Mas.

Según Rafel Torrella, conservador del AFB, las imágenes de Serra, que tienen la peculiaridad de aparecer firmadas por los artistas retratados, "tienen un alto valor documental, ya que generaron un archivo fundamental para la historia del arte catalán del siglo XX que muchas veces ha servido para conocer obras desaparecidas". Es el caso del mural noucentista pintado por Josep Mompou para la Casa del Canonges, por encargo de Josep Dalmau, que desapareció en la reforma de la sala y que gracias a las imágenes de Serra se pudo reproducir para la muestra que se dedicó a este pintor.


Enric Casanovas, 1935


+ Información:


8 comentaris:

Galderich ha dit...

Un gran apunte de este retratista de artistas. La pregunta es: ¿quien le planteó que dejara el dibujo y el grabado -con el ego que tienen los artistas- y se dedicase a la fotografía?


Bromas a parte, las banderas de Joan Miró són la senyera y la francesa, la republicana era demasiado pronto para tenerla. Esta conjunción de banderas aparecen en diversos cuadros de su primera época.

julianen ha dit...

NENE QUÉ PRECIOSIDAD DE POST!

Joaquinitopez ha dit...

Fascinante idea y desde luego, imagenes subyugantes.
Un abrazo

David Hornero ha dit...

Encantadora colección. Muy interesante.

El Deme ha dit...

Casi todos estos artistas van impecablemente vestidos en el momento de coger pinceles o martillo. Lo cual les da un aire muy chic.

senses and nonsenses ha dit...

historia de la fotografía, historia de la cultura catalana de principios de siglos, la fotografía como documento histórico. espléndido, te sales...

un abrazo.

Uno ha dit...

Curiosa especialidad pero el resultado es un documento histórico valiosísimo.

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

Es muy original, retratar a hombres ilustres y que algunos retratos los firmen los propios modelos, además de un preciado legado documental.
Petons!