dimarts, de maig 29, 2012

Rock Hudson, un epítome heterosexual ?


El Star System de Hollywood todavía estaba en pleno vigor a principios de la década de 1950, y el alto, moreno y guapo Rock Hudson será totalmente un producto del sistema. Su talento como actor fue limitado, o tal vez no, desenvolviéndose principalmente en los estrictos límites de su contrato con los Estudios Universal.

Rock Hudson y George Nader


1950, Rock Hudson en los Baños Finlandeses, Hollywood California

1952, Rock Hudson fotografiado en su casa por Sid Avery

1953 con su perro Tucker

1953, Rock Hudson en su casa © Bettmann CORBIS

Tras cursar estudios de secundaria y realizar el servicio militar, el joven Roy Harold Scherer Jr. se trasladó a Hollywood a fin de abrirse un hueco en el mundo del cine, siendo descubierto para la gran pantalla por Henry Wilson, especialista en descubrir a guapos jóvenes de dudosa identidad sexual como, entre muchos otros a Anthony Perkins, Robert Wagner o Tab Hunter para convertirlos en éxitos de la gran pantalla, sería el mismo Henry Wilson quien le cambiaría el nombre por el de Rock Hudson. Las fotos publicitarias de la joven estrella realizadas en los años 50 dan la talla de lo que se esperaba de él. El epítome de la masculinidad, aunque una masculinidad castrada ya que lo convierten en poco más que en un ascético monje. Por nombrar algunos títulos en "Obsesión" (1954), "Sólo el cielo lo sabe" (1955) o "Escrito en el viento" (1956), todas ellas de Douglas Sirk, nos encontramos con un perfecto caballero, sano, sensible, bueno y sacrificado, vamos un santo insípido que vive una vida santa alejada de cualquier sentimiento o pasión. Según parece esto le resultaba bastante irritante a la joven estrella que buscaba otros registros, pero que la Universal le negaba.




En 1956 llegará "Gigante" de George Stevens, en la que coincidirá con el deslumbrante estrella James Dean y con su amiga Elizabeth Taylor. Pero ni aún así será tomado en serio, hasta que comienza la larguísima serie de películas rodadas junto a Doris Day, "Pijama para dos" (1959), "No me mandes flores" (1964), etc...; la cual tuvo que convertirse en una virgen para para hacer pareja con tan casto varón, lo cual no evitará que ella llegue a poner en duda la masculinidad de su pareja.

1957, Rock Hudson y Anna Magnanni

Fotograma de "Adiós a las armas" (1957)

Rock Hudson y Michael Butler, Foto: Marina Cicogna

Rock Hudson y Doris Day en "Pijama para dos" (1959)

A lo largo de la década de 1960 se mantendrá a base de comedias románticas, siendo unicamente destacable su interpretación en "Seconds" (1966) de John Frankenheimer. La televisión vendrá en su rescate, y entre 1971 y 1977 será la estrella de la serie McMillan y señora, una mezcla entre thriller y comedia romántica al estilo de sus trabajos de los años 50 y 60.

Sofía Loren y Rock Hudson

Fotograma de "Seconds"

Cannes (1966)

En la década de 1980, convertido en un fenómeno televisivo mundial, Hudson se unió al elenco de una de las sagas de super-ricos, Dinastía. Sus rasgos marcados, hacen correr ríos de tinta, y para mediados de 1985 las fotografías de una estrella casi espectral, prácticamente irreconocible dan la vuelta mundo. Los rumores de que sufría SIDA se disparan, confirmándose al buscar tratamiento médico en París.

1980

1984, Rock Hudson y Mr Yehuda Stav

1984

La muerte de Hudson, unos meses más tarde, centró la atención mundial sobre el virus del SIDA y de quienes lo padecen, lo que permite dar un giro copernicano a la situación de aquellas personas infectadas por el VIH. Por primera vez se empieza a hablar en serio de esta enfermedad. Por primera vez una estrella de Hollywood, el 25 de Julio de 1985 en París, reconoce su homosexualidad públicamente, sino me acuerdo mal es casi un shock social, demasiadas caretas caen de golpe. Las mentiras y manipulaciones de Hollywood, la atávica hipocresía social, todo se junta en un cóctel explosivo que llena páginas de prensa de todo tipo.

Marc Christian

La vida sexual de Hudson, que en vida no había recibido la más mínima atención, se convertirá en un tema de actualidad cuando a título póstumo su amante, Marc Christian, interpone una demanda patrimonial por la herencia del actor. Curiosamente Marc Christian, quien era amante de Hudson desde 1983, residía en la casita de invitados de la mansión de Rock Hudson, mientras su anterior amante Tom Clarc cuya relación se extendía a lo largo de una década, desde 1972 a 1983, sería quien le cuidaría durante los dos últimos meses de vida del actor.

Natalie Tirrell, Rock-Hudson y Tom Clark durante el Tintype Opening Party en el Sardis de Nueva York, Foto: Ron Galella

En la pantalla, Rock Hudson, era la personificación de la estrella viril, pero sin pretensiones, un playboy con el encanto de un niño travieso. Podría decirse que Rock Hudson fue, ahora sí, uno de los más grandes actores que han existido: un hombre gay que se convirtió en el internacionalmente indiscutible símbolo de la heterosexualidad con una supuesta eterna soltería brevemente interrumpida por un matrimonio arreglado, en 1955, con su secretaria Gates Willson Phyllis (se divorciaron en 1958).


A parte de su relación con Tom Clarc y Marc Christian se sabe que mantenía una excelente relación con el novelista Armistead Maupin y que mantuvo una relación entre 1967 y 1971 con Jack Coates, lo demás se mueve entre la especulación, la rumorología y la leyenda urbana.


+ Información:

http://www.cmgww.com/stars/hudson/
http://rockhudsonblog.com/
http://therockhudsonproject.com/

17 comentaris:

Alcibíades enamorado ha dit...

El SIDA acaba con la vida de Rock Hudson

http://elpais.com/diario/1985/10/03/cultura/497142008_850215.html

erva_cidreira ha dit...

Rock Hudson, el sida mato en Hollywood (Informe Semanal, 1985)

http://www.rtve.es/alacarta/videos/informe-semanal/rock-hudson-sida-mato-hollywood-informe-semanal-1985/1119921/

Nicolás Gibson ha dit...

Excelente publicación...
¡Felicitaciones!

Yo adoro a este hombre, he disfrutado de unas cuantas de sus películas y en mi opinión es uno de los hombres más hermosos que haya sido estrella en Hollywood.

¡Lo amo y siempre lo haré!

Es mi ídolo y le deseo mucha luz, dondequiera que esté...


Nicolás

julianen ha dit...

un post precioso, te he pillado todas las fotos para hacer un video cuando tenga la inspiracion, gracias por el trabajo

Uno ha dit...

"Solo el cielo lo sabe" fué un titulo premonitorio.
Estupenda entrada.

Joaquinitopez ha dit...

Como bien dices fue un actor mediocre, recuerdo una película bélica en que se le veía que no sabía por donde salir, pero correcto, galán por excelencia de las comedias románticas de la época y el soñado galán joven para dama madura de Obsesión, por ejemplo. Sin embargo, lo verdaderamente importante de este hombre son sus primeras veces: primer gay que declara su condición en Hollywood, primero que declara el SIDA y su dignidad, y quiero decir con esto que ni defendiendo lo indefendible cinematográficamente hablando, hacía el ridículo aunque nadie se lo creyera como pretendiente-amante de la Lollo. McMillan fue una lección de saber madurar interpretando sin caer en Vieja Gloria a pesar de la pujanza vivaracha de mi adorada Susan Saint James.

tecla ha dit...

He disfrutado como una boba con esta entrada. Nos hizo disfrutar con sus películas, tan apuesto, tan guapo.
Y recuerdo una foto de una revista en sus últimos días que me dejó sin aliento y hasta entonces no había descubierto que era gay.
Yo le quiero igual. A las personas se las ha de amar tal y como son. Y gozarlas en sus bondades sin remilgos.
Gracias una vez más, P-Jota.
Te has lucido.

Galderich ha dit...

Recuerdo mi madre, fan de Rock Hudson, decepcionada irónicamente de que su galán de toda la vida fuese homosexual...

Realmente hubo un antes y un después con el SIDA de la asunción de la enfermedad por parte de Rock Hudson. Buen artículo

MM de planetamurciano ha dit...

Siempre se dice que no era un actor demasiado notable, pero tengo la impresión de que no le dejaron. de todas maneras, en el cine, es tan importante saber actuar como la fotogenia, y él andaba sobrao.
Lo suyo es un antes y un despues con el SIDA y siempre deberíamos agradecer su valentía y arrojo.

Leopold ha dit...

Magnífico....

senses and nonsenses ha dit...

a mi no me parece que fuera tan mal actor, yo le encuentro estupendo en las comedias con Doris Day y en Cuando llegue Septiembre junto a la Lollo. y en las películas de Sirk fue un bello hombre objeto (de deseo)
claro que fue un shock social, por el tabú de la enfermedad, por ser el primer caso relevante, y porque muchos no sabíamos lo que le gustaba al bueno de Hudson. las madres de medio mundo no daban crédito.
excelente entrada.

un abrazo.

El Deme ha dit...

Recuerdo una entrevista con Àngel Casas en la tele española donde se veía a una estrella caída que seguía manteniendo su dignidad. Fue guapo hasta decir basta y, verdaderamente, vivir así de escondido no creo que sea plato de gusto ni siquiera para una estrella hollywoodiense.

Goio Borge ha dit...

yo sí recuerdo aquella declaración de rock hudson junto a doris day en el 85 como un auténtico mazazo social de gran impacto, la verdad.

Joao Baptista ha dit...

Como se evolui desde esses tempos na aceitação da diferença

Justo L.C. ha dit...

Fue todo un valiente, y ese gesto último fue sin duda su más importante legado.

Como actor interpretó en general papeles poco interesantes, me ha gustado saber lo que dices, que él hubiera preferido explorar otros caminos.

Era muy guapo, pero eróticamente un poco plano, no exudaba la sensualidad de otros que podían ser más feotes que él. Quizá envarado en esos papeles sosainas..

Un abrazo, gracias por la entrada tan bonita

Xavier ha dit...

El gendre estimat de les sogres, el marit equivocat, l’amic amagat, l’amant X.............. l’actor perfecte per els anys 50 i 60, l’armari obert ............. gracies Rock (un nom molt viril)

The Rock Hudson Project ha dit...

Muchas gracias por haber hecho un enlace sobre nuestro sitio http://therockhudsonproject.com. Hay mucho mas fotos por los que quieren saber mas sobre este gran actor!