divendres, d’abril 27, 2012

La Mirada de Horacio Coppola

Horacio Coppola fotografiado por Osvaldo Fulgenzi

Nombrar a Horacio Coppola es decir Buenos Aires, este hombre centenario inmortalizó para siempre el devenir de la capital porteña, un legado de imágenes que es como un torrente lleno de sensibilidad de una ciudad que ya no es, pero que con sus instantáneas ha quedado inmortalizada.

Florida y Cangallo

Coppola recorrió junto a Borges la ciudad de calles empedradas y charcos estancados. Sobre uno de esos charcos se proyectaba la silueta de una casa típica de Palermo. Cóppola, de atenta mirada, la inmortalizó. Borges, al verla, no dudó: "Esto es Buenos Aires".

"Caminar por Buenos Aires era una forma de conversar y una manera de cultivar la amistad. Veíamos la ciudad como un paisaje escurridizo en el que había que estar atento a sus personajes, a los objetos fortuitos en los que si uno sabe mirar encuentra mil formas insólitas. Mi primera aventura fue descubrir las perspectivas geométricas, las simetrías y sombras que dibujaban las siluetas negras de hombres de espaldas, aferrados a sus periódicos sin que se les moviera el sombrero. La Leica siempre lista, colgada al cuello. Cuando bajaba el sol, tomábamos la calle Corrientes a la altura de Once y llegábamos hasta Chacarita unas cuantas horas después."


La Boca

Horacio Coppola nace en el seno de una familia de origen italiano en la que el arte y la cultura estaban muy presentes, A finales de los años veinte comienza su formación como fotógrafo de forma autodidacta. No obstante estudia Derecho sin demasiado interés, forma parte de la junta directiva del Cine Club de Buenos Aires, asiste a conferencias de intelectuales europeos como Ortega y Gasset, Le Corbusier, dirige la revista Clave de Sol. Pero lo único en lo que capta su interés es el arte, especialmente por el cine y la fotografía.

En 1930 viaja por primera vez a Europa, visitando España, Francia, Italia y Alemania. En 1931, la revista Sur comienza a publicar algunas de sus fotos, pero él sigue fundamentalmente interesado en el cine.

En 1932 regresa a Alemania, en pleno ascenso del nazismo, para estudiar fotografía en la Universidad de Marburg, su intención es desarrollar un lenguaje crítico sobre esta técnica artística pero se encuentra con el departamento de Fotografía de la Universidad de Marburg cerrado. Termina asistiendo a las clases de fotografía de Walter Peterhans en la Bauhaus de Berlín. Allí conoce a la que se convertirá en su mujer, Grete Stern, orientándose definitivamente hacia la tarea fotográfica.

En 1935, ambos regresan a Buenos Aires. Recién llegados, se organiza en la sede de la revista Sur la exposición Fotos. H. Coppola y G. Stern, que será reconocida como "la primera exposición de fotografía moderna en la Argentina". A raíz de ello, Coppola recibe el encargo de la Municipalidad de Buenos Aires de realizar un extenso trabajo fotográfico sobre la capital, fruto del cual será el libro "Buenos Aires 1936. Visión fotográfica".

Medianoche del Sábado

Vuelta de Rocha

Atardecer, vista desde el río

Avda del Trabajo y Laguna

Avenida Presidente Roque Sáenz Peña y Suipacha

Avenida Presidente Roque Sáenz Peña

Avenida de Mayo casi esquina Perú

Avenida de Mayo entre Bolivar y Perú

Avenida de Mayo esquina Perú

Avenida de Mayo

Rivadavia entre Salguero y Medrano

Riachuelo desde la Vuelta de Rocha

Rivadavia y Misiones

Suipacha y Diagonal Norte

Una esquina, después de pasar una manifestación

+ Información:

http://www.lanacion.com.ar/Horacio Coppola los ojos del siglo
http://cultura.elpais.com/cultura/El caminante Horacio Coppola

7 comentaris:

Uno ha dit...

Me enamoré de Buenos Aires en la distancia siendo niño. No sabes como me emocionan estas fotografías.

senses and nonsenses ha dit...

con ese apellido tenía que dedicarse al cine o la fotografía.
Buenos Aires ...inmensa.

un abrazo.

MM de planetamurciano ha dit...

Que recuerdos de Buenos Aires! Palermo es sin duda el barrio más bonico y la Boca mucho me temo que se ha quedado como una estampita pa turistas más falsa que mi virginidad.
En la foto que ha puesto primera, Horacio Coppola es clavaico al abuelo de "Médico de familia"

El Deme ha dit...

Buenos Aires más que una ciudad yo creo que es un estado de ánimo, una actitud, che, ante la vida. Otro Coppola rodó allí Tetro con Maribel Verdú.

Sébastien Paul Lucien ha dit...

Como ha cambiado la ciudad... el puerto hoy es una zona muy moderna con restaurantes top... solo yo para imaginar a unos marineros por esas calles...
Gracias, Coppola es un grande, disfrute de sus fotos en varias exposiciones aca.... y de su melancolia, ni hablar!
abrazo

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

Qué maravilla de fotografías y de ciudad. Con ganas de conocerla, porque la he soñado muchas veces.
Petons!

Redsorack ha dit...

Un bello registro de la Buenos Aires del siglo pasado.
Con toda la metamorfosis propia de una gran urbe, hoy tiene otra identidad. Otro Paisaje.
Aún así sigue siendo una ciudad pareja y chata en alturas.
Como si fuera la pampa misma, pero un escalón más alto, tal como decía Martinez Estrada en Radiografía de la Pampa.