dimecres, d’abril 04, 2012

Giovanni Francesco Barbieri (Guercino)

Autorretrato (1635)

Giovanni Francesco Barbieri (1591-1666), conocido como Guercino, fue uno de los principales pintores italianos del siglo XVII. Su apodo (literalmente, bizco) se supone que le fue asignado por su amigo Marchese Enzo Bentivoglio. Los Primeros cuadros de Guercino son de estilo barroco intensamente dramático, para a partir de medidos de la década de 1620 desarrollar una visión más clasicista. La transformación de su estilo fue tan profundo que muchos comentaristas han señalado que sería difícil de creer que sus pinturas tempranas y tardías fueran obra del mismo artista si no hubiera sido por estar perfectamente documentadas. Sin embargo, todas las obras de Guercino revelan ciertas cualidades comunes: expresiones faciales, gestos de una profunda carga psicológica, colores vivos y fuertes, y el perfecto manejo de la atmósfera así como un tratamiento intensamente sensual de la figura masculina.

Aunque la carrera profesional de Guercino está más ampliamente documentado que la de casi cualquier otro pintor del siglo XVII, poco sabemos sobre su vida personal, excepto por el hecho de que nunca se casó.

Ángeles llorando sobre Cristo muerto (1617, National Gallery, Londres)

San Sebastián socorrido por dos ángeles (1617, Fitzwilliam Museum, Cambridge)

Sansón capturado por los filisteos (1619, Metropolitan Museum of Art, Nueva York)

Guercino nació el 2 de febrero de 1591 en Cento, pequeño pueblo en la región italiana de Emilia, situada a medio camino entre Bolonia y Ferrara. Debido a la inexistencia, durante su infancia y adolescencia, de grandes pintores activos en Cento la instrucción que recibió se basará en aspectos meramente formales y técnicos. No obstante observando su obra su nota cierta inflencia del Boloñés Ludovico Carracci (1555-1619), aunque, sin lugar a dudas la principal fuente de inspiración, para su obra, será uno de los grandes artistas del siglo XVI, Correggio (Antonio Allegri, 1.494-1534), cuyas obras estaban muy dispersos a lo largo de Emilia. De Correggio, Guercino parece haber asimilado, entre otras características, el manejo de los pigmentos, los colores ricos y saturados, los efectos brumosos y atmosférico, y los fuertes contrastes de luces y sombras. Además, Guercino parece haber imitado de belleza exquisita, cargada de cierta androginia, que Correggio imprimía a los personajes masculinos.

San Guillermo de Aquitania recibiendo la capucha (1620, Pinacoteca Nazionale, Bolonia)

Aurora (1621, Casino Ludovisi, Roma)

En 1615, Guercino abrió una academia de dibujo, organizada según las ideas más avanzados de la formación de artistas. Insatisfecho con esta empresa cerró la academia dos años más tarde, a pesar de su éxito financiero. A partir de entonces, Guercino organizó su estudio de acuerdo con las tradiciones del Renacimiento, prefiere mantener un taller cerrado y evitar cambios frecuentes de personal. Guercino y sus asistentes (entre los que había dos sobrinos) vivían juntos en una casa grande en Cento, y, según relatos de la época, formaron una comunidad "muy unida". Otra de las características de este gran pintor, en oposición a la práctica habitual de la época, era el hecho de que nunca se apropió de todos los ingresos que obtuvo de la ejecución de obras de forma independiente sino que los compartió con sus pupilos.

Durante sus últimos años, Guercino sufrió diversos problemas médicos, lo que redujo su capacida de producción. Sin embargo, se mantuvo activo hasta su muerte el 22 de diciembre de 1666 en Bolonia.

Cristo coronado de espinas (1622, Szépmûvészeti Múzeum, Budapest)

San Gregorio Magno con San Ignacio y San Francisco Javier (1626, National Gallery, Londres)

Vocación de San Luis Gonzaga (1650, Metropolitan Museum of Art, Nueva York)

La flagelación de Cristo (1658, Galleria Nazionale d'Arte Antica, Roma)


+ Información:

http://es.wikipedia.org/wiki/Guercino
http://www.artcyclopedia.com/artists/guercino.html

5 comentaris:

Joaquinitopez ha dit...

Gracias por recordar la existencia de este gran pintor barroco. Es lo que tiene este movimiento, son tantos y tan grandes que a veces uno se filtra por los agujeros de la memoria. Cuando lo estudié apenas se le mencionaba dentro del Barroco Italiano pero no cabe duda de su categoría. De lo que no tenía ni idea era de su biografia y algunas de las obras que has puesto tampoco las conocía.
Como siempre un verdadero deleite pasarse por tu blog.

senses and nonsenses ha dit...

el Cristo coronado de espinas es una pasada, muy apropiado para estas fechas.
así que una comunidad "muy unida". La flagelación de Cristo tiene un punto muy homoerótico.
pásalo muy bien, disfruta de estos días.

Florestán ha dit...

Maravilloso el Cristo coronado... De una belleza casi espiritual, y que para un no creyente como yo, impresiona.

Besos penitenteswe

Justo ha dit...

Creo que este gran artista sí se casó, pero con sus pupilos.

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

Arte religioso o arte a secas: Nunca se casó, ó bueno, simplemente pintando tanto y tan bien, es que no le dio tiempo a ligar...
Creo casi seguro que he visto alguna obra en la National Gallery y en Roma. Pero es que, claro, ha pasado algo de tiempo, y como en Roma te llevan a ocho sitios cada mañana, y a veces es que no te dan un desayuno fuerte, lo cual en roma es un error..., y en la National Gallery después de ver cien cuadros, necesité un sandwich para ver otros cien, no me acuerdo exáctamente.
Petons!