diumenge, d’abril 08, 2012

Erlkönig (El Rey de los Elfos), Goethe visto por Schubert


En 1815, Goethe envió a Schubert su poema Erlkönig (El Rey de los Elfos), pero habrían de pasar 15 años para que el poeta oyera por primera vez su poema musicado por Schubert, dicen que se conmovió mucho, pero el reino del compositor ya no era de este mundo al haber fallecido en 1828.



Dietrich Fischer-Dieskau interpretando Erlkönig
"El Rey De Los Elfos" de Johann Wolfgang von Goethe

Van cabalgando en altas horas
entre la lluvia y el misterio,
y como el niño está miedoso
lo arrima el padre contra el pecho.

-¿Qué tienes, hijo, que así tiemblas?
-Al rey de los silfos contemplo
con cetro real y manto undívago.
-Solo son nieblas por el cielo.

-Vente conmigo, niño hermoso,
a mi palacio azul de ensueño;
Con trajes de oro y pedrería
en los pensiles jugaremos.

¿No sientes, padre, cuál me llama
con dulces voces en secreto?
Deja el temor. Lo que tú escuchas
son hojas secas en el suelo.

¿Por qué demoras? De mis hijas
tendrás los mimos y los besos,
y con sus cantos y sus danzas
te arrullarán entre tu lecho.

Del rey las hijas no contemplas
en la penumbra, a lo lejos?
-No llores más… Son lentos sauces
que se columpian en el viento.

-Si tú no vienes, a la fuerza
te tomaré porque te quiero.
-Me ahoga, padre, entre sus brazos
el rey de los silfos, violento…

Aguija entonces el caballo
y asiendo aún más al pequeñuelo
llega a su hogar… Cuando se apea
halla, oh dolor, que el niño ha muerto…

Versión: Nicolás Bayona Posada


3 comentaris:

tecla ha dit...

Veo que he llegado tarde a esta entrada que estaba deseando de leer.
Me gusta mucho P-Jota.
La leeré con más detenimiento.
Un abrazo.

Justo ha dit...

El poema es de una belleza arrebatadora.. y musicado por Schubert.. ¡vaya un descubrimiento!

Mery ha dit...

Y el interprete no digamos...