dilluns, de gener 23, 2012

Julio Ruelas, el simbolismo en México

Autorretrato, 1900

"jamás me hubiera figurado que llegaría a ser algún día el hombre más oscuro de esta ciudad"
en una carta que Ruelas mandó a su hermano desde Karlsruhe

Julio Ruelas (Zacatecas, México 1870 - París, Francia, 1907) la muerte, la sexualidad abismada, el dolor, el éxtasis, la pérdida del paraíso, estos son los temas que conforman la obra del mayor representante del simbolismo Mexicano. Un ácido corrosivo para la sociedad mexicana de la época.
Tras pasar por la Academia de San Carlos (Ciudad de México), su escuela sería la Universidad de Karlsruhe en Baden y su modelo los románticos alemanes. Cuatro años en Alemania, de 1891 a 1895, fueron suficientes para que Ruelas sumara a su talento la fuerza la técnica y la disciplina germana, pero su nombre quedará unido para siempre a la "Revista Moderna", puntal del modernismo mexicano. Julio Ruelas produjo para esa revista viñetas, ilustraciones, aguafuertes que dieron vida al simbolismo y al decadentismo mexicano.

Domadora, 1897

Anton, 1901

Implacable, 1901

Sokrates, 1902

Autorretrato con Musa, 1903

Fauno tocando la flauta, 1903

Auto de Fé, 1906

Buitre herido, 1906

La crítica, 1906

En la noche

¡Ay! roto ya de la esperanza el broche,
ansié la muerte, la búsqueda yo mismo;
y a las negras orillas del abismo,
me habló Jesús en medio de la noche.

Alada brisa que en la sombra salta,
me dijo así su voz: aliento cobra,
valor para la muerte es lo que sobra,
valor para la vida es lo que falta.

Y un estremecimiento entre el follaje
(de hojas y aves) murmuró a mi oído
las notas de un cantar nunca aprendido
en las largas etapas del viaje.

Y en reversión hacia la edad primera,
a la voz inefable del maestro,
escuché en mi redentor el padre nuestro
que repetía la natura entera.

No fue su voz la dura del reproche,
sino dulce de amor y de ventura;
así en mis fuertes horas de amargura
me habló Jesús en medio de la noche.

Jesús E. Valenzuela

La Bella otero, 1907

Fuegos fatuos, 1907

+ Información:

http://www.museoblaisten.com/Julio Ruelas

8 comentaris:

tecla ha dit...

Ya me gustaría que viniera Jesus a visitarme en plena madrugada. O el Arcángel San Gabriel. Tampoco estaría mal.
Fascinante Bella Otero.
Fascinante todo.
Te abrazo P-Jota.

Joaquinitopez ha dit...

Un descubrimiento que resuena a Rops aunque con un no sé qué peculiar.

Uno ha dit...

No sabía yo de este artista mexicano tan alemán.

senses and nonsenses ha dit...

otro que tenía universo propio. me gusta mucho la Musa.
muy curioso, no me extraña que escandalizaran en la época.

un abrazo.

El Deme ha dit...

Tras la decadencia suele venir la vitalidad, la alegría de la vida. Muchos artistas han pasado por momentos depresivos que lo han sabido plasmar en su obra. Algunos, durante toda su vida.

MM de planetamurciano ha dit...

El "Auto de fe" me parece sublime y maravilloso!

Pilar ha dit...

Un sócrates muy freudiano!

Champy ha dit...

Que guapo verdad?

Yo no lo conocia.... hace un par de agnios, tuve un affair con un tipo especial, en la la Condesa....a la magnana siguiente me platico de el...era si tio abuelo en quinta generacion....

2046