dissabte, de desembre 03, 2011

"El Amor Brujo" Manuel de Falla


En 1907, Manuel de Falla se va a París en lo que en principio iban a ser unas vacaciones de una semana, pero se quedó tan encantado con la capital Francesa que acabó quedándose siete años. De regresar a España lo primero que escribiría fue el "El amor brujo", al mismo tiempo que terminaba "Noches en los Jardines de España". De hecho, el movimiento de tango de "El amor brujo" originalmente era parte de "Noches en los Jardines de España".

El amor Brujo (1925), diseño Natalia Goncharova

El ballet "El amor brujo" compuesto por Falla, entre noviembre de 1914 y abril de 1915 fue una incentivo de Pastora Imperio, una de las grandes figuras del baile flamenco y abuela de la actriz Pastora Vega. Ella se dirigió a Falla y al dramaturgo Gregorio Martínez Sierra, captando el interés de ambos por el proyecto. Sierra proporcionó un escenario basado en una historia folclórica auténtica. Pastora Imperio pertenecía a una familia de gitanos, varios de los cuales tuvieron participación en el estreno. La madre de la artista la bailaora "La Mejorana" instruyó a Falla con respecto a las canciones folclóricas y las leyendas gitanas, su hermano bailó el papel de Carmelo y su cuñada e hija también formaron parte de la producción.


Pastora Imperio, 1913


Moreno Ballesteros dirigió el estreno en Madrid, el 15 de abril de 1915, el cual fue un fracaso, tiempo más tarde Manuel de Falla reescribiría la obra, fusionando sus dos escenas en una y ampliando el conjunto de cámara a una orquesta. Eliminó varias canciones y recitados. El 28 de marzo de 1916 se escuchó la nueva versión en concierto, interpretada por la Orquesta Filarmónica de Madrid, dirigida por Bartolomé Pérez-Casas, pero aún debió de pasar un tiempo para que viera la luz la producción escénica. La cual se estrenó el año 1925 en París, en el Trianon Lyrique, interpretada por la bailora Antonia Mercé "La Argentina". Falla aún extraería una suite orquestal del ballet omitiendo los números vocales.

Antonia Mercé, 1931, foto: Annemarie Heinrich

El amor brujo es un reflejo del misticismo de la cultura gitana, el cual se refleja en sus danzas y canciones. Particularmente española es la manera en la que las "fuerzas brutas de naturaleza incorregible", como el biógrafo de Falla, Burnett James, explica el simbolismo del Espectro, son aplastadas por "la firmeza de la mente y del espíritu humano", que están representados por el amor de Carmelo y Candelas. Como lo explica Burnett James:



"Danza y Canción del Fuego Fatuo": Cristina Hoyos, Antonio Gades, Compañía de Antonio Gades y la voz de Rocío Jurado.
"La música surgió de las raíces y de las canciones y de las danzas de los gitanos andaluces y lleva en ella la mayor parte del tiempo una cualidad extrañamente primitiva; o más bien, un tipo de elementalismo emocional y espiritual contenido dentro de un envase técnico y estilístico altamente sofisticado. Hay también un sabor oriental frecuente, que no debe sorprender en vista de los muchos aspectos del flamenco que se sabe y se reconoce que derivan de lo oriental... Falla comprendió, aunque todavía no había estado allí, las diferencias significativas entre Andalucía y la Andalucía gitana y compuso de acuerdo con ello. Pero el compositor no utilizó ni una sola tonada tradicional, andaluza o gitana, aunque empleó con gran habilidad y comprensión varios de los ritmos de la danza popular. En cuanto al material temático, se mantuvo fiel a su propia creencia de que la música folclórica es más valiosa para el músico cultivado que no usa tonadas folclóricas auténticas, sino que llega a "sentir" su espíritu y esencia y de este modo les permite inspirar sus propias composiciones, pero no apoderarse de ellas... El carácter místico, misterioso y modal de El amor brujo imprimió un sello particular en esta música, pues derivaba del propio corazón de la materia que fue su objeto".


"Repique de Campanas" Antonio Gades, Cristina Hoyos, Laura del Sol, Juan Antonio Jiménez y la voz de Rocía Jurado

10 comentaris:

Xim ha dit...

Este era el payo ese que salía en los talegos de a cien ¿no?... Sublime la Hoyos con el Gades...Hipnotizante danza y música...

bss

tecla ha dit...

Como buena andaluza que soy, tengo que darte las gracias una vez más.
Cómo sabes adaptarte a todos los temas.

tecla ha dit...

Ainnnssssss P-Jota.
Sigo hipnotizada. Qué mano tienes tan buena.

Demian ha dit...

Qué buen nombre para un ballet.

Uno ha dit...

No conocía toda la influencia de Pastora en El amor brujo. A mi me gusta mucho. No tanto cantado por la Jurado.

Galderich ha dit...

Fantático apunte.

Sólo añadir que el diseño de la partitura, carteles y otros impresos se debió a Natalia Goncharova. Esto nos indica la implicación entre intelectuales del momento.

http://galeriadimatges-galderich-leblansky.blogspot.com/2010/12/el-amor-brujo-de-manuel-de-falla.html

MM de planetamurciano ha dit...

Uno de los momentazos de mi vida fue ver en directo "El amor brujo" cantado por Carmen Linares; artex1000

senses and nonsenses ha dit...

fantástica la historia.
pues a mí sí que me gusta cantada por Rocío Jurado.

Vulcano Lover ha dit...

En España no atendemos suficientemente a nuestra propia música clásica. Falla es uno de los mejores músicos de su generación, y no sólo como escritor de música más o menos "de influencia popular". Siguió y participó de todas las vanguardias y bueno, estas músicas son maravillosas, pero tenemos obras fundamentales en el siglo XX escritas por él, como el concierto para clave, que apenas se conocen :( A ver si le dedicas una entrada...

Xavier ha dit...

Ja voldria jo fer un cap de setmana de set anys com ell, llastima que un es força mes incult i no aprofityaria tanta carrega inspiratoria i desaprofitaria mases moments.

Tareroriroro, pasio musical.