dimecres, de juliol 20, 2011

Séraphine Louis, inspiración divina


La corriente artística conocida como naïf se encuentra en contradicción con las tendencias artísticas de su tiempo, sus representantes son a menudo autodidactas y proponen un estilo de pintura figurativo, caracterizado por la meticulosidad de los detalles, el uso de colores vivos y la representación de forma ingenua de los temas tratados.

Wildhem Uhde izquierda junto a Walter Bondy, Rudolf Levy y Pascin fotografiados en el café Dôme por Wil Howard

Séraphine Louis conocida como Séraphine de Senlis nació en 1864. Cuando tenía un año murió su madre. Su padre, que había vuelto a casarse, murió seis años después pasando a vivir con su hermana mayor. Empezó a trabajar como pastora, y a partir de 1881 trabajó como asistenta en el convento de las Hermanas de la Providencia, en Clermont (Oise). En 1901 comenzó a trabajar como criada en diferentes casas de Senlis, para en 1912 dar un vuelco inesperado en su vida al entrar a trabajar como criada al servicio del marchante, galerista, crítico y coleccionista de arte Wilhelm Uhde, descubridor de Picasso y Rousseau. Casado por conveniencia entre 1908 y 1910 con Sonia Terk (luego Sonia Delaunay) fue pareja del pintor Helmut Kolle. El nombre de Wilhelm Uhde queda irremediablemente asociado a la vanguardia artística parisina de principios del siglo XX. Tras dedicarse a comprar y exponer la obra de impresionistas y cubistas, consagrará su energía y su fortuna a los pintores naïfs, a los que prefería llamar primitivos modernos y a los que también llamó "pintores del Sagrado Corazón" en la primera exposición que les dedicó en 1929 en París (Henri Rousseau, Séraphine de Senlis, Camille Bombois, Louis Vivin, André Bauchant...)



Seraphine no había recibido ninguna educación artística. Sin embargo, mientras trabajaba como criada, por la noche a la luz de las velas se dedicaba a pintar, fabricándose ella misma los pigmentos cuya fórmula hoy en día sigue siendo un secreto. Su obra se basa en motivos decorativos y arreglos florales que pintaba casi como si fuera un arrebato místico, no en vano Séraphine comenzó a pintar, según decía, por indicación de los ángeles y la Virgen. Cuando salía del aislamiento de su habitación iba a hablar y abrazar a los árboles y las flores.



Cuando parecía que Séraphine podía convertirse en una artista de éxito, la desgracia volvió a cruzarse en su vida. En agosto de 1914 estalla la I Guerra Mundial y Wilhem Uhde debe de abandonar Senlis y regresar a Alemania. Se abre entonces un largo paréntesis en la trayectoria pictórica de Séraphine que se prolongará hasta 1927. Aquel año, con Wilhelm Uhde de nuevo en Francia, Séraphine expone en Senlis y comienza a abordar cuadros de gran formato y mayor ambición compositiva.



Definitivamente integrada en el círculo de los "primitivos modernos" que promociona Uhde, en 1929 Séraphine participó en la muestra de "Los pintores del sagrado corazón" en París, momento a partir del cual la pintora comienza a gozar de cierto reconocimiento que se materializa en la comercialización de su obra. Por desgracia, Séraphine no administra bien el éxito y dilapida con facilidad estos ingresos.


La Gran Depresión de 1929, será como un vendaval que afectó con fuerza las ventas de las obras de arte. Una de las perjudicadas fue la obra de la emergente Séraphine Louis. Quizás como consecuencia de ello se vio sumida en un proceso depresivo que la llevó a ingresar en el hospital psiquiátrico de Clermont en enero de 1932. Séraphine Louis no volverá a pintar.


Séraphine Louis, que había nacido el mismo año que Camille Claudel, vivió sus últimos años, como la escultora, la cual le sobrevivió sólo un año, internada en un asilo mental. Murió el 11 de diciembre de 1942, a los 78 años, en un anexo del hospital de Villers-sous-Erquery, a causa de las dosis masivas de tranquilizantes. Fue enterrada en una fosa común.


La biografía de esta impresionante mujer fue llevada, de forma magistral, a la pantalla en el año 2008 por Martin Provost con una más que espléndida Yolande Moreau en el papel de Séraphine

+Información:

http://fr.wikipedia.org/wiki/Séraphine_de_Senlis
Capri c'est fini: Séraphine Louis
http://www.golem.es/seraphine/

4 comentaris:

Xim ha dit...

Mi profesora de pintura también era de la corriente esa naïf y había conocido a Dalí en persona, hasta tal punto de que un buen día Dalí le pidió el vestido que ella llevaba, y al preguntarle por qué, él respondió que lo usaría como lienzo, qué cosas tenía este hombre...

bss naïf

Joaquinitopez ha dit...

No es estilo de mi devoción pero viendo las obras de esta mujer he de replantearme las cosas, fascinante se mire por donde se mire.
Un abrazo

Uno ha dit...

No he visto la película pero conocía la historia de esta mujer. Nunca he visto su obra mas que en reproducciones. Me gustaría mucho hacerlo.

Xavier ha dit...

Vaig fer una entrada temps enrere sobre aquesta artista, sense ser gran entusiasta ni coneixedor de la seva obra, però si que em va captivar el que va ser com a persona.