dimecres, d’abril 20, 2011

Bicentenario de Jovellanos

Retrato de Jovellanos, con el arenal de San Lorenzo al fondo (1780-1783), Francisco de Goya. Museo Nacional Colegio de San Gregorio. Valladolid. Depositado en Museo de Bellas Artes de Asturias (Oviedo).

"¿Qué sería de una nación que en vez de geómetras, astrónomos, arquitectos y mineralogistas, no tuviesen sino teólogos y jurisconsultos?."
Jovellanos

Gaspar Melchor de Jovellanos (Gijón, 5 de enero de 1744 – Puerto de Vega, Navia, 27 de noviembre de 1811) es, indiscutiblemente, una figura capital de la Ilustración española, pero para Asturias es un símbolo vivo y omnipresente. Calles y plazas, institutos e instituciones llevan su nombre a lo largo y ancho de todo el principado.

Casa Natal de Jovellanos, Gijón (finales s. XV)

Con motivo del bicentenario del fallecimiento de Jovellanos el Centro Cultural Cajastur, sito en el Palacio Revillagigedo, y la Casa Natal de Jovellanos en Gijón presentan desde el 15 de abril hasta el 4 de septiembre la exposición "La luz de Jovellanos", organizada por Acción Cultural Española, el Ayuntamiento de Gijón y Cajastur así como comisariada por el Instituto Feijoo de Estudios del Siglo XVIII de la Universidad de Oviedo, que se enmarca en el programa de actividades diseñado para recordar a Gaspar Melchor de Jovellanos.

Palacio Revillagigedo o del Marqués de San Esteban del Mar, Gijón (1704 - 1721)

Una exposición que busca acercarnos la figura del escritor, jurista y político ilustrado dando a conocer sus compromisos vitales y las diversas reformas que acometió a fin de modernizar esta nación y colocarla en sintonía con su entorno.

[…]

"Sean las que quieran las ideas de los hombres acerca de la moral, es innegable su influjo en la prosperidad de los Estados. Bastaría para demostrar esta verdad que no hay especie de verdadera felicidad individual sobre la tierra que no se derive de las ideas y sentimientos morales del hombre. Pero si esto es cierto en el individuo considerado en sí solo, lo es mucho más en una sociedad o en un número dado de individuos considerados colectivamente. Porque supóngase una nación populosa y rica, pero al mismo tiempo corrompida. ¿Puede dudarse que el lujo absorberá su opulencia y la corrupción debilitará su poder? ¿Que faltando este [sentimiento moral] al Gobierno y la magistratura [como] guía saludable, el mando será arbitrario, injusto, opresivo? ¿Y que, quitando este freno a los que mandan, la obediencia [será] incierta, forzada y tumultuosa? ¿De qué servirán las leyes sin costumbres, sin ideas ni sentimientos morales?

Pero ¿acaso la moral depende de la instrucción? Sin duda. No hay moral sin principios, ni principios sin alguna especie de instrucción."

[…]

"Introducción a un discurso sobre la economía civil y la instrucción pública". En Colección de varias obras en prosa y en verso del Excmo. Sr. D. Gaspar Melchor de Jovellanos, adicionadas con algunas notas, vol. VII, Madrid, Imprenta de D. León de Amarita, 1830-1832, págs.277-331.


+ Información:

La Luz de Jovellanos
http://www.jovellanos2011.es/web/

9 comentaris:

Luis Chacón ha dit...

No conocia este texto, sin duda muy interesante y coherente... X desgracia parece q a pesar de la advertencia vamos camino de dejar la moral de lado... Ains nuestros politicos...

tecla ha dit...

Bendito seas por siempre D. Gaspar Melchor de Jovellanos que si no fuera por ti igual estábamos adorando todavía a Jomeini.
Gracias históricas intelectuales y míxticas.

Qué grande eres P.Jota.

Joaquinitopez ha dit...

Jovellanos el grande habría que decir. Es el mejor ejemplo con su vida y su obra así como con las consecuencias que tuvo posteriormente que esforzarse por mejorar este país es como echar margaritas a los cerdos, con perdón de los cerdos que están ellos tan tranquilos en sus pocilgas sin meterse con nadie.
Por lo menos nos queda leerle y saber que, un día, alguien pensó en España.
Un abrazo

Xavier ha dit...

Demasiado profundo en momentos que la niebla me oprime las neuronas.
Interesante para momentos mas lucidos.
Bona setmana santa nen.

Joao Baptista ha dit...

fELIZ pÁSCOA

Uno ha dit...

Pues como tengo intención de hacer un tour asturiano, si puedo me paso por casa de Jovellanos y me pongo al tanto.
Un abrazo

pon ha dit...

Soplos de aire fresco, las personas inteligentes, cultas y lúcidas. Cuánta falta nos hacen.

senses and nonsenses ha dit...

y si te digo que el mismo miércoles estuve en Gijón y no nos acercamos a la exposición. y peor, ni me importó, ...estaba agotado.
ya conocía la casa museo de Jovellanos. pero estámuy bonito, tras la úlitma rehabilitación, el Palacio Revillagigedo.
Ovieu está precioso.

un abrazo.

Pilar ha dit...

El peor inconveniente, dice José Antonio Marina entre otros pedagogos, a la instrucción moral de hoy es la dilución de la responsabilidad en los otros. La partición de la responsabilidad rn lo colectivo altera naturalmente la relación con nuestra propia conducta. Todo puede ser justificado en los otros. No sé si Jovellanos contaba con la "enajenación transitoria", con la impulsividad incontrolada, con las adicciones incorregibles, los determinismos ambientales y ese largo etcétera de permisividad y comprensión que justifica "hago lo que me sale porque YO soy ASÍ, como si ese yo tuviera un valor universal y por encima de cualquier cosa. Rarilla nuestra moral.
Besico