diumenge, de febrer 20, 2011

Alban Berg: Wozzeck, "Interludio"


La ópera Wozzeck de Alban Berg, una de las más significativas e importantes óperas del siglo XX, nos presenta una sociedad en la que los más desfavorecidos están a merced de una insensible, egoísta y sádica clase dirigente que mantiene a los menos afortunados en su lugar a través del dominio financiero y de llamamientos cargados de vacíos ideales morales. Una sociedad tan inhumana y grotesca que el simple y bueno de Wozzeck es inevitablemente conducido a cometer un crimen debido a su pobreza, su sufrimiento y su sencillez. Un descarnado alegato sobre la brutalidad y la explotación.


Compuesta entre 1914 y 1922, se estrenó el 14 de diciembre de 1925 en la Ópera Estatal de Berlín, bajo la dirección de Erich Kleiber y llegaría a España el 30 de diciembre de 1964, fecha en la que se estrenó en el Gran Teatro del Liceu de Barcelona.



El libreto está basada en la obra de teatro, del mismo título, que dejara inconclusa el dramaturgo alemán Georg Büchner.

8 comentaris:

Xim ha dit...

Fe de Ratas:

..."y de llamamientos cargados de vacíos ideales moral"...

Nunca entenderé por qué un blog tan bueno como este resulta a veces tan ilegible... ¿¿¿---???...

beXotes

Joao Baptista ha dit...

Lindo

Vulcano Lover ha dit...

Wozzeck y Lulu es de lo mejor que se ha compuesto en el siglo XX. Una pena que la ópera tampoco continuara por ahí. En el siglo XX se experimentó mucho, pero nada consiguió triunfar como camino de futuro. Ello coincidió con la quiebra ineludible de la música culta y popular y dio lugar a una una falta de forma y un desinterés por parte del público de la que seguimos sufriendo hoy en día las consecuencias.

EDUARDO CAVIERES ha dit...

Hola, siempre es bueno pasar por un sitio, no perder el tiempo y con lo que publicas uno gana tiempo y tantas cosas mas... Un abrazo grande, Eduardo.

senses and nonsenses ha dit...

imagino entonces que Woyzeck de Werner Herzog era una adaptación de esta ópera. siempre aprendo contigo.
cómo me gustaría volver a verla. no entendí nada, era un crío, pero no podía dejar de mirar. y aluciné con Klaus Kinski.

un abrazo.

Pilar ha dit...

El tema está directamente ya ligado a la posrevolución industrial y un nuevo sentido del trabajo, también al vacío del ser humano en esos años de transformaciones. Somos débiles, a veces tenemos conciencia.
Pues yo ahora mismo me la oía. Disfruto el vídeo.

Madame X ha dit...

No la conocía. Por la sinopsis que nos adelantas, no podía estar más de actualidad.

Qué gusto, mon cher, entrar aquí y empaparme de conocimiento.

Justo ha dit...

Me familiaricé con ella gracias a mi ex-novio, que, como el actual, era un melómano de cuidado.

Y es que, para compensar mi tendencia fatal al petardeo, se ve que tengo tendencia a compartir mi vida con amantes de la música clásica... que yo adoro, aunque me falte una formación más rigurosa al respecto.