dissabte, de desembre 11, 2010

"A Fire in My Belly" de David Wojnarowicz



Wojnarowicz realizó "A Fire in My Belly" entre 1986-87, en un momento decisivo de su vida. En1987 su mentor y amante el fotógrafo Peter Hujar muere víctima del V.I.H y Wojnarowicz descubre que está infectado. A partir de ese momento Wojnarowicz, cuya carrera estaba consolidada, se apartó de los círculos artísticos para involucrarse en la política entorno al SIDA.

Las dos partes de "A Fire in My Belly" están construidas a base de filmaciones en vídeo realizadas en México, una nación que Wojnarowicz encontró fascinante por su combinación de cultura popular llena de vitalidad y la dureza y sinceridad de la vida cotidiana. La cinta se abre con planos, de las calles de Ciudad de México, tomados desde un coche en movimiento, que son interrumpidos por flashes con titulares de prensa informando sobre crímenes violentos. A estas secuencias se les añade otras de carácter diverso: un globo terráqueo, un títere bailando, dibujos animados, una mano sin cuerpo dejando caer monedas.

"A Fire in My Belly" es indudablemente una obra entorno a la espiritualidad y el SIDA. No podemos olvidar que los peores años de esta epidemia fueron lo más parecido a un "Día de difuntos", días de promesas incumplidas, satanización y persecución de los afectados, demonización de los homosexuales, ocultación de la verdad.

9 comentaris:

Xim ha dit...

Un típico y simple documental sobre el México de a finales de los 80s, no le pillo ni la gracia ni el sentido, y mucho menos conexión ninguna con el tema del sida, compárese si acaso con las últimas filmaciones del británico Derek Jarman, fallecido también víctima de la enfermedad, ahí si le veo más conexión...

beXotes anYway

X

Nacho ha dit...

Los modelos epidemiológicos del HIV en Mexico no tienen que ver nada con los modelos que por ejemplo se dan en España.
Yo puedo entender el sentido de esas imagenes duras, urbanas, y ancladas en un país de ricos pero aceradísimos contrastes.Realmente desde el 1986 en Mexico con una incidencia del HIV del 2,9 se pasa al 1989 a una incidencia del 18,3, esto es, una explosión y un crecimiento exponencial.Y a diferencia de lo que hay en España el 30% de casos se dan en homosexuales,el 48,5% se dan en prostitutos homosexuales y sólo el 8% en usuarios de drogas intravenosas.Los patrones de respuesta a la educación y a las campañas preventivas se caracterizaron por una fuerte tendencia refractaria, y es lógico que Wojnarowicz se implicara polarizadamente en un esfuerzo contrario.Y el título es muy sugerente..." ardor o fuego en mis entrañas"
Un excelente reportaje.

Squirrel ha dit...

La que se ha montado en Washington con el vídeo de Vojnarowicz, que el Smithsonian ha retirado ante protestas de la iglesia y grupos cristianos. Siempre acabamos topando con la iglesia, ¿verdad?. Qué cruz. ;-)

Anònim ha dit...

Excelente respuesta Nacho en contraste con "estos preciosos ridículos y pseudointelectuales" que creen saberlo todo y opinar siempre con la boca torcida y sentenciando. Qué asco de sabelotodo que en cada comment se retratan.

Uno ha dit...

Me pasa un poco lo que a Xim no le encuentro la conexión con el sida.
Teniendo en cuenta que se hizo en los 80 quiero imaginar que fué muy rompedor.
En cualquier caso, si ha molestado a la Iglesia y alrededores algo bueno tendrá.

Madame X ha dit...

La primera parte más difícil de ver, es que las peleas de gallo me ponen enferma. Seguramente ese es el efecto que quiere crear el autor. La segunda parte, me ha gustado más. Metáforas muy portentosas. Y así, en silencio, más.

Muy interesante, Pe-jota. Me encanta entrar aquí y descubrir cosas nuevas.

Un beso.

Xavier ha dit...

Tal com diu Uno si el documental a molestat a l’església segur que el missatge que volia transmetre es bo, encara que per els que no coneguem Mèxic s’ha ens faixi poc comprensible.

Pilar ha dit...

Hace poco leí sobre el daño que hizo a la investigación científica del Sida señalar a los homosexuales hombres como principales implicados. Hoy, como sabes, aunque está más controlado el contagio, por donde más crece en Europa es, cuando es la causa las relaciones sexuales, en las heterosexuales. La desgracia del ser humano es seguir siendo menor de edad.
Curioso el vídeo. Ese ojo mundial es inquietante.

senses and nonsenses ha dit...

no lo estoy disfrutando. intentaré verlo en otra ocasión, porque se trata de otra pareja muy interesante.

a mí me recuerda a Dziga Vertov, El hombre de la cámara, o Berlín, Sinfonía de una ciudad.
busco las consexiones con el SIDA. hay riesgo, hay sangre, hay muerte. pero sin tu explicación y sin datos sobre la biografía de Wojnarowicz no fácil relacionarlo.

lo tengo que volver a ver...
la última parte parece mucho más impactante.

un abrazo.