divendres, de desembre 17, 2010

El estallido de la primavera


Igor Stravinsky (17 Jinio, 1882 - 6 Abril, 1971), fotografía superior Russia, Julio de 1912.


Cuando Robert Craft le preguntó a Igor Stravinsky, ¿Qué es lo que más has amado en Rusia?, este le contestó

"The violent Russian spring that seemed to begin in an hour and was like the whole earth cracking. That was the most wonderful event of every year of my childhood."

Igor Stravinsky

10 comentaris:

Davidikus ha dit...

The first picture is v nice. Of course I knew the composer & I love the Sacre du Printemps. I do not know much about the man, though.

http://davidikus.blogspot.com/
http://www.davidranc.com

Xim ha dit...

Menos mal que has dejado la respuesta de Igor en inglés y no en ruso!!!...

No me gusta este tipo de música tan exagerada, parece más apropiada como banda sonora de una persecución en una peli de Hitchcock, para mí la primavera tiene que sonar como algo delicioso, delicado, quebradizo y frágil, no como si viniera el fin del mundo o se diera lugar a una lucha...

beXotes

Uno ha dit...

No se nada de la vida personal de Stravinsky y me estás provocando mucha curiosidad. En la entrada anterior donde aparecía con Diaghilev y su troupe y ahora con este desnudo y ese amor por los estallidos de la naturaleza.
Un abrazo

senses and nonsenses ha dit...

tb espero al estallido de la primavera.
¡Qué frío!
con la primera foto ...voy entrando en calor.

un abrazo.

Madame X ha dit...

Estoy con senses... deseando el estallido de la primavera con la fuerza y el vigor de Stravinsky. :-)

pon ha dit...

me uno a las peticiones por el estallido inmediato de la primavera!!!!

me encanta la foto 1, qué tierna.

Joao Baptista ha dit...

I miss Spring

Feliz Navidad

El Deme ha dit...

Pues el estallido del viento, el frío y la nieve también tiene su puntito romántico y dramático muy reconfortante, sobre todo si vas bien abrigado. ¡Viva el invierno!

Mery ha dit...

Al final siempre prevalece la bondad de las pequeñas cosas.
Aunque el estallido de la primavera es siempre grandioso.

Eduardo ha dit...

Preciosa anécdota.