dilluns, de novembre 29, 2010

Vintage Posado


Una auténtica y bella rareza fotográfica debido a la pose del modelo, más escultural que fotográfica, algo que era bastante inusual para este tipo de tomas.

Vía: Front Free Endpaper

15 comentaris:

Madame X ha dit...

Espléndida visión para un lunes. Hasta el taparabos me gusta :-)

Bon dia

Xim ha dit...

Sí, muy buena manera de empezar la semana, posa tan naturalmente que casi se convierte en estatua...

senses and nonsenses ha dit...

una estatua... muy bella.

no muy lejos de los canónes actuales. quizá ahora se lleve más el tipo musculoso.
...yo es que prefiero los huesos, las venas y tal, que el músculo.

un abrazo.

Champy ha dit...

Oye...

no se... de entrada me tiene trabajando....creo que es ganancia no?

Yo los prefiero por humanos y nada mas....la carne y el color y... no son requisito.

2046

Uno ha dit...

¡Un tanga del pleistoceno! Si ya está todo inventado.

Luz de Gas RadioBlog ha dit...

el tanga es tremendo

Pilar ha dit...

hummmm, coincido con los tertulianos, ¡cómo me gusta el tanga!
y tú
beso

tecla ha dit...

P.Jota, a golpe, me ha dado la impresión de que se había guardado sus funciones en una bolsa en forma de talega.

Te beso.


Buena foto.
Da gloria pasarse por tu blog.

Xavier ha dit...

Trista funció la del drap que ha de tapar l’esplendor bella d’un sexe.
¿ Que hi ha mes bonic que un cos nu ?

MM de planetamurciano ha dit...

Me alegra vivir en este tiempo...Los de antes no me gustaban...

pon ha dit...

qué pinta tan antigua

Mery ha dit...

Pues si, es pura escultura. Y bella.

Leo Carioca ha dit...

Muy bello. Pero se puede ver que es una belleza del pasado.

Joaquinitopez ha dit...

Desde luego una imagen deliciosa de la juventud. Ese muchacho siempre sería bello aunque estuviera ahora trotando con los Kalvin klein por encima de los pantalones. Pero Hay algo más. No quiere estar ahí medio desnudo. Hay rabia, tristeza, humillación en esa mirada. Rechaza su propio cuerpo, rechaza ser visto. En esta imagen se resume mucho lo que es la relación del hombre con su parte física hasta hace poco. Magnífica elección.

Justo ha dit...

A eso se le llama garbo...