dilluns, d’octubre 25, 2010

De Cortot a Raffaello Sanzio

Jean-Pierre Cortot (Paris, 1787 - Paris, 1843) El soldado Filípides anunciando la victoria, 1834, Museo del Louvre.

Tras la victoria de los griegos sobre los persas en Maratón (Primera Guerra Médica), un soldado, Filípides, corrió los más de cuarenta kilómetros que separaban la llanura de Maratón de Atenas para anunciar la noticia. Habiendo entregado su mensaje, murió de agotamiento. Cortot eligió para representar ese hecho histórico el momento en que el soldado se derrumba cansado. En un último estallido de orgullo, levanta el pecho y blande la palma de la victoria en alto.

Este atlético desnudo masculino proporcionó al escultor la ocasión de ejecutar una excelente escultura de corte académico. La pose recuerda al estudio "Othryades el espartano, moribundo" que Johan Tobias Sergel ejecutó, en 1779, como su pieza de admisión en la Real Academia de Pintura y Escultura de París, en la que el soldado reclinado se eleva para inscribir la palabra victoria en su escudo.

Johan Tobias Sergel (1740 - 1814) Othryades el espartano, moribundo 1778, Museo del Louvre

Othryades (Ὀθρυάδης) fue el único superviviente de los 300 espartanos que lucharon contra 300 argivos (Argos) por el control de Tyrea en la batalla de los Campeones. El hecho de ser el único superviviente le llevó al suicidio para no sobrevivir a sus compañeros. La estatua muestra a Othryades en su último esfuerzo, cuando usando su espada rota inscribe en su escudo "Victoria", como un mensaje a Zeus, el guardián de los trofeos.


La cabeza, echada hacia atrás, evoca la imagen de la clásica Alejandro Moribundo de la Galería Uffizi, Florencia, aunque el aspecto general de la composición escultórica nos recuerda al Eliodoro del fresco pintado por Rafael en el Vaticano "Eliodoro expulsado del templo"

"Eliodoro expulsado del templo" Raffaello Sanzio (1511-1512)


11 comentaris:

TUT ha dit...

Imprersionante la escultura de Cortot con Filipides moribundo tras anunciar la victoria de Marathon, es verdad que el fresco de Rafael recuerda algo esta figura. A mi tambien me recuerda la de Galo Moribundo ¿ no te parece ?

Un saludo

erva_cidreira ha dit...

2700 años desde la hazaña de Fidípides

Fidípides (530 aC–490 AC) fue un heraldo ateniense, fue enviado a Esparta para pedir ayuda cuando los persas desembarcaron en Maratón. Se calcula que la fecha exacta fue el 13 de Agosto de 490 a.C.


Antes de abandonar la ciudad, los generales de Atenas enviaron un mensaje a Esparta. El mensajero fue un ateniense llamado Fidípides, un profesional en carreras de larga distancia. De acuerdo con el relato que Fidípides hizo a los atenienses a su regreso, se encontró con el dios Pan (un fauno) en el monte Parthenium, sobre Tegea. Pan lo llamó por su nombre y le dijo que preguntara a los atenienses por qué no le prestaban atención, si él siempre se había mostrado cordial con ellos y los había ayudado en el pasado, y volvería a ayudarlos en el futuro. Los atenienses creyeron la historia de Fidípides y, cuando recuperaron su prosperidad, erigieron un templo a Pan bajo la Acrópolis y, desde que recibieron su mensaje, celebraron una ceremonia anual en su honor, con carreras de antorcha y sacrificios, para solicitar su protección.

En la ocasión de la que hablo -es decir, cuando los comandantes de Atenas le encomendaron una misión a Fidípides y éste explicó que había visto a Pan-, Fidípides llegó a Esparta un día después de haber salido de Atenas y pronunció su mensaje ante el gobierno espartano. "Hombres de Esparta -fue su mensaje- los atenienses os piden ayuda, y os ruegan que no permanezcáis de brazos cruzados mientras la ciudad más antigua de Grecia es aplastada y sometida por un invasor extranjero; Eretria ya ha sido esclavizada, y Grecia se debilita por la pérdida de una buena ciudad." Los espartanos, aunque se conmovieron por el ruego y querían brindarles ayuda, no podían hacerlo de inmediato sin quebrar sus propias leyes. Era el noveno día del mes, y dijeron que no podían marchar hasta que la luna estuviera llena. Así que esperaron a la luna llena, mientras que Hipias, el hijo de Pisístrato, guió a los persas a Maratón.


Heródoto (Histories, 105...106)

Tres_Leches ha dit...

Heródoto escribió 30 a 40 años después de los hechos que describe, por lo que es bastante probable que Fidípides sea una figura histórica. Si recorrió los 246 km que separaban a Atenas de Esparta en 2 días, por terreno escabroso, sería una hazaña digna de recordar.

El primer relato escrito conocido sobre una carrera de Maratón a Atenas se encuentra en la obra del escritor griego Plutarco (46-120), en su ensayo A la gloria de Atenas. Plutarco atribuye la carrera a un heraldo llamado Thersippus o Eukles. Luciano, un siglo después, lo atribuye a Fidípides. Parece probable que, en los 500 años transcurridos desde la época de Heródoto a la de Plutarco, se haya confundido la historia de Fidípides con la de la Batalla de Maratón.

Mientras que el maratón celebra la mítica carrera de Maratón a Atenas, desde 1982 una carrera anual desde Atenas a Esparta, el espartatlón, celebra la carrera -semihistórica, cuando menos- a través de 250 km de campiña griega.

es.wikipedia.org

Joaquinitopez ha dit...

Hay temas que perduran en el inconsciente colectivo, éste es uno de ellos, a pesar de los siglos. Magnífica selección, como siempre. Un descubrimiento el Fiipides de Cortot
Un abrazo

Justo ha dit...

Que este último y titánico esfuerzo haya sido plasmado de manera tan sensual es un bello homenaje a quienes dedicaron su último soplo de aliento a un empeño colectivo... seguramente ese último estertor no fue tan estilizado.

El Deme ha dit...

Y con esos gestos se escribió la historia.

MM de planetamurciano ha dit...

Le tengo cierta tirria al arte ke se hizo en el siglo XVIII, tan embarado y academicista, pero estas entradas suyas de arte no me pueden gustar más.

senses and nonsenses ha dit...

me gusta la escultura (la primera), pero lo que es impresionante es el fresco de Rafael.
ahora me pregunto cuál será el próximo post, ...que tpc das tú puntada sin hilo.
Maratón cultural para los que seguimos tu blog.

un abrazo.

erva_cidreira ha dit...

2700 años de la hazaña de Fidípides
Fidípides (530 aC–490 AC) fue un ateniense enviado a Esparta para pedir ayuda cuando los persas desembarcaron en Maratón. Se calcula que la fecha exacta fue el 13 de Agosto de 490 a.C.

Antes de abandonar la ciudad, los generales de Atenas enviaron un mensaje a Esparta. El mensajero fue un ateniense llamado Fidípides, un profesional en carreras de larga distancia. De acuerdo con el relato que Fidípides hizo a los atenienses a su regreso, se encontró con el dios Pan (un fauno) en el monte Parthenium, sobre Tegea. Pan lo llamó por su nombre y le dijo que preguntara a los atenienses por qué no le prestaban atención, si él siempre se había mostrado cordial con ellos y los había ayudado en el pasado, y volvería a ayudarlos en el futuro. Los atenienses creyeron la historia de Fidípides y, cuando recuperaron su prosperidad, erigieron un templo a Pan bajo la Acrópolis y, desde que recibieron su mensaje, celebraron una ceremonia anual en su honor, con carreras de antorcha y sacrificios, para solicitar su protección.

En la ocasión de la que hablo -es decir, cuando los comandantes de Atenas le encomendaron una misión a Fidípides y éste explicó que había visto a Pan-, Fidípides llegó a Esparta un día después de haber salido de Atenas y pronunció su mensaje ante el gobierno espartano. "Hombres de Esparta -fue su mensaje- los atenienses os piden ayuda, y os ruegan que no permanezcáis de brazos cruzados mientras la ciudad más antigua de Grecia es aplastada y sometida por un invasor extranjero; Eretria ya ha sido esclavizada, y Grecia se debilita por la pérdida de una buena ciudad." Los espartanos, aunque se conmovieron por el ruego y querían brindarles ayuda, no podían hacerlo de inmediato sin quebrar sus propias leyes. Era el noveno día del mes, y dijeron que no podían marchar hasta que la luna estuviera llena. Así que esperaron a la luna llena, mientras que Hipias, el hijo de Pisístrato, guió a los persas a Maratón.

(Histories, 105...106)

pon ha dit...

una maravilla conectada con otra maravilla, y ésta con otra y con otra..........

Juraría que de la llanura de Marathon a Atenas hay 42 km y 195 m.

Uno ha dit...

De niño, que lo sepais todos, PE-JOTA era un as jugando a la Oca. De oca a oca podía llegar hasta la Grecia antígua. Y mas.