dissabte, de setembre 25, 2010

La Verdad, la Historia y el Tiempo

"La Verdad, la Historia y el Tiempo", Francisco de Goya (también conocido como "Alegoría de la adopción de la Constitución de 1812". Nationalmuseum (Estocolmo, Suecia).

Óleo sobre lienzo pintado hacia entre 1797 y 1800 por Francisco de Goya representa una alegoría acerca de la verdad histórica y el papel imprescindible del tiempo en el desvelamiento de esta.
El tiempo representado como un anciano alado que sostiene un reloj de arena, nos trae a la verdad del brazo, mientras la historia escribe la crónica de los hechos.

Esta pintura es conocida también como "España, el Tiempo y la Historia" una alegoría de la Constitución de 1812. El tiempo hace avanzar a España hacia la luz, ostentado en su mano derecha una copia de la Constitución de Cádiz de 1812 y en la izquierda el cetro real, como símbolo de la sumisión de la Corona a la Constitución, mientras la historia pisa las antiguas leyes absolutistas.

Boceto de la Verdad, la Historia y el Tiempo, Francisco de Goya, también conocido como "Alegoría de la adopción de la Constitución de 1812". Museum of Fine Arts (Boston, Estados Unidos).



"Los esclavos felices" ópera con libreto de Luciano Francisco Comella estrenada con gran éxito en Bilbao el 27 de noviembre de 1793. Arriaga contaba sólo 13 años. Desgraciadamente, la partitura de la ópera completa no se ha conservado, sólo se pudo reconstruir la obertura y unos números posteriores, labor realizada por Juan de Eresal.

6 comentaris:

Uno ha dit...

Cuando no me sorprendes con el artista me sorprendes con una obra desconocida para mi. Como esta de Goya con ese interesante planteamiento.

Un abrazo

Joaquinitopez ha dit...

Desde luego una gran obra cargada de sentido aunque no sea ni de lejos la más conocida del autor. Desde luego cobra más fuerza por la situación en que se encontraba este país en aquel momento.
Un abrazo

tecla ha dit...

Qué maravilla de obra. Está llena de luz.
Un verdadero placer para la mente.
Eres estupendo P. Jota.

Justo ha dit...

No conocía el cuadro...

Me encanta que la Historia sea esa chica tan jovencita y, en apariencia, tan fresca y casi cándida, quizá por la página que en ese momento está escribiendo..

¡Y la Verdad! ¡Ay, qué rostro el de la Verdad? ¿Cómo sería el de la Mentira?

Xavier ha dit...

!!La nua veritat!!

senses and nonsenses ha dit...

tpc conocía el cuadro.

a Arriaga sí, claro, jajaja.

un abrazo.