dissabte, d’agost 14, 2010

Maravillosa Audrey


Haciendo un paréntesis en mis vacaciones, como hago siempre, me entero por la prensa de que en los U.S.A. está arrasando, en las librerías, Sam Wasson con su "Fifth Avenue 5 a.m. Audrey Hepburn, Breakfast at Tiffany's and the dawn of the modern woman", un libro cargado al parecer de maravillosas anécdotas y consecuencias del rodaje de esta estupenda película. Por poner algunos ejemplos, nos enteramos de que Truman Capote quería desesperadamente a Marilyn Monroe para el papel principal, el director Blake Edwards rodó dos finales diferentes, Audrey Hepburn, en aquellos momentos esposa de Mel Ferrer, vivía un perpetuo conflicto entre su papel como madre y como estrella de cine, el papel le llegó a George Peppard de rebote al ser rechazado por Steve McQeen.

Audrey Hepburn con el maravilloso y mítico vestido negro obra de Hubert de Guivenchy

Originalmente, en la novela, Holly era bisexual, pero al entrar en la producción Audrey Hepburn, este matiz desapareció por completo, así como la homosexualidad de Paul Varjak (George Peppard)



Un más que interesante conjunto de personas: Truman Capote, Blake Edwads, Edith Head, Hubert de Givenchy, el tema "Moon River " del compositor Henry Mancini con letra de Johnny Mercer, y por supuesto, Audrey Hepburn , Wasson nos sumerge en la Norteamérica de finales de los cincuenta antes de Woodstock y del control de la natalidad, cuando una chica no demasiado virginal llamada Holly Golightly creará todo un revuelo, cambios en la moda, el cine, el sexo y el hecho de que ser joven y soltera en Manhattan pasa a ser cool.


De hecho, hoy en día, podemos afirmar que personajes como el de Carrie Bradshaw de "Sexo en Nueva York" tienen una deuda de gratitud con "Desayuno con diamantes" .

+Información:

http://www.elpais.com/la rebeldía de un desayuno
http://www.nytimes.com/2010/06/14/books/14book.html

20 comentaris:

Joaquinitopez ha dit...

Esa pelicula va creciendo con los años y lo de relacionarla con Sexo en Nueva York viene a ser como relacionar la buena comida con un regimen adelgazante o como relacionar un Van Gogh con una mancha de pintura que se ha caído por accidente. Quizás no sea justo pero todas las de Sexo en Nueva York juntas no alcanzan ni la suela de los zapatos de Holly/Audrey.
Afortunadamente nos queda la película para disfrutarla. Estoy deseando que se edite el libro en castellano.
Un abrazo

Uno ha dit...

Creo que el personaje de Holly abrió muchos caminos a un nuevo tipo de mujer.
Que sigas disfrutando de tus vacaciones.

Joao Baptista ha dit...

Maravilhosa mesmo!

AntWaters ha dit...

Pááásalo bien... yo aún tengo o tendría que ver esa peli; la Hepburn que a mí me mola es la Katharine XD Así que hizo desaparecer la homosexualidad jaajja De todos modos no me parece una actriz, mujé, en nada sexual

besos

Squirrel ha dit...

Lo tengo en mi lista de lecturas veraniegas y en cuanto termine con Patti Smith, cae fijo. La novel es mucho más "gender bender" e interesante que la película pero sin la película la novela estaría olvidada. Por su culpa, las mujeres neoyorquinas se abonaron a la anorexia, no se ponen ropa que no sea negra y no se quitan jamás las gafas de sol.

Tengo un nuevo espacio, http://erraticsquirrel.blogspot.com/, espero que te pases!

Feliz verano.

Squirrel ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Allau ha dit...

Lo más curioso es que la Golightly original, la de Capote, era poco menos que una putilla; pero el cine es capaz de esas alquimias y, si no, ahí está Audrey para redimir lo que sea.

...Runagay ha dit...

La Audrey no es ningún icono para mi, sorry, ahora lo que es el Peppard es que me derrite....

Champy ha dit...

A mi si me gusta...sin enloquecer por ello, mas le guardo un cariño y respeto especial...

Si hubieran respetado las preferencias sexuales de los protagonistas la historia hubiera sido otra...

2046

Champy ha dit...

Andas en la playa??

Agarra una caracola, pontela en la oreja y verás lo que te voy a decir desde aquí hasta allá...

2046

El Deme ha dit...

Audrey Hepburn y este Desayuno crearon un estilo de vida y una manera de ser y vivir que aún llega a nuestros días. Y sí, los moños que se nos planta Audrey son referencia en los peinados de Carrie, sin duda.
Pe-jota, ¡gracias por asomarte aquí!

pon ha dit...

No me imagino la peli con Marilyn y McQueen, por mucho que me gusten, como no me imagino Con faldas y a lo loco con otra que no fuera Monroe, Curtis o Lemmon........es redonda tal cual.

La modernidad de Desayuno....es alucinante. La Bradsahaw se inspira, pero le faltan eones, aunque hace méritos, eso sí. Y ya tiene valor la chica, porque Audrey creó un tipo de mujer adelantadísima a su época, sobre todo estéticamente, junto con sus directores y ese milagro con aguja e hilo que se llamaba Givenchy.

@ELBLOGDERIPLEY ha dit...

¡Hola nen! Te quería comentar las últimas entradas antes de irme de vacaciones, e incluso durante, pero ya no me dio tiempo. Tenía algunas molestias cervicales, así que lo dejé para cuando estuviera mejor.

Es verdad que el personaje de la novela y el de la película no concuerdan mucho. La película está completamente mediatizada por Blake Edwards.
Es cierto que en la novela, Holly es una prostituta, y ni siquiera era ese su verdadero nombre: parece que antes se llamaba Lula Mae Barnes, y era una campesina algo ladronzuela.
Capote quería a Monroe, pero la verdad que no tuvo mucha suerte con sus gustos y preferencias en cuanto a actrices para llevar sus novelas al cine: la infancia de Holly, parece ser que tiene bastante que ver con la de Monroe, (las malas lenguas dicen también que el personaje de Holly tenía algo que ver con Lee Radziwill, la hermana pequeña de Jackie)...
Como quiera que sea...la agente de Marilyn se negó a que hiciera el papel. Capote y Marilyn eran amigos, pero su amistad se truncó (como la que tenía con Lee), por un relato -parece que bastante autobiográfico- que Capote escribió sobre Marilyn en "Música para Camaleones": Ella se sintió traicionada por unas confidencias íntimas que le hizo, que el escritor contó en ese relato...
Capote tenía unas fijaciones tremendas con algunas actrices, aunque Audrey no le convencía, no cargó demasiado contra ella, teniendo en cuenta la "lengua viperina" que tenía con algunas otras. A Meryl Streep que ya empezaba, la bautizó como "la cuello pollo" tal cual:-)

Petonets!

senses and nonsenses ha dit...

no había caído en que carrie bradshaw era la hija pija de holly golightly. ...es que ella no fue nunca una referencia.
soy más de Sally Bowles. con ella sí que me iría a desayunar, a tiffany's o a cualquier antro.

besos.

TUT ha dit...

Yo tambien estoy de vacaciones y solo un post sobre mi "ángel particular" Audrey, me ha decidido a poner un comentario, Espero que el libro salga pronto en España.

Un abrazo

tecla ha dit...

Vuelves a deleitarme nuevamente con tus post.
Adoro a Audrey y sí es cierto que existe una cierta similitud con Carrie.
Pero dónde va aparar.
Un abrazo.

guillo ha dit...

Amo este desayudo, como si el amor naciera asi en cada mañana de cada vida que buscamos sin saber que estaba alli esperandonos desde hace tanto tiempo, solo que no teniamos los ojos bien abiertos para tomarlo entre nuestros brazos y correr con el. Un abrazo Guillo

antonia obiol y corcoll ha dit...

Notable blog el tuyo...

Saludos

Pilar ha dit...

Hola, precioso, que sigan esas vacaciones. Yo ya me incorporo nuevamente a tu blog, al mío y al mundo en general.
A mí Audrey Hepburn siempre me ha parecido una persona asexuada, a pesar de su vocación femenina declarada. Serán esos huesitos tan lindos de diseño que calza.

Muchos besos, nos vemos, disfruta, ni qué decirlo. Muasc

Xavier ha dit...

No soc capaç d’imaginar-me aquesta (per mi) joia de pel•lícula interpretada per altres actors.
No veig a Marilyn en aquest paper i a Steve McQeen encara menys, tot i que tos dos son icones del setè art i personatges i actors que m’han agradat moltísim.